“Déjenlos que ladren”

Por • 8 Feb, 2010 • Sección: Curiosidades

No sólo los defensores de los derechos de los animales expresaron su indignación ante un procedimiento quirúrgico que evita que los perros ladren, la mayoría de los lectores de BBC Mundo que participaron en nuestro foro: ¿Operaría a un perro para que no ladre?, consideran que es inaceptable la práctica.

Desde Colombia, Juan es tajante: “Operaría al vecino para que no escuche”.

Mientras que Javier Ramírez, desde Nuevo Laredo en México, condenó la práctica: “no debe aplicarse a ningún ser viviente, de cualquier especie que sea”.

Entre los lectores a favor de la operación estuvo Marce de Costa Rica, quien dijo —tras meses de soportar los ladridos de un perro vecino—, “si en mi país hubiera sido posible acudir a la autoridad para silenciar las cuerdas del animal, lo hubiera hecho”.

Sin embargo, aclaró que “los dueños pudieron haberse hecho de una mascota pequeña y haberla entrenado”.

Para la mayoría de los lectores de BBC Mundo, querer extirpar las cuerdas vocales de una mascota para que deje de ladrar, es equiparable con operar a un ser humano para que no hable.

“¿A cuántas personas habría que operar para que no molesten con las estupideces que dicen?” dice Luis Laborda.

Otros aseguran que es tan cruel como querer evitar con una operación que un bebé llore.

“Quizá no debo comparar a un perro con un bebé pero hay que respetar a los no humano y protegerlos, no castrarlos de ninguna manera” dijo Gaila Ru de México.

En la red social Twitter, @lizita_ expresó su descontento en menos de 140 caracteres: “Qué les pasa! Mejor que inventen algo para aprender a comunicarse con los perros!”.

Método de comunicación natural
Para muchos de los que opinaron en el foro, los ladridos del perro no son sólo una “forma de expresión”, también una manera de comunicar con los humanos.

“El ladrido del perro es su manera natural de expresarse y de comunicarse. Es simple si no soporta los ladridos de su perro, pues no tenga uno” y agrega Maira Rincón de Venezuela: “las mascotas son optativas, no obligatorias”.

“Ladrar es el sistema de comunicación de los perros, de avisar de un peligro a su amo, de decir “ojo, que te veo” aseguró Camino de Madrid.

Ladridos vs. entrenamiento
Según las opiniones de varios de nuestros lectores, el que un perro ladre en exceso es producto de un mal entrenamiento.

“Se les puede entrenar para que no ladre, porque el lobo no ladra y los perros salvajes tampoco” dice Carlita de Buenos Aires.

Y también algunos propusieron “métodos prácticos” para enseñarlos a no ladrar.

“Sólo hay que darles de comer y beber leche y se callan. Pruébelo” dice Blastors de México.

Además, nuestros lectores aseguran que la responsabilidad principal de los ladridos del perro es de los propietarios de las mascotas.

“No es culpa del perro es culpa del amo que no ha sabido educarlo (…) no todo el mundo esta preparado para tener un animal” comentó Félix Bullido de Córdoba.

A favor
Sin embargo, también algunos lectores quisieron compartirnos su apoyo a la operación.

Para Sara Rosado, de República Dominicana, aunque entiende la postura de los propietarios de los perros, ella sometería a la operación a los perros de sus vecinos:

“Los ladridos no me dejan dormir, no descanso lo suficiente y tengo un empleo cuyas funciones son muy delicadas y de análisis profundo. Yo les pagaría la operación a los siete perros que circundan mi casa”.

Nellie Villa Ponce de Puerto Rico relató su experiencia al intervenir quirurgicamente a su propio perro:

“De todas formas sigue ladrando pero ronquita. Pero considero que no es cruel este procedimiento. Crueldad hubiese sido devolverla a la calle” aseguró.

La voz del Lector
BBC Mundo
07/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario