Un movimiento cultural nacional protagónico

Por • 12 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Venezuela Cultural y su Autoconciencia.

“Los recursos de la cultura no son una piñata”, afirmo el ministro Farruco Sesto recientemente con falaz discursiva política que comprende su procedimiento administrativo en la organización que preside, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura Venezolana MPPC.

Tampoco es la “caja de Pandora” se agregaria aun más como tampoco la “lámpara de Aladino”, puro cuento y, sueños pseudo culturales millonarios que no han dejado ni siquiera una base cognitiva identitaria cultural fronteriza por la Paz en el continente. No anda el paso de los acontecimientos sociopolíticos. Inconsecuente administración de cultura con el contenido de principios pautados en la constitución nacional referentes al socialismo xxi. En volumetrica imagen corporativa.

Dejar de actuar como una agencia de festejos multidepartamental de eventos. Que no dejan nada, sólo cifradas de acomodadas estadísticas en cuadros para lograr nuevas re-asignaciones presupuestarias anualmente. Resultados en estadisticas que planifican y repiten esquemas equivocados. Resultados doble discurso y moral.

¿Donde está el MPPC transformador? ¿Revolucionario socialista humanistas igualitario? puro continuismo administrativo cuarta república, empeorado ahora con el bolirriquismo falto de autoconciencia donde nunca hay una contraloría integrada proporcionalmente por el pueblo y la institución o aparato cultural.

Actuando la Contraloria General de la Nación, la Defensoria del Pueblo y, la Fiscalia General de la República, por tratar del Estado de “derecho a la Cultura” a todos los ciudadanos, plenamente garantizado constitucionalmente.

Constituida vinculada con la Ley Orgánica de Consejos Comunales, la Ley orgánica de Educación, Planificación…

no al sesgo de la administración organizacional llamada y “marxistamente” conocida como Infra y Superestructura, la cueva de Ali Babá y sus 40 trabajadores sectorizados en departamentos que discriminan clasistamente las divisiones del trabajo enajenando a los cultores populares con la ¿artesanía y el arte? Y no proceden al desarrollo antropológico político requerido con urgencia y su propio personal de base le utilizan con relaciones contractuales leoninas que violan todos los derechos al trabajo. La cultura evolucionista.

La necesaria Ley Orgánica Cultural ¿corregiría estas desviaciones? ¿Le es conveniente las divisiones del trabajo y Fundaciones adscritas que estructuran el organigrama laboral ecléctico ministerial actual?

Se entiende que hay modelos-burócratas, pero son respetados por su efectiva eficiencia. El mundo político es así.

El flujo grama de un ministerio cultural socialista rige transitando amplios aspectos de los sectores y acontecer de la vida nacional e internacional y, nuestro que-hacer especifico ¿pluricultural? actual del Ministerio del PP para la Cultura es renuente a ello. Captar mediante la convocatoria social los procesos filosofico politicos para la “diversidad cultural en socialismo” 1.

Con procesos de mentalidad “burguesista” y la prueba es que no convocan ni influyen “como matriz cultural social” en el proceso presente sociopolítico en recorrido hacia un socialismo venezolano y del continente. Siempre esperando el tren para montarce los arrivistas.

Promulgan protagonismo pero no incluyen masivamente a cultores populares de alta calidad ¿ en salones comunales de confrontación cultural nacional? su investigación docencia y extención.

Mientras los gastos de imagen representativa de la corporación son millonarios… y no gestionan transferencia de tecnología cultural, ni filosofía, ni antropología al pueblo , es decir no influyen culturalmente.

No convocan al pueblo no tienen capacidad para una crítica y profunda revolución cultural dentro de la diversidad cultural del país. Contrasta enormemente con los planteado en el Plan Socialista 2007-2013.

La Campaña Admirable promulgada por el comandante Chávez como ejercicio virtuoso didáctico es la respuesta ante la inminente carencia de movimientos culturales ingenerados por el aparato cultural del Estado para la política socialista, así lo demuestra. Probado con hechos.

No al modelo administrativo a lo “Rajatabla” de Carlos Andrés y R. Caldera, cuando Paulina Gamus y Sucre Figuerela entre otros similares regentaban esa Institución como hacienda propia sin acciones concretas de bien común nacional.

¿Será porque la Constitución Bolivariana de Venezuela no planteá conceptualmente el término “Socialismo,” – sí doctrinariamente como principios y valores- expresamente escrito, ya legislado, enunciado clara, evidente, certeramente precisa y breve, por lo que se administra sesgadamente mal la visión, mision y objetivos de esta organización ejecutiva del Estado venezolano?

Su deber es coadyuvar desde la institución ministerial cultural “popular” a la expresividad multiple del fenómeno de emancipación cultural latinoamericano y caribeño actual en proceso. En integración como proceso cultural Mundial si queremos ser potencia.

No negar a las categorías culturales el intercambio de objetos artesanales realizando nacionales didácticos planes con sus protagonistas legítimos que protagonicamente irrumpen dentro del proceso social sin trafico de influencias, no suprimirles su derecho inclusivo. El código de comercio socialista como “valor de cambio” propuesto y agilizado por el sector cultural como propuesta de intercambio de “valores de uso” desde sus industrias culturales. El mercado internacional de la ideología socialista, la cultura del bienestar social. La Nación-Estado concreto, el ideal socialista.

Imprimirles acciones ágiles inéditas tareas de masificación cultural parea hechos concretos no pura poesía. Según los proyectos planes y programas sus actividades colectivas comunitarias.

Sin tanto Burocratismo nacional en el aparato cultural de Estado, hay que desmitificar la cultura y a sus ministros.

Notas.

1- Álvarez Osuna, Alejandro. De la diversidad cultural, en cuanto a su ética estética y contenido contemporáneo. ,2007 Rebelion, www.rebelion.org

Alejandro Álvarez Osuna
arteawao2003@yahoo.es

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 1999

Ley Orgánica de Educación, Venezuela 2009

Ley Orgánica de Consejos Comunales, Caracas Venezuela, 2009

Ante proyectos de Leyes; Trabajo, Universidades.



Tu opinión es importante. Escribe un comentario