Caso Ravel, la punta del iceberg… o cuando billete mata a billete…

Por • 12 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

“El nuevo modelo del desarrollo no niega la ganancia capitalista, sino la estimula y la protege; se trata de ensanchar el mercado de ventas y… para ello hay que precisar las reglas del juego a las que deben atenerse en sus actividades y relaciones con el Estado y entre ellos mismos, el capital y el trabajo”
-Gumersindo Rodríguez, 1974-

En pocas palabras, el gran gurú de la economía de Carlos Andrés Pérez resumía hace unos 36 años lo que eran las políticas económicas de los Chicago Boy´s… Política que hace que, por lustros, las familias que tradicionalmente han controlado el poder económico en Venezuela se hiciesen cada vez más y más poderosas, conformando hoy lo que denominara Pedro Duno “Los doce apóstoles”… Familias muchas de las cuales obtienen su poder económico en la explotación inmisericorde del país, ya desde la época de la colonia. Bien lo aclaraba en días pasados el señor Guillermo Zuloaga Núñez, cuando indicaba que su prosapia viene de la “Casa Guipuzcoana”, principal instrumento de explotación, robo y esclavismo de Venezuela durante varios cientos de años en tiempos de la colonia…

La versión nueva de la Compañía Guipuzcoana son las Casas Boulton (Empresas Boulton) una vez dueñas de Avensa quienes por lazos de consanguinidad se unen al “Sindicato Phelps” también en el mundo comunicacional desde 1929, al ser los mejores representantes de los intereses neo imperiales en Venezuela… Otras de las familias, como la de los Cisnero-Rendiles tienen estirpes más recientes, como por ejemplo, un cubano chofer de camiones de arena quien pisoteando la cabeza de muchos forma un nuevo imperio comunicacional profundamente ligado con intereses internacionales; por cierto, es de hacer notar que el “capo” del grupo mantiene cuatro nacionalidades (cubano-mayamera, dominicana, española y venezolana)…

Otros torvos u oscuros personajes como Nelson Mezzerhane Gosen, Marcel Granier, Petter Bottone, Guillermo Tucker y Alberto Federico Ravel obtienen sus fortunas de diferentes formas, bien sea con la especulación, el robo descarado, o simplemente chuleando una mujer rica perteneciente a laguna de las “castas” mencionadas…

Algunas de estas familias, con por lo menos 100 años en el país, aún se consideran gringas o inglesas -manteniendo esas nacionalidades- siendo el idioma oficial de sus hogares el inglés, y cursando todos sus hijos sus estudios en USA o el Imperio Británico… algunos de sus miembros -hoy en día- aún hablan el castellano con marcado acento gringo…

Y otra de las cosas interesantes de estos encumbrados burgueses es que tú puedes ser chulo de alguna de esas familias, más para ello debes cumplir con ciertos requisitos, o sea: que el dominio del idioma imperial sea perfecto, que tengas los estudios en instituciones extranjeras (no importa en lo que sea), y que seas portador de un apellido que suene raro (agringonado) con esas condiciones es que te permiten el chuleo, si no -pana- olvídate.

¿Por qué les cuento todo esto?… Bien, todos los mencionados están, en una forma u otra, envueltos en la merengada de mierda que se bate alrededor de Alberto Federico Ravel, quien por cierto es -junto con Marcel Granier- los más pendejos de la pandilla. RCTV fuera de las cableras venezolanas no factura casi nada y Nauseavisión ya no encuentra propaganda ni siquiera con el chantaje más descarado. Los dos están en desgracia: Alberto (quien no cumplió nunca las mínimas condiciones para el chuleo) se destaca en ese mundo con el robo (a VTV) y el chantaje; y Marcel, estúpido pretencioso -con ínfulas presidencialistas- pero sobre todo cabeza dura quien ha llevado a RCTV a la quiebra varias veces, estando ya cansado el papi de la dueña por haber tenido que auxiliar cada vez a esa televisora.

Resulta que al final, por las continuas estupideces de los dos (terquedad e incapacidad a grado máximo) las emisoras que dirigen se van a pique inexorablemente. Entonces viene la gota que reboza el vaso y la última bobaliconada de Ravel hace enfrentar a los Zuloaga-Mezerhane en un choque de trenes contra los Cisneros-Rendiles; pero como billete es billete, y llama sólo a billete, después de una reunión de las partes en República Dominicana queda definitivamente “botado” Alberto Federico de Cloacavisión siendo despojado de un mísero 7% de acciones…

Pero por el otro lado -y con mucho menor protagonismo- el Sindicato Phelps, quien gobierna en el grupo Boulton- Bottone llama a Marcel y le ordena arreglar la situación con el gobierno venezolano para que ingrese de nuevo a las cableras, cosa que hace obedientemente en día pasados como regañado muchacho; el “sindicato” enterado del eminente despido de Ravel se contacta con él para ofrecerle comprar sus acciones en GoebbelsVisión (pero mantenerlo como representante de las mismas); eso sí, si primero logra convencer al Matacuras para que se mude con el programa “Aló Ciudadano” para RCTV Internacional… Esto sería un golpe “de astucia” que reforzaría la posición de RCTV en las cableras y salvaría el honor -si es que lo tiene- de Alberto federico; mientras tanto Granier pasaría a la “reserva” y tratarían de hacerlo “Presidenciable” para las próximas elecciones y Alberto Federico sería nombrado “Director” de RCTV Internacional…

Y así están las cosas, varias jaurías desbocadas mordiéndose la unas a las otras, demostrando ante todos que el única interés que mueve a estas “familias” de la realeza oligárquica criolla en el billete, y que su único amor por Bolívar, es por aquél emitido desde el Banco Central… Y mientras tanto en los canales de Bárcenas y en Florida los jala bolas sucumben de angustia al no saber a quién se le guindan… En la televisora de Los Caobos, indudable vencedora de este encuentro de caimanes -como dice Mario Silva- los empleados de Gustavo se cagan de la risa a ver a estos dos desesperados, tratando de arreglar sus tortas… Amanecerá y veremos… Nos vemos en las teclas,

J. W. de Wekker Vegas
JotaDobleVe
JWekker@GMail.Com

Con Chávez siempre,
con un chavismo incapaz y corrupto nunca…



Tu opinión es importante. Escribe un comentario