Centro comercial Plaza Mayor se ha convertido en zona roja

Por • 7 Feb, 2010 • Sección: Noticias Regionales

Autoridades policiales del municipio Diego Bautista Urbaneja, ven con gran preocupación los índices delictivos que se registran a diario en el concurrido Centro Comercial Plaza Mayor.

Y es que durante los últimos meses, atracos en pasillos y baños, robos a mano armada a tiendas, golpizas en cualquier espacio y hasta el consumo de estupefacientes, se han convertido en el pan de cada día. Según la información suministrada por el director de Asuntos Comunitarios de la Policía de Urbaneja (Poliurbaneja), Enrique Barrios, la situación se ha tornado “color de hormiga”.

Aseguró el funcionario que debido a la ubicación de este centro de esparcimiento, es propicio para que se cometan este tipo de fechorías. Indicó Barrios, que las vías de escape para los hamponiles, luego de cometer los robos son fáciles, pues pueden escapar por el canal o simplemente por cualquiera de puntos terrestres del centro comercial.

Aunque no indicó un número específico de atracos diarios, aseveró que son lo suficientes altos, para mantener activos a los funcionarios policiales. Actualmente el organismo de seguridad municipal mantiene activo el Operativo Lechería Segura, donde varios puntos de control policial mantienen acordonadas las entradas y salidas del municipio.

Comentó el director de Asuntos Comunitarios, que aquellas personas que se han detenido en flagrancias no son habitantes de la municipalidad. Acotó que en su mayoría son de los ayuntamientos de Sotillo y Bolívar.“Esta situación es bastante preocupante, en reiteradas ocasiones nos hemos reunido con las diferentes administraciones del centro comercial, pues, el trabajo no es sólo de Poliurbaneja sino también de la vigilancia privada” dijo Barrios.

Otro de los problemas que dificultad la precisión de la captura, es el déficit de policías. Agregó que un agente a veces cumple las funciones de 10 hombres. Otras de las preocupaciones que tienen los directivos de Poliurbaneja es la proliferación de niños y adultos en situación de calle, en los diferentes espacios de la municipalidad y sobre todo en los establecimientos concurridos como este centro comercial.

Una vez más señaló el funcionario que, ninguna de estas personas e infantes son habitantes de la localidad y que llegan a la ciudad, atraídos por los cómodos espacios que ofrece la municipalidad. Por su parte, Verónica Silva, encargada de una tienda en este popular recinto, comentó que “Una mujer no puede ir sola a los baños, porque lo más probable es que la despojen de sus partencias (…) y los vigilantes como si nada”.

Carlos Bustamante, dueño de un local aseguró que los niños en situación de calle, son un gran dolor de cabeza, pues a diario pasan por los locales pidiendo dinero. Esta situación ha generado polémica entre quines se arriesgan a visitar este centro comercial. Comerciantes manifiestan que estas irregularidades han logrado espantar a la clientela.

EC/Malfred Carrasquel
Diario Metropolitano



Tu opinión es importante. Escribe un comentario