La democracia que certifica el capitalismo

Por • 14 Feb, 2010 • Sección: Un Grano de Maíz

En el mundo existen dos tipos de democracias: las que certifican el capitalismo, y las democracias que no son certificadas por el imperio capitalista mundial.

En Honduras se develó la verdadera esencia de la democracia capitalista: no es tal democracia, en realidad es una forma nosutil de dictadura capitalista: todo lo que esté con el sistema es ético y todo lo que intente superarlo es aplastado.

Así, pinochet fue para ellos una democracia, miembro de la OEA , pero Chávez es “democracia de origen y dictadura de ejercicio”. Para ellos, Zelaya no sufrió un golpe, las elecciones de Honduras fueron legítimas, y aquel gobierno entrará, tarde o temprano, a la OEA.

Lo de Honduras nos obliga a repensar lo internacional, a la democracia. Ya los viejos esquemas de gobiernos progresistas, de izquierdistas, de batallas en organismos regionales no sirven para interpretar al continente. Veamos.

La OEA, fue incompetente, o mejor, no quiso ser competente a la hora de resolver lo de Honduras, no pudo, o no quiso hacer algo más allá de declaraciones vacuas.

Pero estará atenta a la menor intención del Gobierno Bolivariano de “violar la carta democrática”, o los “derechos humanos”, ya tienen las comisiones interventoras. Demostrará que es una agencia del imperio capitalista.

La OEA es un organismo guardián del capitalismo, por tanto, enemigo del Socialismo.

Nosotros deberíamos considerar seriamente salirnos de la OEA , allí cada vez son más los gobiernos de derecha, y cada vez más ese organismo actúa y actuará como disuasivo de las intenciones socialistas del continente. En otras palabras, no podremos avanzar hacia el Socialismo y simultáneamente permanecer en la OEA, para ese rompimiento debemos prepararnos.
Con más razón si recordamos a Fidel en una de sus reflexiones, nos decía que se vislumbra un giro del continente hacia la derecha.

Algunos ejemplos: Pepe Mujica, uruguayo, exguerrillero, se inclina por el subcapitalismo brasilero, rechaza el rumbo al Socialismo del ALBA, lo ataca con furor de renegado, así se define, se alinea, se humilla al bando capitalista.

En Chile, las próximas elecciones son entre derecha y más de derecha, y los renegados de la Revolución. Allí no hay esperanzas, por ahora.

El Socialismo debe curarse en salud, aprender de Honduras:

Primero. Las elecciones capitalistas son una farsa que intenta sustituir la masa actuante, la que construye, por una fracción siempre minoritaria de masa votante, cuya legitimidad le viene de la aprobación del imperio. Allá los meses de inmensa movilización no cuentan más que una mañana de votación manipulada.

Segundo. Es necesario construir otra manera de valorar la voluntad popular. Otra manera de funcionar las elecciones y lo que se elija.

Tercero. Los organismos internacionales de países capitalistas son, por supuesto, para defender el capitalismo, subordinados a los intereses de los grandes países capitalistas.

Cuarto. País en Revolución debe prepararse, porque tarde o temprano su avance lo obligará a separarse de los organismos internacionales del capitalismo.

¡Chávez es Socialismo!

¡El Nobel para Los Cinco!

¡Irreverencia en la Discusión , Lealtad en la Acción !

18/01/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario