Obama le dijo al presidente de la comunidad Europea, Zapatero: “no voy a Madrid”

Por • 6 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Barack Obama en el discurso de la Unión lo dijo muy claro: “conquistaremos mercados, exportaremos nuestros productos y cerraremos nuestras fronteras a las importaciones para así crear puestos de trabajo”. Pareciera que Obama si va de las palabras a los hechos también en el tema del mercado internacional porque, evidentemente, es el objetivo fundamental de su Gobierno buscar reducir el déficit negativo en las balanzas bilaterales con todos los países. En ese escenario, el primer país afectado, obviamente, es Colombia con la reducción de los montos del “ayuda” (sic) contenidos en el Plan Colombia; debe quedar claro que la presencia de “militares y mercenarios” norteamericanos en las bases militares colombianas estará protegida por el presupuesto del Pentágono y para nada beneficiará, sustancialmente, la economía colombiana; además, al solicitar Barack Obama, en el discurso de la Unión, que se aprobara el TLC con Colombia conjuntamente con los de Panamá y Corea del Sur, es buscando abrir el mercado colombiano a los productos norteamericanos; en este mismo orden de ideas, la presencia de la industria militar surcoreana en Perú estaría marcada en la estrategia geopolítica de los EEUU de América sobre Asia y el Pacífico, conjuntamente, con los “upgrading” en los temas militares en Australia y Nueva Zelandia. El segundo país afectado, por como “soplan los vientos”, es la Comunidad Europea; y, por último, se viene Obama con “todos los hierros” contra China exigiéndola la revaluación de su moneda, el yuan, conjuntamente, con la exportación de equipo militar por un monto de US$6 mil millones a la isla de Taiwán y, en una muestra objetiva de la nueva Política Exterior de los EEUU de América, Obama recibirá en la Casa Blanca al Dalai Lama. En ese nuevo escenario mundial que intenta imponer y está impulsado por el Poder (Müller Rojas dixit) norteamericano, en lo que concierne a los países al sur del rio Bravo, tenemos varias realidades a tomar, seriamente, en cuenta: el “Golpe “manos alzadas” en Honduras” (lo que sería una nueva modalidad en las tesis de las Revoluciones de Colores); la “Invasión “no letal” de Haití” por el contingente militar norteamericano bajo la sombrilla de la ayuda humanitaria (no hay contradicción con lo que viene expresando tanto la Secretaria de Estado, como la Secretaría de Defensa y el Pentágono en lo referente a las nuevas políticas con énfasis en la ayuda social compitiendo con Cuba, directamente, y los países de la ALBA); la comandita de “Canadá y los EEUU de América” en contra de la Revolución Bolivariana y el Comandante Chávez, perfectamente, expuesta por Roy Chaderton en el seno de la OEA; las evidentes presiones de Washington sobre algunos gobiernos de países latinoamericanos para que suspendan los beneficios de las “ayudas humanitarias” que se vienen dando, directa y/o a través de la ALBA; la vulgar utilización de una supuesta ayuda humanitaria a países latinoamericanos como política para buscar alcanzar una influencia en los sectores sociales de los países beneficiados dejando las relaciones bilaterales de Gobierno a Gobierno como factor secundario en lo que serían las relaciones entre Estados soberanos; es decir, la nueva política de Washington es consolidar relaciones directas con las sociedades nacionales para poder actuar con las políticas diseñadas para las Revoluciones de Colores adicionado con las nuevas tecnologías de la comunicación como el Twitter y el Facebook (recuérdese el cruce de declaraciones entre Washington y Beijing, una vez que Beijing decidió precisar políticas de información con Google).

En este marco de ideas, es necesario puntualizar algunos temas que son, aparentemente, tan evidentes que, generalmente, no lo profundizamos en su análisis. Aceptando el discurso de Barack Obama, no el populista como precandidato y candidato, sino el discurso como huésped de la Casa Blanca, deberíamos comenzar aceptando que su discurso, la ejecución de sus políticas y los objetivos que se han trazado al más alto nivel decisorio en los EEUU de América en nada se parecen a aquellas actitudes y desplantes de George W Bush; si es verdad nuestra apreciación, nos obliga a replantearnos nuestra políticas que en materia de política exterior se han venido desarrollando favorablemente ¿Por qué decimos que sería necesario, además de prudente, analizar y rediseñar nuestra política exterior? En primer lugar, las nuevas realidades de la Revolución Bolivariana sustentadas sobre la base del discurso del Comandante Chávez en los actos de celebración del “Día de la Dignidad”, conmemorando el 4 de febrero del 1992, cuando expresó líneas políticas incluyendo la celebración de 200 años de Revolución y su proyección al futuro 2030, obligan a elevar y profundizar las estructuras globales de nuestra Política Exterior. En segundo lugar, las nuevas realidades que viene desarrollando Washington para la América al sur del rio Bravo que es bien conocida y que obligan a analizarlas y desarrollar acciones con inteligencia, capacidad objetiva y precisión en los objetivos a alcanzar para así lograr la mayor productividad humanitaria sobre la base de las ayudas propuestas; en ese marco, nada extraño resulta la cantaleta de las burguesías cuando repiten aquello de que “estamos regalando real y aquí nos morimos de hambre, inseguridad..”, esquema ideológico que las débiles mentes de las burguesías y pequeñas burguesías mayameras “compran” como consecuencia de las indecisiones en sus conciencias nacionalista que el aparato ideológico-informativo gubernamental-revolucionario, pareciera, con las últimas decisiones gubernamentales, se está asumiendo a profundidad para la educación nacionalista y patriótica de toda la sociedad sin distingo.

En tercer lugar, debemos mantener presente el contenido de las informaciones que nos viene proporcionado Walter Martínez en su programa “Dossier” sobre las situaciones en Asia Central y el estrecho de Ormuz ya que afectarían los precios del crudo frente a cualquier accionar militar que viene y siga desarrollando el Pentágono y la OTAN en aquella         zona geográfica. Ante este escenario, los diálogos entre las Secretarías de Estado y Defensa conjuntamente con el Pentágono y los países de la Comunidad Europea miembros de la OTAN son de clara divergencia en cuanto a las políticas de seguridad y militares tanto en Afganistán como en la Europa Oriental. En este contexto, tres temas son a tomar en cuenta: la realidad objetiva de la Comunidad Europea como uno de los polos de poder internacional frente a las nuevas realidades que se están desarrollando en la Comunidad Internacional cuando nos referimos a los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) aunque, particularmente, pareciera que China y su gobierno socialista, descollaría como la contrabalanza del poder imperial e imperialista de los EEUU de América (consideramos que el Poder norteamericano está, perfectamente, consciente de las realidades que se están desarrollando a lo interno de China tanto en el aspecto nacionalista como de sus políticas socioeconómicas y como futura y consolidada potencia y su fuerte e importante influencia en la Región de Asia y el Pacífico como en la región del Sudeste Asiático compitiendo con la India, Japón y, principalmente, los EEUU de América lo que ha motivado que Barack Obama realice una visita oficial, en marzo, a Indonesia y Australia con posibles toques en otros países del área ¿Durante la visita de Obama a los países mencionados se conversará sobre el tráfico marítimo en los mares asiáticos y pacíficos, la seguridad en los estrecho de Malacca y Timor, rutas fundamentales para los buques mercantes y petroleros, en el caso del estrecho de Malacca, y de submarinos atómicos, en el caso del estrecho entre Timor y Australia; las rutas de tránsito de buques comerciales y petroleros por el Mar del Sur de China en continua discusión y de “roces” entre buques espías norteamericanos y barcos pesqueros militarizados chinos; sobre la exploración y explotación de crudo y gas en las zonas nacionales chinas y en reclamación en el Mar del Sur de China?). Conjuntamente con las nuevas políticas nacionales e internacionales que estaría desarrollando el gobierno de Barack Obama dirigidas al rescate de lo nacional-norteamericano –el ideario del “american way of life”-, el desarrollo de la economía provincial cuando ha decidido traspasar importantes sumas de dinero para créditos blandos para la pequeña industria ¿siguiendo el modelo italiano?; y, por último, la inevitable dependencia de la Comunidad Europea a la energía rusa: petróleo y gas.

En ese escenario global, obliga la pregunta ¿Por qué lo militar norteamericano ha decidido consolidar su presencia en el Golfo de Omán? Según algún analista, la nueva política militar norteamericana es el desarrollo de la presencia efectiva militar en bases militares, antiguas y nuevas, alrededor del mundo y/o desarrollar escenarios de caos alrededor del mundo para mantener presiones sobre diferentes gobiernos amigos, no tan amigos y enemigos. Es evidente que si las relaciones bilaterales entre Washington y diferentes gobiernos son “álgidas”, los EEUU de América deberán desarrollar medios para lograr el apoyo a sus políticas en las sociedades de aquellos países de su particular interés con los cuales se vienen desarrollando matrices de opinión gracias a las cadenas de información como CNN, la cadena FOX Internacional, la BBC de Londres, el magnate Rupert Murdoch, y los medios mass-media que se “cuelgan” en el internet. Pero ¿es únicamente ello? ¿Es tan importante Irán y su desarrollo nuclear para fines pacíficos como para crear una situación de caos que afectaría, directamente, a Europa, al Japón y la costa oeste de los EEUU de América? ¿Tiene tanto peso el lobby israelita en los poderes de Washington como para presionarlos a tomar decisiones que implicarían un caos global tanto en la región del Oriente Medio como en el Mediterráneo afectando, inmediatamente, las realidades programadas en la India y los Tigres Asiáticos solo por la existencia y la necesaria coexistencia del Estado de Israel con sus naturales vecinos? ¿Qué significa, objetivamente, la exportación de crudo y gas desde el Asia Central hacia China en el marco del capitalismo globalizado a futuro (China Brief, vol 10, Número 10, 04 febrero 2010,  Stephen Blank: “The Strategic Implications of the Turkmenistan-China Pipeline Project”: http://www.jamestown.org/programs/chinabrief/single/?tx_ttnews[tt_news]=36010&tx_ttnews[backPid]=25&cHash=9c96a94a29 )?

The Washington Times “colgó” en su portal una noticia que además de ser importante, en su análisis nos resulta, por demás, muy interesante, titulada: “E.U. no longer charmed by Obama” (“La Comunidad Europea ya no resulta tan  encantadora para [el Presidente Barack] Obama”)  http://www.washingtontimes.com/news/2010/feb/05/obama-loses-his-charm-with-eu/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=newsletter_must-read-stories-today.

Comienza el artículo diciendo que “…European leaders are getting a dose of reality about the limits of President Obama’s patience with their long-established diplomatic traditions, as his administration seeks to change nearly two decades of U.S.-European Union summit protocol…” (“…los líderes europeos están obteniendo una dosis de realidad en cuanto a los límites de la paciencia de Obama con respecto a las tradicionales y de larga data relaciones diplomáticas cuando su administración está buscando cambios en las casi dos décadas de protocolo de la Cumbre EEUU-Unión Europea…”) Además de decidir no asistir a la Cumbre de Madrid, Obama se reciente por la falta de apoyo de los europeos en los temas de Afganistán, cambios climáticos (¿resolución no consultada de Copenague?) y “…otros temas…” (¿Se refieren al tema de Irán, despliegue de misiles en Europa Central, relaciones con Rusia, presiones a China, política hacia Israel e interpelación británica sobre la legalidad de su participación en la invasión a Iraq, las fuertes diferencias con Sarkozy-Haiti y la Canciller alemana-Afganistán y el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero?)

Definitivamente, Barack Obama “no se anda por las ramas” al estar en perfecta sintonía con las políticas decididas por el Poder e implementadas desde la Secretaria de Estado, la Secretaría de Defensa y el Pentágono en lo que han denominado como “SMART POWER”.

Miguel Ángel del Pozo
delpozo14@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario