¿Es Chávez Marxista?

Por • 14 Feb, 2010 • Sección: Un Grano de Maíz

Chávez se declaró marxista, y eso fue suficiente para alborotar a renegados, filosofastros y derechistas: Teodoro se tiró al suelo y despotricó contra el libro El Capital, él que ahora es servil del otro capital, el que asesina al mundo.

Otros desempolvaron aquello de que Marx no era marxista, y algunos filosofastros exclamaron ¡con mi marxismo no te metas! Y calificaron a Chávez de “Socialista Burocrático”, “Despótico”, “Totalitario” y “Stalinista”. Hasta Consalvi opinó, se burló y confesó su frustración en el intento de ser marxista.

Los renegados, escuálidos y filosofastros colocan interesadamente la discusión alrededor de preguntas inútiles: ¿Cómo saber si una persona es marxista, qué significa ser marxista? Así, distraen la discusión importante.

Evitan las preguntas que ayudan a avanzar, por ejemplo: ¿Cómo saber si una persona es Revolucionaria? ¿Se puede ser revolucionario sin ser marxista, y marxista sin ser bolivariano, martiano, y bolivariano sin ser Cristiano?
Estas preguntas colocan la discusión en su justo lugar, en lo que importa. Veamos.

Revolucionario es un líder que se ubica en el río de la historia, de los que han luchado por las transformaciones radicales y necesarias para alcanzar en la humanidad “la mayor suma de felicidad posible”.

Río que comienza con Cristo y su “amaos los unos a los otros”, y al que pertenecen millones de mártires y héroes, que con su conducta y pensamiento han dado sentido, justificado la existencia de la humanidad.

Entonces, la pregunta que debemos hacernos es ¿Chávez es un líder Revolucionario?

La respuesta es un afirmativo inmenso: no sólo es revolucionario, sino que es uno de los más importantes revolucionarios de toda la historia de Venezuela y del Continente.

Decimos esto no llevados por el sentimiento, lo que sería válido, lo decimos también porque así lo autoriza la historia. Veamos.

Nadie antes consiguió llevar la idea y la práctica de la transformación radical de la sociedad tan lejos como Chávez. Nadie consiguió difundir a tan altos niveles la discusión sobre el Socialismo. Nadie colocó al pueblo en el camino de la construcción de otro mundo. Nadie nunca desarrolló una política internacional que modificara radicalmente las relaciones entre los pueblos, sustituyendo la relación mezquina comercial, por la relación fraterna de las naciones. En resumen, nadie cumplió a tan elevados niveles el precepto marxista de: “transformar al mundo, más que contemplarlo” .

Es así que a pesar del asco de renegados, escuálidos y filosofastros, este pueblo tiene a un líder de los que aparecen cada cien años, tiene una idea, el Socialismo, que es el resumen de lo mejor que ha producido la humanidad en milenios de búsqueda del reino de la libertad, tiene los recursos espirituales y materiales para construir el ejemplo.

Por tanto, este pueblo tiene la responsabilidad de avanzar hacia la construcción del Socialismo, tenemos el reto de ser ejemplo, no hay excusa para no hacerlo, es vital para la sobrevivencia de la humanidad que lo hagamos.

¡Chávez es Cristiano, Bolivariano, Marxista y Fidelista, porque es Revolucionario!

¡Marx no era marxista, pero hoy sería Chavista!

23/01/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario