Terremoto en Globovisión

Por • 15 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Trincheras de Ideas

ión se está produciendo un terremoto. En mayo de 2009, con motivo de la ofensiva que desatara el gobierno y el Estado contra la ilegalidad que mantenía ese canal, ofensiva frustrada en buena medida por los errores políticos de sectores ultra izquierdistas como lo fueron los cometidos por Lina Ron y su grupo, que le dio armas a Ravell para un respiro que se prolongó 8 meses, en aquella fecha, en un trabajo que titulamos: ¿Saldrá globoterror del aire o saldrá Alberto Federico?, dijimos:

“¿Si tienen la experiencia de RCTV, por qué Zuloaga, Mezerhane y los dueños reales de Globoterror, no detienen una posible sanción, que quizás contemple el cierre definitivo del Canal, para no perder la única trinchera que les queda, habida cuenta que ya perdieron el Canal 2, haciendo un giro estratégico que baje la presión sacrificando el mayor factor de confrontación y enfrentamiento al gobierno, es decir, sacando a Ravell del juego, quitándole la dirección del Canal?

A veces hay que saber ceder; ya los golpes que ha recibido la burguesía son muchos en los últimos meses, el último lo acaba de recibir Zuloaga al ser descubierto como acaparador de vehículos. No hablemos de las derrotas políticas, como el triunfo de la Enmienda Constitucional el 15 de febrero de 2009; la derrota de la subversiva política de acaparamiento de los alimentos y la agresiva política gubernamental para obligar a producir arroz para el consumo del pueblo. Eso sólo para mencionar una. La burguesía va perdiendo cada vez más terreno, están recibiendo más golpes, más palo que una gata ladrona. Su soberbia, engreimiento, intransigencia, se resquebraja; el auto cierre de muchas de sus empresas y seguir, fatuamente, creerse infalibles, invencibles, los está llevando a la ruina y a la desintegración. A través de Globoterror buscan agudizar la lucha de clases, y cada vez que sacan la cabeza golpista, el pueblo se las quita de un solo tajo.

Un líder como Ravell le hace, evidentemente, un atroz daño a la burguesía, la está conduciendo por un despeñadero, actúa como un demente, un ser irracional, con una carga de odio que le corre por los poros y está arrastrando, en su anti ética y torpe conducta, por un despeñadero a todo el personal que labora en Globoterror, la mayoría disociada, algunos engañados, cometiendo error tras error, ¿hasta donde resistirán?

La salida de los oligarcas dueños de Globoterror, es sacar del juego a Ravel antes que sea tarde y los pierdan todo: el chivo y el mecate. El Gobierno transfirió CONATEL al Ministerio de Obras Públicas y el ministro Diosdado Cabello direcciona la institución en el sentido de hacerla actuar como la ha debido hacer hace mucho tiempo. Los fuegos de la artillería gubernamental parecen apuntar a todos los flancos de la oligarquía mediática, no es mucho lo que hay que esperar, a no ser, que los Zuloaga, los Mezherane y compañía oligarca sacrifiquen al demente de Ravell, cambien la línea de la televisora o abran sus espacios a sectores sociales”. (24-05-09) (Publicado en Aporrea, Y Ahora, El Peatón, entre otros medios.

8 MESES DESPUÉS SALE ALBERTO FEDERICO CON LAS TABLAS EN LA CABEZA
Parafraseando al título de una obra de Gabriel García Márquez, la salida de Ravell de Globovisión era una muerte anunciada, de alguna manera los errores de Lina Ron y su grupo ultroso, que le hicieron de alguna forma el juego a las maniobras del grupo de Ravell –porque él no es sólo él, es un siniestro grupo ultra fascista que sigue lineamientos de los aparatos de inteligencia norteamericanos y del Comando Sur– y otras maniobras y zancadillas le permitieron alargar su estadía en el Canal que, desde ese entonces, agudizó su política subversiva, provocadora y abiertamente golpista contra el gobierno.

Pero su muerte estaba anunciada, fue una muerte lenta, a la parrilla, guisándose poco a poco en su propia envenenada salsa. En los estertores agudizaron su anti periodismo, la negación de toda ética, el inocular la violencia, el odio, la mentira; el uso de maniobras bastardas, zancadillas, empujones, chantajes, villanías, canalladas, provocaciones; el uso de un medio público para dañar al país y su población. Todo giraba en función de destruir a Chávez y contribuir a su derrocamiento violento, manejar a un oposicionismo estúpido, obtuso, burda marioneta manejada por la embajada yanqui y la CIA. Crisis artificial, mediática, virtual.

Dentro del cuadro político de tensión que la misma oligarquía crea artificialmente en el país, dentro de su demencial manipulación de la conciencia de diversos sectores de nuestra población que están no pocos síquicamente disociados, dentro de las luchas antagónicas dentro de la burguesía venezolana que ven seriamente amenazados sus interese económicos y políticos ante la ofensiva revolucionara, hay que darle una lectura a la salida del golpista mayor de la dirección el Canal 33 y con él, naturalmente, todo el combo de soeces seudo periodistas, comentaristas, soporte fundamental de esas políticas: el Mata Curas, Nitu Pérez, Carla Angola, Kiko… y para usted de contar.

Sin dudas que la salida de Ravell significa un duro y contundente golpe político para la extrema derecha interna y externa, más allá de lo que pueda decirse para explicar o justificar las causas de su salida. Él es un cuadro de la derecha de primera línea que con su demencia política logró arrastrar tras de sí a un sector social de la clase media, incluso de la burguesía, de la oligarquía política, a quienes manejó y manipuló con el medio de comunicación. Por años construyó pacientemente, con la asesoría de especialistas de la CIA, la contrarrevolución cubano/mayamera, CNN, una plataforma golpista que fue –y es aún– ariete de la contrarrevolución.

¿Se desploma, con la salida de Ravell, esa siniestra estructura, inexistente ya el canal golpista RCTV como medio público, duramente golpeada su transmisión por cable, y con una enorme presión popular para que se le quite la concesión a Globovisión?

Se dio, a nivel de las cúpulas de la oligarquía, algo más que una escaramuza, es que en su acelerado proceso de descomposición, de deterioro, de profunda dependencia de una potencia extranjera que vive una aguda crisis financiera y de las transnacionales de la información, llegaron a un grave punto de alarma: sin financiamiento externo, sin publicidad interna, sin otro ingresos, el banco de Mezerhane a punto de salir de la Cámara de Compensación y la amenaza de CONATEL de un posible cierre del canal por su violación sistemática de la Constitución y las leyes.

¿Con la salida de Ravell, el canal cambiará su línea política, bajará el golpismo en todos sus programas, saldrán los seguidores incondicionales del depuesto rey?

La salida afecta a la contrarrevolución. En ausencia de partidos políticos, descompuestos y desaparecidos desde 1998, el canal cumplió esa función, fue el partido más fuerte del oposicionismo, ¿quién vendrá a ocupar el puesto de ese general de batallas memorables como el golpe de 2002, el paro terrorista petrolero e infinidad de acciones subversivas?, porque la salida de Ravell afecta decisivamente a la contrarrevolución, la debilita más. Esperemos los acontecimientos de tan mortales enfrentamientos entre burgueses pillos, terroristas y malandros. Los hechos nos dieron la razón.

Humberto Gómez García
humbertocaracola@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario