Venezuela en marcha

Por • 27 ene, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Estimados camaradas socialistas, una vez más Venezuela se pone en marcha, pero ojo, no me refiero a la marcha económica, ni a la marcha deportiva, sino, que una vez más, el ambiente político lo absorbe todo y nos vamos de marcha.

Como ya es común en estos tiempos nuevos de cambios revolucionarios en nuestra bella y tan amada patria, nos volvimos a dividir en los dos claros grupos tan identificados desde que se dio inicio nuestro proceso revolucionario, hace ya once años.

Este sábado pasado pudimos ver, como los simpatizantes de nuestro presidente comandante Chávez se unían, una vez más, en una sola y sólida masa humana, llena de alegría y esperanza, unida hoy más que nunca, a la causa revolucionaria que su líder esta empeñado en llevar adelante, fue una marcha multitudinaria y con un olor, sabor y color a pueblo, tan innegable que lo único que demuestra es que el estrato social más bajo y por consiguiente más numeroso sigue, codo a codo, con nuestro líder.

En otra parte de la ciudad pudimos ver la marcha de todos aquellos, que por una otra razón, adversan a nuestro gobierno. Era una marcha muy vario pinta, en el sentido político, ahí había de todo un poco, tanto en lo que a tolda política o ideología de vida se refiere, pero lo que era innegable es que el personaje común en esta importante marcha era el pequeño burgués o el representante de la clase media en todos sus estratos.

Una vez más pudimos ver las dos divisiones tan claras que se dan en nuestra sociedad, desde la época de la colonia y que en estos nuevos tiempos lo único que ha ocurrido es que se ha marcado de manera clara y especifica la diferencia entre estos dos grupos y esto viene dado, única y exclusivamente, porque nuestro líder si le ha dado poder al pueblo, lo ha elevado a la condición de igualdad política y social con el otro extracto y en estos momentos la única diferencia que existen entre los dos, es el abismo económico entre un grupo y otro.

Es bueno recordar, para que no se nos escape detalle, que esta división siempre había estado presente en nuestra sociedad, este abismo económico entre en un grupo y otro tiene sus raíces desde el mismo comienzo del coloniaje en nuestro país, lo que pasa en la actualidad, es que este es un gobierno que le ha dado el poder al pueblo, le ha dado voz y le ha permitido expresarse y hasta gobernar y esta es la gran diferencia que se puede notar, en la historia de nuestra bella nación.

Muchos han sido los logros y los fracasos de nuestro líder, pero lo que nunca se le podrá mendigar, ni ser mezquino con él, es en tener que reconocer que gracias a Chávez el pueblo ha tenido la oportunidad de expresarse y alzar su voz de protesta, esa misma voz que vimos tan patente y tan desgarradora el 27 de febrero de 1989, cuando un pueblo acallado a punta de palo no soporto más y tuvo que gritar, con un grito lastimero y gutural, que causo una conmoción tan grande que fue el inicio de nuestro nuevo proceso revolucionario.

Esa es la gran diferencia en nuestros tiempos, antes había una sola marcha, la de los dirigentes pequeños burgueses y la masa sumisa atrás, haciendo bulto como carne de cañón, pero eso sí, sin emitir la mas mínima opinión, eso estaba vedado, prohibido y reprimido a palos, si era necesario, pero hoy, gracias a nuestro presidente comandante Hugo Chávez, nuestro pueblo marcha con la cabeza en alto, ya no es más sumiso de un grupito, que todo lo tenía, que todo lo podía y que todo lo hacía.

Es claro que para el grupo burgués esta polarización de la sociedad le resulte harto peligrosa y de ahí, que eleve su voz de alerta a nivel mundial, claro, como siempre fueron ellos los que hablaron y ahora también habla el pueblo, eso a ellos les parece terrible y altamente peligroso. La polarización no es buena, eso es cierto, ya que crea tensiones y puede devenir en roces, pero aun peor que esto es la sumisión total y absoluta de un sector ante el otro, eso en estos tiempos modernos, es inaudito e inaceptable, así que ante ese marco lo que nos queda es la polarización.

Esta división, esta polarización, se va a mantener aun por un tiempo, mientras dure el proceso de consolidamiento de nuestra revolución socialista, porque mientras esto no ocurra, un grupo, el mayor, seguirá gritando a viva voz sus derechos a ser iguales, a ser tratados como seres humanaos y a tener derecho a la participación total de la riqueza de la nación y el otro grupo, el menos, el privilegiado, el históricamente “grupo bien”, se opondrá con tenacidad y con toda la fuerza y reacción que su dinero pueda comprar, pues jamás aceptara que esta clase “pobre” emerja y pueda llegar en algún momento a ser considerada como un igual.

Venezuela está en marcha y así seguirá, este es el camino, el camino de la justa reivindicación social, la vía de la emancipación definitiva de un pueblo oprimido por más de 500 años, este pueblo ya ha soportado demasiado, ya ha aguantado suficiente y es por eso y no por ninguna otra razón, que hoy en día marcha y marchan en una masa enorme y compacta, a la sombra de su gran líder, ya que entienden que la única vía real que existe, en estos momentos, para la obtención de un verdadero y eficaz socialismo en nuestra sociedad es el presidente, comandante Chávez, cualquier otra cosa es perdernos y volver de manera irremediable al ostracismo en el que vivíamos desde la época de la colonia, porque la pequeña burguesía no quiere debatir, no quiere conversar, solo quiere hablar, ordenar y ella solo quiere ser la única que marche en Venezuela, pero eso jamás volverá a ser así.

Alfredo Domínguez Fernández pito0726@hotmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario