Barrio socialismo adentro

Por • 14 Feb, 2010 • Sección: Un Grano de Maíz

No es posible hablar de Barrio Adentro sin hablar de Socialismo. No se puede abarcar toda su inmensa grandeza sin relacionarlo con el Socialismo. Barrio Adentro es una operación de solidaridad humana de elevadísima magnitud, impensable sin el Socialismo. Veamos.

Los Barrios de Caracas son muestra del fracaso del capitalismo como opción de vida para la sociedad. Verdaderos guetos desamparados a la buena de Díos.

La república capitalista confinó en los barrios a grandes sectores de la sociedad desplazados del campo, que vinieron a la ciudad tras la esperanza petrolera. Los barrios se constituyeron en el territorio de los excluidos de todo beneficio social, en muestra de las mayores miserias materiales y espirituales surgidas del capitalismo.

Cuando la Revolución llega al poder, y después de aliviado el proceso de los lastres de la derecha clásica, surgió la necesidad de atender a los barrios, que habían entendido, o mejor, sentido que su única esperanza de redención era la Revolución y la apoyaban sin condiciones.

Cómo empezar a dar atención, amor a aquellos que siempre fueron despreciados por los dominantes, cómo cambiar la visión hacia los excluidos, cómo dignificar a los humildes.

Pero más que eso cómo dignificarlos, y al mismo tiempo prepararlos, concientizarlos para que fueran los arquitectos de su propia redención, constructores de su futuro, mostrarles la meta y la ruta.

Esas eran las condiciones y ese el reto. Surgió la idea de empezar por la salud.

Había un problema: ¿qué médicos podían ir al barrio profundo, a llevar salud y amor? ¿Dónde encontrarlos?

Se buscó por toda la América, partieron comisiones reclutadoras y volvieron con las manos vacías, no había profesionales dispuestos a internarse en los guetos.

En el capitalismo que padecemos y que nos rodea no había humanidad suficiente para la tarea.

Y surgió Cuba, el único país en el mundo con un sistema diferente del capitalismo, el último bastión del Socialismo. Allí había un hombre nuevo, allí el sueño del Che y Fidel era realidad.

Y un año después de la canallada de abril, comenzaron a llegar los pioneros de una de las operaciones humanitarias más hermosas y de mayor magnitud hecha por la humanidad, y los barrios vieron con extrañeza a unos seres diferentes.

Dormían en el suelo y compartían la miseria, no buscaban riqueza y curaban con amor, venían de lejos a ayudar, a amar, y amaron a ese Pueblo como nadie nunca lo amó.

Hicieron y hacen millones de consultas, salvaron centenares de miles de vidas, atendieron nacimientos, aconsejaron, recetaron, dieron medicina y alivio a los excluidos.

Pero sobre todo les dieron amor y ejemplo.

Nos mostraron que un nuevo hombre es posible, que a pesar de las desinformaciones de la oligarquía, el hombre nuevo y la sociedad nueva existen.

Nos demostraron que el deber nuestro, que la redención de este Pueblo está en luchar por el Socialismo. Que por sobre todos los errores cometidos, las carencias, los defectos, el camino hacia el Socialismo, es el camino.

¡Barrió Adentro es Socialismo!
¡Chávez es Socialismo!

08/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario