Denuncian proliferación de ambulantes en calles porteñas

Por • 2 Feb, 2010 • Sección: Municipio Sotillo

Vendedores de comida rápida dicen que Gobierno municipal los engañó con plan de limpieza porque las calles siguen llenas de aguas negras y basura

Vendedores ambulantes piden apoyo del Gobierno municipal
Pese a que el Gobierno municipal de Sotillo en varias oportunidades ha señalado que las autorizaciones para la venta de comida rápida en las calles del centro de la ciudad están suspendidas, la realidad refleja lo contrario.

Cada vez son más los quioscos y tarantines para la venta de empanadas, tequeños, jugos, perros calientes y otros alimentos, también conocidos como “comida chatarra”.

Tanto ha sido el crecimiento de esta economía, que quienes desde hace años se dedican a la actividad están exhortando al Gobierno municipal a detener la presencia de ambulantes.

Luis Núñez, presidente del Consejo de Trabajadores de Comida Rápida, denunció que desde la semana pasada han notado la presencia de nuevos puestos en varias calles de la ciudad.

Señaló que el número de vendedores ha incrementado en más de diez por ciento, y que quienes se están apostando en las distintas arterias viales aseguran tener autorización del Gobierno municipal.

Recordó que en el Consejo de Trabajadores de Comida Rápida sólo están registrados 240 vendedores.

Solicitud

A juicio de los agremiados, en el Consejo de Trabajadores la alcaldía en vez de dar permisos a nuevas franquicias, debe otorgar créditos a los que durante años se han dedicado a la venta de comida rápida para que remodelen sus puestos.

Núñez mencionó que diez por ciento de las unidades está en mal estado, por ello en marzo entregarán créditos de 5 mil bolívares fuertes, para que los dueños de los tarantines los remodelen.

Denunció que en más de una oportunidad han presentado proyectos para el cambio de los puestos de trabajo, pero el Gobierno no les ha prestado apoyo.

Engañados
La semana pasada, el alcalde de Sotillo, Stalin Fuentes, anunció el reordenamiento de la ciudad, pautando los días miércoles para las jornadas de “agua y jabón”. Los vendedores ambulantes aseguraron que este anuncio fue “más bulla que cabuya”, porque las calles siguen llenas de aguas negras y basura. El presidente del Consejo de Trabajadores de Comida Rápida dijo que no paralizarán las labores los miércoles “porque nos hacen perder un día de trabajo y resulta que no limpian nada, mejor limpiamos por nuestros medios”

Yeraldyn Vargas
Diario El Norte
02/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario