Venezuela no es set de cine, los venezolanos no nos paralizamos ante los gringos, no les tememos y no creemos en rambos de pacotilla

Por • 12 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

En verdad no necesitan excusas o pretextos para cometer las fechorías a las que se acostumbraron. Y viéndolo bien, nadie les cree; solo un grupo de cómplices les hacen coro repitiendo las mentiras para justificar lo injustificable, pretendiendo con ello ocultar la injusticia cotidiana en contra de quienes no les son adeptos y por ende no les entregan la soberanía y dignidad del pueblo y la nación. Todo aquel que queriendo ser incauto niega lo obvio, y siendo a la vez parte del vulgo, se engaña a si mismo y engaña a los demás al decir que no habrá agresión.

La labor de descorrer el velo de la realidad, ocultándola con empaches de mentiras, ha producido una situación de negación en un gran grupo de venezolanos, induciéndolos a despreciar y odiar a compatriotas que siempre convivieron en su medio. En esa alocada disociación, justifican una masacre con el solo motivo de sacar del gobierno a quien el pueblo eligió por más de sesenta por ciento de votación. Esa misma gente sin criterio propio, es la misma que defendía la democracia a capa y espada, cuando los votos los favorecían a ellos. Una nueva realidad les hace buscar nueva concepción de democracia y libertad. Ahora la mayoría no decide, solo la sociedad civil (de la cual según ellos, el pueblo no es parte) tiene la capacidad de poder saber que es lo que quiere. La libertad que ahora pregonan es la de poder hacer lo que les venga en gana, aun por sobre las leyes, siempre y cuando favorezca sus intereses, el libre mercado y el empobrecimiento de la mayoría de la población. En esa misma onda andan los locos opositores en Bolivia, recuerdo aquel episodio de un personaje con rasgos definidos de indio, de color de piel indígena, que andaba con la banda de delincuentes blanquitos, y al entrevistarlo la televisión dijo: “es que los indios son feos y brutos, nosotros los blancos somos capaces, ellos no” de esa forma se comportan los disociados asalariados ubicados en la oposición. Son la misma esencia del pueblo que desprecian y se creen patrones millonarios, defendiendo intereses que les son contrarios.

El enemigo sionista yanqui ha creado una división artificial entre los venezolanos, ha hecho creer que es Chaves quien la creó, sus huestes de títeres, generan violencia y odio, hasta cometen crímenes en contra de sus hermanos de clase y nacionalidad, pero se santifican, acusando a Chávez y al pueblo de cometer esas barbaridades. Ya había dicho en otro escrito, que los sectores activos en la calle de la oposición actúan bajo influencia de sustancias sicotrópicas y mensajes inductivos de violencia. Repito: los están usando como arma humana para el combate (ver: La droga, la disociación y la inducción mediática: elementos claves de la conducta de las comporticas de pupú) es tal la manipulación, que hasta les impusieron a un “borderline” como líder (sugiero lean esa definición sicológica y luego analicen a Manuel Rosales) ¿Saben por que le conviene al sionismo tener un líder de esas características? Es muy dócil y manejable desde punto de vista de quien le alimenta el ego, y le hace creer que es él, quien impone la condición, se porta a la vez obstinado y resentido con quien le inducen, es su enemigo, y lo desprecia. ¿Se imaginan Uds. quien era el verdadero poder en el Zulia cuando era Rosales gobernador? ¿Entienden por que los viajes constantes del embajador gringo y el fortalecimiento su consulado en Maracaibo durante el gobierno de Rosales y su pupilo?

Dentro de la estrategia de preparación del ambiente favorable para una agresión contra Venezuela, está ahora la producción de películas de los grandes estudios de cine propiedad del sionismo asesino y sanguinario. Esa maquinaria de propaganda siempre ha sido usada como un potente vehículo propagandístico y disociador de mentalidades. Mediante ella, se ha demonizado y convertido ante los ojos de los débiles mentales engañados, a los Árabes como terroristas, a los rusos como enemigos de la libertad, a los chinos como dictadores; en cambio promocionan la imagen de Pinochet, de Stroesner, de Somoza, de Uribe Vélez, de Bush, Nixon, Bill Clinton, etc., como unos angelitos protectores, que solo masacran pueblos por defender la libertad de empresas y la democracia.

En la Venezuela actual, afortunadamente existe un pueblo, que no se come ese cuento en su mayoría. En ese pueblo sabemos que son, han sido y, serán capaces, las fuerzas invasoras asesinas yanquis. Pero eso no nos amilana, estamos conscientes de nuestras debilidades y nuestras fortalezas, en base a eso es que desde el seno del pueblo, nos permitimos con toda liberad hacer criticas, sugerencias y reclamos a nuestro líder presidente. Por supuesto que podemos estar equivocados en algunas ( cosa natural), pero sabemos que nos escuchan y, tomadas en cuenta nuestras expresiones, cuando son acertadas. También somos conscientes en el pueblo, que es asunto de tiempo, el paso final de ataque del enemigo; ya la historia nos lo relata. Estamos preparados, decididos y con absoluta conciencia de lo que esa lucha significa; de lo dura y terrible que será. Sabemos también de las consecuencias de no pelear, de lo que significaría la vejación, humillación, tortura y desprecio de no ser nadie en el propio terruño, de ver, sentir y, sufrir el dolor ajeno y el propio, de saber que no tiene sentido una existencia en estado de sometimiento, que tenemos la obligación de garantizarle aun por sobre nuestras tumbas, una patria libre soberana e independiente a nuestros hijos y nietos.

La batalla en Venezuela, no será bajo un libreto y con toma repetida, no se pagaran millones de dólares inorgánicos como recompensa, los rambos, Schwarzenegger, Bruce willies, etc., no estarán en un set actuando, van a tener un pueblo y su ejercito unidos en un solo cuerpo con millones de cabezas y brazos haciéndoles el daño mayor que habrán tenido en el jamás de los jamases. ¡Ojala y no se atrevan!

Patria grande socialismo o muerte… venceremos

Javier Monagas Maita
javierdelvallemonagas@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario