Las responsabilidades del núcleo

Por • 14 Feb, 2010 • Sección: Un Grano de Maíz

Si consideramos a la humanidad en su totalidad, podremos identificar zonas activas, son los núcleos que determinan el movimiento de la sociedad humana.

Son las que disputan la dirección del mundo, esta pugna es principalmente, decisivamente ideológica, no es, como podría parecer a primera vista, económica, material. Ilustremos con un ejemplo:

Cuba, en la segunda mitad del siglo pasado, determinó el movimiento del Continente y también del mundo, fue núcleo generador, y nadie duda que lo hizo por las ideas, con el ejemplo.

Nos mostró que otra manera de organizar la vida es posible, y que esa nueva manera rescata la condición humana del humano.

Hoy el mundo carece de un núcleo alterno al capitalismo, los países que alguna vez tuvieron ese papel fueron derrotados, el Socialismo que allí surgía embrionario, fue atrapado, los dirigentes no supieron, las condiciones no estaban dadas para saber proteger la concreción del sueño de las garras de la costumbre, de la tradición.

Así la construcción del mundo nuevo fue postergada. La zona activa del capitalismo quedó sin ningún obstáculo, produjo teorías que la justificaran y la perpetuaran, se dictó el fin de la historia, el fin de las teorías revolucionarias, el capitalismo arropó al mundo.

Fue aquí en Venezuela que se produjo el nacimiento de la Esperanza : con la Revolución Bolivariana se abrió de nuevo la puerta al sueño. Bolívar encontró a sus herederos, los revolucionarios dejaron de ser parias, se recordaron los olvidos, regresaron las antiguas banderas, se cavaron de nuevo las trincheras.
Venezuela se convirtió en posibilidad de Zona Activa Revolucionaria, en núcleo.

De esta situación se desprenden muchas responsabilidades. Veamos.

Ahora que el mundo se sabe al borde del abismo llevado por la voracidad capitalista, ser Núcleo Socialista no es un asunto de poca monta, de instalar un tipo de sistema en un país, que permitía ensayos, experimentos híbridos, ir poco a poco.

¡No! Ahora la responsabilidad es de vida o muerte: Es necesario construir el Socialismo, mostrar al mundo que es posible, que la humanidad tiene salvación. No podemos aspirar a menos, conformarnos con menos.

La primera responsabilidad que tenemos es consolidarnos, existir.

Para eso es imprescindible fortalecer la conexión Chávez-Pueblo, defenderla, blindarla. Evitar todo lo que atente contra ella, combatir dudas y debilidades, responder a los ataques oligarcas.
Evitar ausencias que den la sensación de abandono, impedir brechas por donde penetre el enemigo.

Debemos consolidar el Socialismo, afinar la teoría que nos guía, construir las Zonas Socialistas, territorio para la formación del Hombre Nuevo, de las relaciones fraternas entre los hombres y de estos con la naturaleza.

Derrotar las tentaciones de resolver los obstáculos con las “armas melladas del capitalismo”.

Diferenciarnos claramente de los oligarcas, demostrar al Pueblo que sólo la Revolución nos puede redimir como seres humanos, y que el proyecto de los oligarcas, por más ficciones que pinten, es un proyecto suicida a corto plazo.
¡Chávez es Socialismo!

¡Irreverencia y Lealtad!

27/01/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario