Insistiendo en la Seguridad Ciudadana y la Policía Nacional Bolivariana

Por • 6 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Estuve viendo la entrevista realizada en el programa Dando y Dando de VTV del jueves 05/02, conducido por la excelente profesional Thania Díaz, donde participó el Director General de la Policía Nacional; de la misma me permito sacar varias conclusiones, que quiero compartir de la manera mas sincera y empeñado en seguir aportando mi grano de maíz en esta mi corresponsabilidad; las hago públicas y por esta página aporreadora, porque no consigo otro medio de hacerlas llegar a quienes tienen la primera responsabilidad de conocer ideas para que puedan decir, al menos, si son erradas o no y  el por qué. De igual forma aplaudo los criterios filosóficos y estratégicos expresados por el Director General, en cuanto al trabajo policial conjunto para saciar la necesidad de la comunidad en vencer el miedo, siendo que, solo así, vendrá el acompañamiento de la confianza en los organismos policiales como parte de una política de estrategia de Estado en materia de delito, sin embargo, creo que esa confianza va a venir verdaderamente una vez que se concrete una táctica que  se haga sentimiento y voluntad real de parte de los organismos de Seguridad, permitiendo medir resultados sin dejarse atrapar de unos cuadros estadísticos fríos y calculados que solo piensan en la solución mediática,

En primer lugar, quiero resaltar que percibí en la periodista, una inconformidad ante las respuestas de poco fondo cuando se les preguntaba a los habitantes de El Blandin y a los funcionarios policiales destacados, en relación al papel de los voceros de los Consejos Comunales en la lucha contra la delincuencia dada la presencia de la P.N.B., ambos se llevaron por señalar que los policías procuran una defensa integral, por cuanto estos también trabajan en hacer diagnósticos de la problemática social en la comunidad; es allí, mediante este escrito quiero referirme, porque, aun siendo necesario abordar la problemática de la delincuencia en todo los componentes que la rodean, donde aparecen por su puesto, las condiciones de desigualdad social, no es menos cierto que la misma se debe hacer pensando en que tenemos 11 años en el gobierno y así lo viene reconociendo el Presidente Chávez, empujando las herramientas de la inclusión social, pero sin lograr avances significativos en materia de seguridad ciudadana.

En segundo, con afirmaciones como estas le estamos haciendo un favor a la oposición, cuando nos presentamos reconociendo de hecho, que los organismos públicos propios para ventilar la problemática social en las comunidades no han ayudado mucho, teniendo entonces que venir la policía, a enmendar el capote de esos organismos, mientras los recursos humanos, materiales y logísticos de los organismos policiales, que se necesitan para enfrentar a una delincuencia cada vez mas feroz, violenta y agresiva, penetrada por la opulencia capitalista, la impunidad, el sicariato, el narcotráfico y los paramilitares colombianos, se emplean en otras áreas; por otro lado, se deja a los líderes comunales a merced de la delincuencia para que sean blanco de acciones en su contra o de sus familiares, tal como ha pasado en algunas comunidades.

Por favor, quien tenga la oportunidad de leer estas líneas y crea que aportan algo en la lucha por lograr que la seguridad ciudadana sea una garantía viva, busque las ideas que he escrito anteriormente en Aporrea, si tienen acceso, háganlas llegar hasta quien tenga mayor responsabilidad en la materia de la problemática de la delincuencia en sus diferentes matices, a los jefes policiales, alcaldes, gobernadores, a los delegados del PSUV en el Congreso, viceministros, ministro o al propio Presidente Chávez, porque yo no he podido llegarles, ya que en esta hora, los delincuentes no están escatimando tiempo, esfuerzos ni oportunidades para atacar, sobre todo a los mas vulnerables, que casi siempre son los pobres quienes ponen los muertos, heridos y sus bienes.

Gustavo Claret Vásquez Q



Tu opinión es importante. Escribe un comentario