Ay, mamá, ¿qué haces?

Por • 12 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Ay, mamá, ¿qué haces?, no me barras las patas, mira que después no consigo marido y me quedo pa vestir santos… ¡Eso es puro cuento!

Yo veo y reveo el comercial de Cantv y miro y remiro su página web y entonces me pregunto: ¿Qué tiene que ver Cantv con la construcción del socialismo?

Fidel le respondió a Ignacio Ramonet que uno de sus grandes errores fue creer que alguien sabía cómo se construye el socialismo. De algo estoy seguro: el comandante si sabe cómo es que no se construye el socialismo.

Por ejemplo, él sabe que estimular el consumismo de bienes o servicios es una estrategia para no construir el socialismo, y si es útil para garantizar la pervivencia del capitalismo. Por eso digo: En Cantv el socialismo es puro cuento.

Visite ud, camarada presidente, la página web de nuestra Cantv y verá que allí por ningún lado se promueve los valores y principios de la nueva sociedad. Pura publicidad. Nada que ver con el socialismo. Lo único que salva esa página es el extraordinario mensaje que aparece en la parte superior con imágenes de Haití y donde se invita a todos y todas a ser solidarios con el sufrido pueblo caribeño. ¿No lo pudo ver, comandante? No se preocupe, yo tampoco.

Otra cosa: Cantv aplicó recientemente un incremento en la tarifa de internet equivalente al 20% y Movilnet hizo lo mismo pero en un 47%. ¿Cómo se explica este aumento desmesurado? ¿Acaso los directivos telefónicos piensan presentar balances financieros con pingües ganancias a costa del bolsillo de los usuarios? ¿Esto es socialismo o capitalismo puro?

En relación con estos incrementos, cabe preguntar a Cantv y a Movilnet si dieron cumplimiento al artículo 71 de la Ley para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios? Dicho artículo establece: “Queda prohibida la modificación unilateral de las condiciones de precio, calidad o de suministro de un bien o servicio tipificadas en un contrato de adhesión celebrado entre las partes. En el caso de contratos de adhesión con vigencia temporal de mediano o largo plazo, que justificare, desde el punto de vista económico, cambios en la facturación, en las condiciones de suministro o en la relación precio/calidad de los servicios ofrecidos, la proveedora o el proveedor deberá informar a la persona contratante, con una antelación mínima de un mes, las modificaciones en las condiciones y términos de suministro del servicio. La persona contratante tomará la decisión de continuar con el mismo proveedor o rescindir el contrato.”

Yo no recibí ninguna notificación, ¿y usted comandante, recibió alguna?

Tradicionalmente en Venezuela las empresas capitalistas han asumido como política hacer con los usuarios y con las leyes lo que les viene en gana, ¿pero es lógico o correcto que hagan lo mismo nuestras empresas del Estado, las cuales tienen el deber ético de regirse por los principios socialistas y respetar las leyes?

EJEMPLO: CORPOELEC VALENCIA (ELEVAL)

Vea, comandante presidente, esta perla, escrita en el dorso del recibo de nuestra empresa eléctrica valenciana: “Eleval se reserva el derecho de suspender el servicio eléctrico sin previo aviso, en los casos de facturas vencidas no canceladas.” Y esto lo hacen en clara violación de la precitada Ley, la cual señala:

“Artículo 27: Cuando la proveedora o el proveedor comunique suspender o cortar el suministro de un servicio, por la no cancelación del mismo, deberá informar por escrito a la persona de esta situación por cualquier medio idóneo, dentro de los diez (10) días hábiles continuos al vencimiento de la fecha de pago. Una vez vencido el lapso antes señalado, deberá otorgar un mínimo de cinco (5) días hábiles siguientes a la información dada por escrito, antes mencionada, para que el suscriptor pueda subsanar su morosidad, en caso de no haber subsanado la misma, podrá procederse al corte o suspensión.”

Ilegalmente la administración de Eleval ordena el corte del servicio el mismo día del vencimiento del recibo e inmediatamente facturan la reconexión por un monto de Bs. 35 más impuestos, el cual cobran realicen o no el corte. Es decir, “a todas luces” en Eleval hay un “negocio” con el cobro de las reconexiónes.

Por otra parte, la página de Eleval está hecha con ASP (tecnología de licencia privada), propiedad de Microsoft, y esto lo hace violando flagrantemente el decreto presidencial que obliga a las instituciones del Estado a migrar a software libre.

Entonces, camarada presidente, ordene averiguar por qué en Eleval son tan diligentes para ordenar la suspensión del servicio eléctrico y facturar la reconexión y tan negligentes para cumplir con las leyes de la República, las cuales, como decía nuestro Libertador, deben ser inexorables.

Camarada presidente, para que el socialismo no se nos vuelva puro cuento, démosle duro al burocratismo, a las arbitrariedades y a las prácticas corruptas. Es solicitud que te hacemos por la paz, por la estabilidad y por el socialismo.

Ramiro Meneses



Tu opinión es importante. Escribe un comentario