Protege tu piel del ambiente: Exfóliala e hidrátala

Por • 11 Feb, 2010 • Sección: Salud

La periocidad con la que se cuide el rostro ayudará a mantenerlo radiante

Expertos aconsejan que las personas de-berían mantener una rutina de higiene corporal, así sea sencilla

El frío, el polvo, polen, el sol y algunas de las bacterias que se almacenan en el medio ambiente se han convertido en el peor enemigo para tu salud, ya que pueden generar algunos daños en las vías respiratorias y sobre todo en tu piel, al bloquear los poros provocando desde resequedad hasta una terrible infección o alergia. Adriana Miranda, dermatóloga y colaboradora de LG para temas de salud, especificó que una alergia es una enfermedad en donde el cuerpo reacciona a ciertos agentes como polen, moho e inclusive a los rayos del sol, que al tener contacto con la piel pueden generar enfermedades dérmicas como la descamación, resequedad y alergias como urticaria, dermatitis atópica, entre otros Algunos expertos sugieren tener una rutina de belleza, la cual no tiene por qué ser complicada. Por ello, te recomiendan hagas lo siguiente:

Limpia tu piel.- Elimina todo aquello que impida la libre respiración de tu piel, el maquillaje, el polvo, el humo del cigarrillo etc. “Toma baños rápidos con agua tibia y usa un jabón dermo-limpiador, esto ayudará a mejorar notablemente la salud de tu piel”, comentó Miranda Hidrátala.- Después de tomar una ducha es muy importante hidratar la piel, la doctora Patricia Martínez, especialista en dermatología, recomienda el uso de productos libres de agentes alérgicos y que no agredan el pH.

Recomendaciones
Aceites: Estos dan un delicado olor, no son nada nocivos y son ideales para dar masaje. Contienen aceite de almendras, germen de trigo y lavanda, lo que ayuda a restaurar el equilibrio del manto hidrolipídico (capa que protege de agresiones externas y mantiene el pH) Cremas: De preferencia opta por hipoalergénicas o las que contienen óxido de zinc -ingrediente que ayuda a sanar la piel irritada-. Existen otras con pantenol y gérmen de trigo que curan, protegen y dan protección prolongada contra la resequedad. Aloe vera o avena.- Estos ingredientes contienen vitaminas y minerales, así como propiedades emolientes y anti irritantes.

Tipos de piel
Seca.- Es de aspecto ligeramente mate, en ocasiones puede presentar escamas y poros cerrados. Este tipo de piel esta más propensa a los terribles efectos del tiempo, y es muy sensible al frío. Por lo regular, las personas de piel muy blanca tienden mucho a poseer estas características. Grasa.– En ésta suele haber una acumulación excesiva de sebo y posee poros muy abiertos, tez húmedo y brillante. Este tipo de cutis es frecuente en jóvenes y adolescentes menores de 30 años, pero también puede afectar a los adultos. Normal: Esta se caracteriza por tener una piel equilibrada en cuanto a la húmedad y suave pero no aceitosa, y con poros abiertos y sin obstrucciones. Mixta: Tiene zonas húmedas en la zona ‘T’ que abarca nariz, frente y barbilla y al mismo tiempo seca, en el caso de las mejillas y/o con algunos poros obstruidos. Aplica mascarillas: Estas sirven para retirar las células muertas de nuestra piel, rejuvenecerla un poco, humectarla y eliminar espinillas y barritos. Lo recomendable es aplicarlas como mínimo cada 15 días.

Adicional
Es importante que a la hora de escoger algún producto, se sepa qué tipo de cutis tienes y consideres tu rango de edad, de esta manera elegirás uno que dé brillo a tu piel y te ayude a combatir los signos de la edad.

Redacción
Diario Nueva Prensa de Oriente
11/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario