Fenómeno El Niño intensifica variaciones del clima en América

Por • 15 Feb, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

El fenómeno climático El Niño, que suele alterar de cada 2 a 7 años los sistemas atmosféricos del continente americano, ha variado intensamente los registros meteorológicos en varios países, lo que ha desencadenado emergencias.

En el norte del continente, en Vancouver, Canadá, el poco frío y nieve obligó a los organizadores de los Juegos Olímpicos de Invierno a postergar algunos eventos de esquí, dice la cadena BBC.

Las cálidas temperaturas, con mínimas de 8ºC, transformaron a la pista de la montaña Whistler en un tobogán de nieve derretida.

En Estados Unidos, los habitantes de Nueva York y Washington fueron tapados bajo aluviones de nieve que obligaron a cerrar escuelas, oficinas del gobierno federal y la sede de Naciones Unidas. Los vuelos hacia Nueva York también sufrieron disturbios, refirió AFP.

Entre fuertes lluvias y severas sequías
En Cuba ocurrió un déficit de precipitaciones entre agosto y octubre de 2009, situación que continúa hasta la actualidad.

Al mismo tiempo, a miles de kilómetros de allí, Río de Janeiro sudaba bajo su peor ola de calor en 50 años, con temperaturas superiores a las del desierto del Sahara, según los servicios meteorológicos brasileños.

El martes 9 de febrero ninguna parte del planeta superó los 46,3 ºC registrados en Río, salvo Ada, una ciudad situada en el este de Ghana, en África, donde se registró una temperatura 2ºC más alta, según datos de la Organización Mundial de Meteorología.

Al mismo tiempo, inundaciones mortales se registraron en otras regiones del continente.

Las lluvias que llevan dos meses cayendo en el estado brasileño de Sao Paulo, cerca de Río de Janeiro, ya mataron a más de 70 personas.

Otras 10 personas murieron en Bolivia, donde un diluvio afectó a 22 mil familias y dañó grandes extensiones de campo.

En Perú, las autoridades tuvieron que enfrentar graves inundaciones que aislaron sus famosas ruinas incaicas de Machu Picchu, obligando a evacuar por aire a dos mil 200 turistas bloqueados el mes pasado.

En Argentina, el estado de emergencia fue declarado en Buenos Aires por temor a que el río Paraná se desbordara.

Emergencia eléctrica
En Ecuador, al contrario, el problema fue la falta de agua, no el exceso, con la peor sequía en este país andino desde hace 40 años.

Igual situación vive Paraguay, país que tiene dos represas hidroeléctricas que son de las más grandes del mundo y que generan el 85% de toda la electricidad que se exporta a América del Sur. Pese a ello, la ola de calor que supera diariamente los 40 grados centígrados, motivó cortes diarios de energía eléctrica y la declaración de emergencia energética.

La culpa no es sólo de El Niño
Pero todo esta altercación climática en diferentes partes del continente no es únicamente culpa del fenómeno natural. Las causas van más allá, pues los científicos han indicado que el aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) proveniente, en su mayoría, de los países industrializados ha provocado la intensificación del fenómeno y el consecuente aumento de la temperatura global.

La voracidad de los países capitalistas que consumen más electricidad, alimentos y combustible ha contribuido enormemente con la alteración del clima.

Durante su discurso en la Cumbre sobre Cambio Climático, realizada en Copenhague, Dinamarca, el presidente de la República, Hugo Chávez, expresó: “El cambio climático es, sin duda, el problema ambiental más devastador del presente siglo”.

“Inundaciones, sequías, tormentas severas, huracanes, deshielos, ascenso del nivel medio del mar, acidificación de los océanos y olas de calor, todo eso agudiza el impacto de las crisis globales que nos azotan”, dijo.

Chávez destacó que: “La actual actividad humana supera los umbrales de la sostenibilidad, poniendo en peligro la vida en el planeta, pero también en ello somos profundamente desiguales.

‘Quiero recordarlo: los 500 millones de personas más ricas, esto es el 7% de la población mundial, es responsable del 50% de las emisiones contaminantes, mientras que el 50 % más pobre es responsable de sólo 7% de las emisiones contaminantes”.

Ante esto, Chávez llamó a cambiar los patrones de consumo y avanzar hacia el Socialismo. “Seamos capaces de hacer de esta Tierra no la tumba de la humanidad, hagamos de esta Tierra un cielo, un cielo de vida, de paz, y de paz de hermandad para toda la humanidad, para la especie humana”, reflexionó.

ABN 14/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario