Venezuela es el tercer país latinoamericano con mejor propuesta de salud contrahegemónica

Por • 26 Jun, 2009 • Sección: Salud

La consolidación de una estructura de salud pública de atención primaria, evidenciada desde el 2004 con la amplia red de atención Barrio Adentro, ubica a Venezuela como el tercer país de América Latina con mejor propuesta de salud contrahegemónica, basada en principios de solidaridad, universalidad, equidad, gratuidad y eficiencia social.

Así lo expresó Mauricio Torres, representante de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (Alames), durante su participación en el foro: El Derecho a la Salud en el Contexto Latinoamericano, realizado este viernes en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg).

Torres destacó que a Venezuela le anteceden Cuba y Brasil como países donde funcionan las mejores propuestas de un sistema nacional de salud.

A este tipo de acciones de garantía al derecho fundamental a la salud, Torres calificó como modelo garantista, en el que el Estado es factor fundamental en garantías de salud, cumpliendo mecanismos como destinación de recursos y constitución de estructuras de prestación de servicios que tienen como prioridad la salud primaria, en la que el ciudadano accede a los servicios de salud por su simple condición de ciudadano.

Al respecto, refirió: “En este modelo garantista el ciudadano no debe demostrar su capacidad de pago para recibir prestación de servicios de salud, como ocurre en el modelo neoliberal en el que se entiende a la salud como bien privado y donde es el mercado el que regula el sistema para que opere bajo los principios de competitividad, productividad y eficiencia financiera”.

En ese sentido, consideró que los lineamientos de un modelo capitalista no sólo afectan el ámbito financiero, sino que inciden directamente en el modelo de sociedad y promueven las marginaciones en todas las poblaciones del mundo donde, en el caso de la salud, no se entiende como un derecho humano sino como una red de mercados de consumos que generan capital.

“Estos sistemas que aún funcionan en países como Canadá, Costa Rica, Colombia, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Argentina, Chile, apuestan a la acumulación de capital a expensas de la salud, en los que el ciudadano requiere demostrar estar asegurado o tener capacidad adquisitiva para pagar los servicios”, manifestó el representante de Alames, quien además destacó que estos modelos funcionan sobre estructuras de mercado que excluye a los sectores más desposeídos.

A juicio del experto colombiano, la constitución de sistema nacionales de salud -en caso de Venezuela, consolidación del Sistema Público Nacional de Salud- depende fundamentalmente del surgimiento de movimientos sociales que defiendan la salud pública.

Al respecto, refirió que gracias al surgimiento de movimientos populares activos, mayor control social, participación del pueblo en modelos de desarrollo social y consolidación de gobiernos progresistas, de izquierda, se ha logrado consolidar en Cuba el Sistema Nacional de Medicina Familiar Integral; en Brasil, el Sistema Nacional de Medicina Familiar; en Venezuela, la estructura base conocida como Barrio Adentro.

Además, en países como Uruguay, Bolivia y Ecuador se están creando nuevas formas de garantías en salud a través de las reformas constitucionales con las que se han planteado sistemas nacionales, mientras que en Ecuador se incorporó la perspectiva de atención en salud indígena.

En ese sentido, Torres consideró que los países latinoamericanos van encaminados a consolidar sus sistemas, en pro del beneficio de los pueblos, pero estimó como fundamental “resistir a la institucionalidad histórica y combatir una serie de dificultades sociales y económicas para avanzar en este tipo de modelos garantistas”, sentenció.

ABN 26/06/2009        



Tu opinión es importante. Escribe un comentario