Defendiendo a Venezuela y su música en una tesis

Por • 6 nov, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

Dicen algunos; mucho más connotados escritores y pensadores que yo. Disque “Los sueños, sueños son” y es ahí en donde empieza y termina mi fantasía, es decir, si mis pretensiones de expresar algo bonito, para resaltar un hecho histórico, solo llegara a ser eso; es decir, un sueño, pido perdón a dios y no a los hombres, porque las causantes de mi estrellato, fueron dos bellas princesas, que me cautivaron con su ponencia y la defensa de su proyecto de estudio, para su licenciatura.

Ayer; en el momento que me encontraba, apreciando la exposición de la defensa de aquella tesis, tenía todo un esquema, de brillantez y de maravillas imaginativas o imaginarias para esbozar el gran contenido histórico del momento que estaba presenciado, mas sin embargo con los vapores etílicos de mi celebración, todas aquellas maravillas imaginarias se me esfumaron, y solo me ha quedado, esto que les voy a referir, con el más profundo de los sentimientos patriótico que venezolano alguno pueda sentir.

El día de ayer jueves 05 de noviembre de 2009 en el aula 15 de la Facultad de Humanidades y educación, por primera vez, acontecieron varios hechos históricos, en Venezuela, en la UCV, en la escuela de Humanidades (Mención bibliotecología) y en mi vida como ciudadano del común. Muchos se preguntaran ¿Y por qué hechos históricos? Y ¿Por qué primerizos?…Explico.

Ayer se estaba dando un hecho histórico en el aula que acabo de referir, porque, por vez primera o por primera vez…o como lo quieran entender…en la Escuela de Humanidades de la Facultad de Humanidades-aunque suene redundante-de la Universidad Central de Venezuela (UCV), se defendía una tesis de grado con un contenido netamente venezolano-le recuerdo que no soy experto, pero si soy venezolano por demás-en un proyecto de un buscador de internet; las personas causante de este acontecimiento fueron o son, las bellas y hermosas bibliotecólogas y Li-cen-cia-das: ALBA BONILLA y ADA ALVARENGA.

Claro; diciéndolo y escribiéndolo yo, no tiene ningún impacto comunicacional, porque muchos se preguntaran. ¡Aja! ¿Y qué? y Yo fácilmente podría decir ¡aja! ¿Y por qué no hacerle un reconocimiento público a unas jóvenes venezolana que en su tesis de grado se acordaron de los que muchos están tratando de enterrar? Nuestra música venezolana o criolla.

Quizás, Tal vez, no sea yo, la persona más indicada para hacer que este acontecimiento tenga el impacto comunicacional del hecho histórico, pero si llegaran a enterar, algunas cuantas, de las personas que se arriesgan a leer mis escritos, es posible que el mensaje o la intención de difundir el hecho noticioso, pueda cruzar nuestras frontera y convertirse en la punta de lanza y en la columna vertebral y base de la poderosa estructura emocional para con ellas salir al verdadero rescate de nuestros valores patrios; vuelvo e insisto, yo no sé escribir bonito, ni tengo una excelente escritura, ni una muy buena redacción; pero cuando lo hago, lo hago con la consciencia y el alma de un venezolano que ama y siente a su nación ¡Coño! Me salió en verso.

Perdón, pero es que, no es fácil escribir sin mi vacilón ¡a pues otra vez! Esta es la parte que le corresponde al ciudadano JESUS CHUA ESPINOZA.

Muchísimas e infinitas ¡Gracias! ADA y ALBA por el amor que le tienen a mi ¡PATRIA! que es la nuestra. Venezuela se merece eso y mucho más.

Ahora; como no sé como terminar este embrollo lo voy a acabar de esta manera:

“…Por si acaso yo no vuelvo me despido a la llanera, despedirme no quisiera porque no encuentro manera…” ¡VIVA VENEZUELA! Caray

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! ni Revolución

Jesus Chua Espinoza
06/11/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario