La osteoartritis: cuando los huesos rozan

Por • 3 Feb, 2010 • Sección: Salud

La estructura ósea no siempre se deteriora por la edad

Para muchas personas esta enfermedad pasa por desapercibida. Se estima que la mitad de quienes la padecen no saben de lo que se trata

Dentro de una articulación (coyuntura), el tejido llamado cartílago la protege y evita que los huesos froten uno contra el otro.  La osteoartritis se desarrolla cuando el cartílago de una articulación está erosionado (lesionado). Los huesos comienzan a rozar entre sí, esto causa dolor y dificultad para mover la articulación.  La osteoartritis también puede afectar a los huesos cercanos, los cuales pueden aumentar su tamaño en algunas áreas. Estos crecimientos se llaman espolones óseos (del hueso) u osteofitos.

Aunque el término artritis significa inflamación de las articulaciones, hay relativamente poca inflamación en las articulaciones de la mayoría de las personas con osteoartritis. Por este motivo y porque este tipo de artritis parece ser causada por la degeneración de las articulaciones debido a la edad, muchos expertos y profesionales de la salud prefieren llamarla artropatía degenerativa (o enfermedad degenerativa de la articulación).

Afectaciones
La osteoartritis varía de ligera a severa. El dolor asociado con la osteoartritis puede ser importante y, generalmente, empeora con el movimiento.  La osteoartritis puede limitarse a una articulación o comenzar en una articulación (por lo general una rodilla, la cadera, una mano, un pie o la columna vertebral) o afectar a varias articulaciones. Generalmente, si afecta a la mano, muchas articulaciones de los dedos tienen artritis.
Probablemente, la osteoartritis no tenga una única causa y, en la mayoría de las personas, no se puede identificar la causa. La edad es uno de los principales factores de riesgo porque la osteoartritis generalmente aparece cuando las personas envejecen.  No obstante, las investigaciones sugieren que las articulaciones no siempre se deterioran con la edad. Hay otros factores que parecen contribuir a la aparición de la osteoartritis. Las lesiones relacionadas con el deporte o las lesiones pequeñas causadas por movimientos repetitivos en el trabajo pueden aumentar el riesgo de desarrollar osteoartritis.  La genética también influye. La obesidad parece aumentar el riesgo de desarrollar osteoartritis en las rodillas.

Síntomas
El dolor e inflamación en la articulación luego de una actividad o en respuesta a un cambio en el clima, flexibilidad limitada, especialmente después de no moverse por un tiempo,  bultos óseos (de los huesos) en la punta de los dedos, llamados nódulos de Heberden, o en las articulaciones intermedias de los dedos, llamados nódulos de Bouchard son parte de los síntomas que se manifiestan.

Adicional
Esta dolencia es una de las condiciones médicas más comunes y afecta a aproximadamente a 15.8 millones de personas en Estados Unidos.

Redacción
Diario Nueva Prensa de Oriente
03/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario