Honduras: comision de la mentira

Por • 3 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Como parte del último capitulo del sainete montado por la dictadura Romeo Vásquez-Roberto Micheletti, con el apoyo logístico, político, militar y diplomático del gobierno del premio Nobel de la Guerra, Barak Obama, los nuevos gobernantes del ilegítimo de la República de Honduras  anuncian la pronta integración de una “Comisión de la Verdad”, prevista en los Acuerdos  de San José-Tegucigalpa suscritos por  la dictadura y  el expresidente constitucional Manuel Zelaya.

Tales acuerdos, hay que recordarlo, fueron “cocinados”  por Hillary Clinton y el dictador Roberto Micheletti, ( con la lamentable conformidad del presidente Zelaya) , en los días previos a las elecciones del 29 de noviembre de 2009, con el único objeto de revestir de legalidad las cuestionadas elecciones que sirvieron para declarar ganador a Porfirio Lobo Sosa y su oligarca Partido Nacional, con el ofrecimiento de restablecer del orden democrático violado por el Golpe de Estado militar-oligárquico imperialista del 28 de junio de 2009, mediante  la reinstalación en el ejercicio de la Presidencia de la República de Honduras, al presidente Manuel Zelaya, hasta el término de su mandato constitucional del 27 de Enero de 2010; propósito, que por supuesto fue totalmente violado por los golpistas y sus mentores del gobierno imperialista norteamericano

Esa Comisión  creada  por los usufructuarios del Golpe de Estado no puede estar dirigida a esclarecer la verdad, por cuanto los autores materiales e intelectuales del crimen de Lesa Soberanía Popular, perpetrado contra el pueblo hondureño, siguen al frente del Congreso, la Fiscalía General, la Corte Suprema de Justicia y el Tribunal Electoral, a pesar de su participación  legitimación y sostenimiento del  Golpe de Estado, por lo cual sería imposible pensar que estos mismos fantoches del imperio pudieran tener voluntad política para permitir una investigación independiente e imparcial que concluya en la condena política del Golpe de Estado y  la persecución judicial de sus autores materiales  y de los responsables de los diversos crímenes cometidos contra el movimiento popular en resistencia contra el golpe de Estado.

La pregunta a los futuros integrantes de esa “Comisión de la Mentira”  anunciada por el nuevo cachorro del imperio, Porfirio Lobo Sosa, es: Que harán con el “blindaje de impunidad” del dictador  Roberto Micheletti,  quien fue declarado “diputado vitalicio” por el Congreso Nacional?. Aceptaran  la absolución – sin juicio previo  – de los seis (6) jefes de las Fuerzas Militares y de la Policía, coautores del Golpe de Estado y la muerte, lesiones graves, torturas y detenciones arbitrarias de cientos de hondureños contrarios al Golpe de Estado? y, permitirán una Ley de Amnistía que proteje a los asesinos y torturadores del pueblo hondureño?.

La resistencia popular hondureña, en su  nueva etapa de lucha por la soberanía popular, la democracia y la Asamblea Nacional Constituyente, debe utilizar, hasta su agotamiento interno, TODOS    los medios que la Constitución y las leyes de Honduras permitan, para lo cual es fundamental crear una  Comisión Nacional de la Verdad y Contra la Impunidad que, con apoyo internacional, documente todas las violaciones  de los derechos civiles, políticos, económicos y sociales del pueblo hondureño, individualizando los presuntos responsables y presentando cada uno de los casos ante la Fiscalía de los Derechos Humanos, persistiendo en su impulso hasta su presentación en los tribunales de Justicia.

Por nuestra parte, los pueblos de Nuestra América y sus gobiernos progresistas debemos desconocer  en su origen, composición actividad y resultados la “Comisión de la Mentira”, que pretende crear Porfirio Lobo Sosa, exigiendo a  la Comisión Interamericano de los Derechos Humanos, CIDH, de la OEA y, a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU,  la designación de Relatores o Comisiones Especiales, como la de Gaza,  para la investigación y procesamiento de los crímenes impunes cometidos por la dictadura de Romeo Vásquez-Roberto Micheletti, cuyos resultados puedan ser presentadas, finalmente ante la Corte Penal Internacional. “Jus Semper”.

Yoel Pérez Marcano



Tu opinión es importante. Escribe un comentario