Chávez: Hipermercado Bicentenario es un reto para construir el comercio justo en Venezuela

Por • 14 Feb, 2010 • Sección: Economia, Noticias Nacionales

La empresa expropiada a especuladores, es ejemplo para romper el esquema dominante y construir el nuevo camino Socialista / Este gobierno es absolutamente democrático porque es del pueblo y para el pueblo y no de minorías ricachonas / Políticas del Gobierno están ajustadas a la Constitución, pese a las acusaciones de los oposicionistas

“No es cambio de dueños es cambio de código, cambio de conducta y de valores (…) El Hipermercado Bicentenario es ejemplo de cuántas cosas podemos hacer para romper con un esquema dominante (capitalista) y abrir, construir, el nuevo camino…”, dijo el Jefe de Estado, Hugo Chávez Frías, tras dejar inaugurado, en Barquisimeto, estado Lara, la empresa de propiedad social que será manejada por sus propios trabajadores y bajo el concepto de precios justos para el consumidor venezolano.

Al destacar que estas nuevas instalaciones de comercio justo fueron bendecidas por los sacerdotes larenses Rojas y Freitas, el Presidente dijo que ya están liberadas del capitalismo. “Ya comenzamos una zona socialista para que el mundo vea lo que es el Socialismo”, adelantó, mostrando que los precios de los productos exhibidos en muchos casos son hasta 50% menos que en el mercado capitalista, incluyendo los que ofrecía la anterior franquicia privada “Éxito”.

Dijo que en esta nueva concepción del comercio, la plusvalía capitalista (la ganancia obtenida del esfuerzo de los trabajadores) hay que utilizarla para la seguridad de los trabajadores, planes de vivienda, garantizar prestaciones sin quebrar la empresa.

“Ustedes tienen en sus manos una prueba y un reto. Tengo plena confianza en que vamos a superar el desafío (…) Vamos a hacer más productiva la empresa en función de la ganancia social”, señaló, explicando que esa ganancia es la que se repartirá entre todos, incluyendo al consumidor, que adquirirá sus productos con justicia.

Con el propósito de ampliar esta ganancia social, para la cual acuñó el término “Plustrabajo”, sugirió aplicar reducciones en el costo de producción, trabajando con mayor eficiencia y cuidando escoger a los proveedores, aprovechando la capacidad de importación del Estado venezolano para traer mercancías de calidad, pero más baratas del exterior, y produciendo en Venezuela los productos de primera necesidad.

“Aquí se bañarán con la praxis del mundo nuevo el Socialismo, la igualdad, la justicia”.

En la ceremonia oficial, el Mandatario Nacional constató, mediante un pase satelital Simón Bolívar, el funcionamiento de otro Hipermercado en Valencia, estado Carabobo, y comentó que la media docena de locales que fueron expropiadas y cambiaron a Bicentenario, seguirán expandiéndose en todo el territorio, para lo cual ordenó planificar un proyecto en esta dirección. “Porque el Hipermercado Bicentenario se va para los barrios, lo multiplicaremos en los barrios”.

El Comercio Justo:
El Presidente, en un conversatorio con el personal de este gigantesco negocio donde se venden productos de primera necesidad, línea blanca y otros artículos, dijo que en la transición al Socialismo se deben atacar las tres actividades del comercio: la primaria, que es la producción; la secundaria, que es la transformadora y el procesamiento; y la terciaria, que consiste en la distribución y consumo.

“El Socialismo tiene que atacar los tres ámbitos y el modelo de consumo (…) Éste es el reto que nos trajo hoy a Barquisimeto: el comercio justo”.

“Si nosotros no transformáramos el modelo económico que ha existido desde siempre en Venezuela, estaríamos cayéndonos a coba. El Socialismo no se puede hacer a puro grito y canciones, o para ganar solamente elecciones y elecciones y ganando alcaldías y gobernaciones y Consejos Municipales, o la Asamblea Nacional o la Presidencia de la República”, exhortó.

“Ni el socialismo se hará sólo con la caridad, con el buen corazón de las mayorías…” advirtió de seguidas. “El Socialismo tiene que ser y es un proyecto integral, científico y abarca ámbitos: el moral, la conducta, los valores humanos, el amor, la igualdad, la solidaridad”, explicó, añadiendo que, además, también debe incorporar el manejo eficiente de la estructura económica, para cambiar el modelo capitalista explotador.

Explicó el Mandatario Nacional que este modelo capitalista explotador ha sido perpetuado y justificado, a través de la confusión y el miedo, por los medios de comunicación y el sistema educativo de la derecha. “A eso se ha dedicado el imperialismo yanqui y la oligarquía venezolana. Nos sembraron miedo, crearon fantasmas”.

Dijo que la población venezolana -en su mayoría- es cristiana y católica. “La doctrina de Cristo es el Socialismo”. “Allí está, en la Biblia. ¿Cómo vivían los primeros cristianos? No había propiedad privada: todo era de todos: vivían como hermanos”, advirtió.

Relató que esas primeras comunidades cristianas fueron exterminadas por el Imperio Romano, que las satanizó y luego transformaron el Cristianismo en otra cosa, la cual utilizaron para explotar a los pueblos. “Tal como sucedió con el Bolivarianismo. A Bolívar lo sacrificaron y luego utilizaron su nombre para explotar a un pueblo”.

Políticas del gobierno están ajustadas a la Constitución:

Reiteró que la inauguración del Hipermercado Bicentenario, es un acto de justicia y de luces para un pueblo.

“Ya todo esto es propiedad de todos, del pueblo. Propiedad Social. La propiedad privada no es social y muchas veces es antisocial”, resumió, precisando además que tras la expropiación de esta empresa, por los delitos de especulación de sus anteriores dueños, transnacionales del comercio, el Gobierno Bolivariano está cumpliendo con la Constitución.

“¿Por qué los capitalistas de Lara me odian aquí…?”, se preguntó. “No me importa, me basta el amor de los desvalidos, los humildes, los necesitados. Allá los ricachones de Lara: ellos y su odio”, recordando que tal como lo prometió, consumirá su vida hasta que se extinga, al servicio de un pueblo.

“¿Por qué me odian tanto los ricachones de Venezuela (…) que me quieren ver muerto?”, repreguntó. “Para nada me afecta, ni me intimida, ni me quita el sueño. Estoy cumpliendo con lo que debo cumplir”, advirtió.

En este punto, leyó el artículo número 2 de la Carta Magna, que establece que la nación se constituye en un estado democrático y social, de derecho y justicia. “No solamente de leyes sino también de justicia”, subrayó.

“No es que Chávez está inventando y violando la Constitución, como dicen los opositores. Que hay que enjuiciarlo, hay que matarlo, exterminarlo…”, remedó las acusaciones publicadas en la prensa derechista de Venezuela y el mundo. “Que haya justicia y la justicia tiene que favorecer siempre a los débiles contra la amenaza y el poder de quienes más tienen y pueden”, respondió.

“Estoy cumpliendo con este juramento y prefiero la muerte antes que traicionar al pueblo venezolano, a mi propia conciencia, al compromiso que hemos asumido”, aseguró públicamente, ante las cámaras del Sistema Nacional de Medios que transmitían el evento.

Recordó que la democracia NO es el gobierno de minorías, ni de ricos, ni de pitiyanquis, sino del pueblo.

“Este gobierno es absolutamente democrático porque es del pueblo y para el pueblo”.

VTV
13/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario