Golpe de estado en Honduras es una maniobra de USA para reposicionar a la OEA, su ministerio de colonias

Por • 30 Jun, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

Es zaga de la  sevicia gringa en contra de Cuba-

El gobierno de USA y el complejo militar gringo juegan siempre con cartas marcadas. En este caso, dan un golpe militar en contra del Estado de Honduras y, por sí las moscas, de fallarle éste, juegan a reposicionar a la Organización de Estados Americanos-OEA-como benefactora de la democracia; vil maniobra.

Se trata de la misma vieja política que, no dice perro, pero muestra el tramojo, es la política del policía bueno y el policía malo, Bush y Obama son esencialmente el mismo musiú con diferentes cachimbos.

Hillary Clinton vino previamente a tratar de “limpiar” lo que ellos consideran sea su patio trasero-América del Sur-es su vieja y manida costumbre.

La tal Mónica Lewinsky  limpiaba el patio delantero, a diferencia de Condoleezza Rice que ni lava ni presta la batea, ahora, pero ¡Cuanta zaga sucia produjo! Y, la tal Hillary es la encargada de turno de venir a dictar la norma democrática, la moral del imperio, a nuestros pueblos. Bastase que la tal Cancillera gringa se ocupe de sus competencias y nos deje a nosotros resolver nuestros problemas pero, no, ellos inventan mil maneras de estar en la palestra como los salvadores y, allí reside uno de esos detalles que no debemos pasar por alto.

Hoy dan un golpe de estado en Honduras para diseñar un escenario donde presentarse como los hegemones de la política latinoamericana y mundial. ¡cuánto teatro para cazar incautos!

Después de inmiscuirse en nuestros asuntos, el gobierno norteamericano de USA guarda el puñal debajo de la ramita de olivo, para presentarse con su “cara de yo no fui”. La OEA no es más que un camello viejo a punto de estirar la pata. Vergüenza debe darle a ese parapeto, el  pretender dictar la norma en nombre del imperio, sólo que ahora les sale de frente el coraje de nuestros pueblos por intermedio de verdaderos líderes, encabezados por Chávez.

Reposicionar a la OEA en vez de pactar su disolución es erróneo. Hay que sacudir a los personajes que han medrado en esa fachada gringa porque, tales, andan con sus vicios a cuestas. Lo correcto es  conformar un nuevo organismo que-a diferencia de la OEA- sí tenga corazón y en el que USA no meta sus narices. Reposicionar a la OEA implicaría reciclar los vicios de la política imperialista y eso no debe permitirse; USA ensayó, una vez más, en Honduras, la estrategia de la zanahoria y el garrote. Al gringo no hay que creerle ni la fecha.

La serpiente gringa, fiera hambrienta, anda desesperada buscando adonde depositar sus huevos al tiempo que instiga-e instigará-prender su guerra en cualquier resquicio fuera de su territorio, no sólo para seguir el saqueo colonial y despiadado contra nuestros pueblos sino también para repotenciar su descomunal industria militar y, resarcir su desbastada economía, a cuestas de nuestra sangre.

Ella misma, serpiente criminal, se mordió su propia cola porque anda desesperada. Sin la OEA, ella-serpiente venenosa-tendría que entrar sin careta a cualquier parte y ello, aparte de que no le conviene a su estrategia militarista, agudizaría la animadversión de su propia opinión pública interna.

Pero, ante el descrédito de una OEA sumisa a sus designios, el gringo apela a otra carta marcada, la del clero vaticano, clero que despide un tufo irrespirable, doquiera vaya.

Y, por sí no bastase el apelar a toda esa basura histórica-la OEA y el Vaticano- siguen en juego los ultra conservadores de izquierda quienes al igual que los de la derecha ultramontana, son peones del imperio gringo. Es axiomático aseverar que los extremos se tocan porque, ambos son dos caretas de una misma cara, de una moneda falsa.

Agresión contra Honduras es zaga de la sevicia gringa contra Cuba. No le perdonan a Zelaya ni a su cancillera Patricia, la digna postura de haber contribuido a reivindicar los derechos del pueblo cubano y de Fidel, a su autodeterminación, a su soberanía y al derecho a alzar su voz digna en el Foro Americano.

Nunca antes Chávez habló tan claro y oportuno como cuando dijo-durante la reciente reunión en Nicaragua- que, “….no habrá negociación posible con los gorilas hondureños…”. Tan enfática aseveración ha debido retumbar en los oídos del  Presidente de Costa Rica, Oscar Arias, evidente pieza de la conspiración gringa.

Oscar Arias,  Calderón-Presidente mexicano-y el tal Insulsa son peones del ajedrez gringo pero Chávez no se deja intimidar.

Es del escritor suizo Hermann Hesse, la frase: “…el que quiere nacer tiene que romper un mundo…” y, por mi parte, imagino a un pollito rompiendo la cáscara del huevo que lo encierra.

Hay que demoler-más que desmontar- a la OEA, que como cascarón, ha sido fachada de USA, para esclavizar al Continente Suramericano.

¿Sub Continente de qué?- ¡Somos el Continente Suramericano!

¡Viva Cuba, viva Honduras! ¡Viva Fidel!

Guillermo Guzmán
oceanoatlanticoguillermo@gmail.com
30/06/2009



Etiquetado con: , , , , , , , , , , ,

Tu opinión es importante. Escribe un comentario