Juventud: divino tesoro revolucionario

Por • 13 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

El presidente mártir Salvador Allende, dijo” SER JOVEN Y NO SER REVOLUCIONARIO ES UNA CONTRADICIÓN HASTA BIOLOGICA”.

Verdaderamente, se les puede ver en los ojos, el fuego irreverente de su espíritu que demanda respuestas a todas sus preguntas, que cuestiona lo incuestionable, defiende y expresa sus mas profundas creencias, combate y debate ideas y pensamientos y es capaz de vivir o morir por un ideal o por un sueño, siempre y cuando su búsqueda de la verdad, le haya conducido a un norte, sin una bitácora pero con una capacidad biológica de un ser pensante único, para caer mil veces y volverse a levantar como si nada.

Así son los jóvenes revolucionarios. Se les puede ver desplegados en todas partes, siempre listos para la lucha, uno es indetenible, muchos son invencibles.

Este 12 de febrero de 2010 dia de la juventud, los pudimos ver entonando cantos, gritar consignas y saltar de euforia concientes de su papel protagónico en este proceso hermoso, pero además de estar bañados por el espíritu de José Félix Rivas y sus muchachos, estos jóvenes socialistas están escribiendo la historia en pleno desarrollo al acompañar al líder de esta revolución Hugo Chávez. Unos nacidos en ciernes y otros estudiosos del pasado, pero no el contado por los vendepatria y sus libros de historia bizarra, sino la reivindicación cronológica de los grandes hombres y mujeres que dieron su vida, para hoy poder estar cambiando el rumbo, tantas veces boicoteado para impedir la definitiva independencia de la Republica Bolivariana de Venezuela.

Es muy triste en esta misma celebración, ver por la prensa y canales de televisión a un grupo de jovencitos manipulados por sus padres, profesores, maestros y adultos sin nada que perder, salvo bienes, negocios y privilegios, sin importarles que ya vivieron y envenenan sus retoños, logrando lamentablemente lo captado por los medios de comunicación: Odio, amargura, miedo, desesperanza, dolor, tristeza, violencia, etc. Un cóctel de muerte que los envejece prematuro y los convierte en zombis sin un pasado propio, vivido por ellos, sino convertidos en victimas de las irresponsables peripecias de sus progenitores que se sienten con derecho a fregarle la vida a sus vástagos, sin ningún remordimiento. Yo soy padre y me duele verlos convertidos en resentidos sociales que deforman sus juveniles existencias, dándole a laschicas y chicos una apariencia demoníaca, en cuyas marchas y contramarchas predomina la violencia incontrolada.

En los micros de contacto con la realidad por VTV, se hicieron varios close up a las participaciones manipuladas de estos jóvenes y contrastaba con las concentraciones chavistas, la diferencia: El amor y la alegría.

Queda poco tiempo camaradas, para que los culpables de esta degradación generacional, sean derrotados por ese pueblo revolucionario que enamora y les permita a estos jóvenes confundidos, tener la oportunidad de discernir entre lo bueno y lo malo, el socialismo y el capitalismo, la democracia y la dictadura, el amor y el odio. Pero no contado por otros, que ya vivieron y se extinguen en sus antivalores, sino, vivir….pero vivir sabiendo lo que significa pintarse las manos de blanco, voltear la bandera y bajarse los pantalones en señal de protesta, romper o quemar su entorno y luego arrodillarse en señal de clemencia, ante una agresión que no existirá jamás en este, su nuevo país.

Patria, Socialismo o Muerte….Venceremos

eliasmar@cantv.net-
eliasmartinez02@gmail.com-
http://laslineasdeelias.blogspot.com/



Tu opinión es importante. Escribe un comentario