Los principales actores del golpe en Honduras

Por • 30 jun, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

Si aun hay quienes duden del carácter reaccionario, corrupto y burgués del golpe de estado en la república de Honduras, nada mas hay que examinar a dos de los más notorios actores que se encuentran en escena hoy día.

El golpe de estado es producto de la desesperación de la oligarquía, entendiendo por ésta a los capitalistas y casta clerical hondureños, frente al creciente reclamo social, económico y político que están promoviendo los pueblos en nuestra América.

Los operadores de la asonada golpista del  pasado 28 de junio, son los cabecillas del poder Legislativo y Judicial, quienes dirigiendo al ejército hondureño, ejecutaron sistemáticamente el plan golpista ideado por la burguesía hondureña – sin ánimo de desmerecer la oficiosidad imperial-, el que finalmente desembocó en la defenestración, secuestro y expulsión territorial del presidente de Honduras Manuel Zelaya.

La actuación militar y el posterior intento de legalizar el golpe de estado, cuenta con el apoyo explicito y entusiasta de las estructuras oligárquicas eclesiástica, terrateniente y empresarial, actividad que se encuentra supervisada muy de cerca por los Estados Unidos, quien tiene entre 550 y 600 soldados destacados en una base en Honduras.

Los actores visibles del golpe de estado en Honduras:

Roberto Micheletti:

*Presidente del Congreso Nacional;

* Oligarca del transporte público en Honduras y de una emisora de radio;

* Ex guardia presidencial hasta el golpe de estado militar contra el presidente Ramón Villeda Morales en 1963, de donde sale para México y los EEUU para entre otras cosas, cursar estudios;

* Gerente de la estatal Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (HONDUTEL);

* Es sospechoso del atentado cometido el pasado 1 de septiembre de 2008 contra el fiscal Luis Javier Santos, quien fue atacado a balazos en la ciudad de San Pedro Sula;

*Es el miembro más antiguo del Parlamento hondureño, participando de la Asamblea Nacional Constituyente en 1980 para la elaboración de la actual Constitución, vigente desde 1982;

* Como Presidente del Congreso, nombra, violando la constitución al no convocar para la Corte Suprema de Justicia, la Junta proponente y sin contar con un reglamento que lo sustente, a dos diputados como fiscales General y General Adjunto.

Vilma Cecilia Morales Montalvan:

* Presidenta de la Corte Suprema de Justicia;

*Es acusada de los delitos de arrogación de funciones y falsificación de documentos, en 1995 cuando era  apoderada legal de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (HONDUTEL), una vez nombrada Presidenta de la Corte Suprema de Justicia obtiene el sobreseimiento de los delitos;

*Acusada de violar la constitución y la ley de carrera judicial y su reglamento al nombrar, cancelar, ascender o remover , en marzo del 2002 a  jueces y magistrados y demás funcionarios del poder judicial;

*Acusada de corrupción del poder judicial al nombrar decenas de personas, tomando en cuenta su filiación política, económica, familiar, de amistad, con títulos universitarios falsos y con orden de captura pendientes;

*En 2006 integra, con años de atraso, el Consejo de la Carrera Judicial, luego de incorporar a cientos de personas al poder judicial  de manera ilegal y con dudoso antecedentes;

* Nombra, ilegalmente,  al Fiscal General y Fiscal General Adjunto, una vez anulado, de forma fraudulenta, el Reglamento de la Junta Proponente, instrumento que pautaba la actuación en esta materia;

*La Inspectoría  General de Tribunales, se convierte en un apéndice de la presidenta Vilma Cecilia Morales Montalván, quien se ha caracterizado por corromper, encubrir y politizar la vigilancia judicial;

* La presidenta de la Corte Suprema de Justicia esta apadrinada por el comisionado Nacional de los Derechos Humanos y el representante del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP).

La “democracia” y la constitución hondureña están blindadas con la actuación de estos dos súper héroes de la oligarquía, quienes no tienen impedimento en transitar desde los golpes de estados hasta la dictadura, si de ello depende la preservación de las privilegios de clase e imperiales.

Los pueblos de América no pueden dejarse engañar por los formalismos burgueses, a los cuales nos han atado desde siempre, ya que estos solo sirven para sustentar un sistema económico y político que favorece a los oligarcas; el capitalismo no se detiene ante regímenes democráticos o dictatoriales siempre que sea para la explotación de los trabajadores y el incremento de la ganancias para la burguesía.

Frente a semejantes personajes que solo velan por sus intereses de clase, el pueblo de Honduras debe exigir la inmediata restitución del presidente Zelaya como jefe del gobierno de Honduras, la renuncia inmediata de todos los integrantes del Congreso, de la Corte Suprema de Justicia y del alto mano militar de Honduras.

¡No se puede negociar con traidores!

¡El pueblo trabajador es uno solo en América, Honduras y Venezuela son el mismo pueblo!

Denny Ortuño
dortu@cantv.net
30/06/2009



Etiquetado con: , , , , , ,

Tu opinión es importante. Escribe un comentario