Fallas en el servicio eléctrico afectan diariamente la zona norte

Por • 26 Jun, 2009 • Sección: Servicio Electrico

Boyacá, Villas Olímpicas, Casco Central y Barrio Sucre de Bolívar; zonas como la calle Arismendi y el Crucero en Lechería; Cerro Amarillo, Bella Vista y la zona alta de Puerto La Cruz, “se la pasan a oscuras”

Desde el jueves pasado las fallas en el servicio eléctrico se han vuelto una constante que en muchos casos “paraliza” el ritmo de las ciudades que componen la zona norte de Anzoátegui.

Colegios, universidades, instituciones gubernamentales, comercios y consultorios médicos, se ven afectados por los cortes que retrasan el trabajo y hacen perder horas/hombre.

Pérdidas
“Cuando no puedo vender perdemos entre 500 y 600 bolívares fuertes, es un duro golpe para nuestro negocio”, comentó Nelsy Vargas, vendedora de una agencia de loterías en el sector Barrio Sucre, en Barcelona.

En el Casco Central de la capital del estado el servicio “siempre se va a final de mañana”.

“Cuando se va la luz siempre escoge el mediodía, tipo 11:00 de la mañana. Uno está cocinando y es cuando hace más calor”, explicó Carla Martínez, residente del centro de la ciudad.

Falla en la zona Sur
Niobis Rondón, gerente de la Compañía Anónima para la Administración y Fomentó Eléctrico (Cadafe) región I (Anzoátegui y Sucre), refirió que la lluvia del pasado jueves ocasionó fallas en la subestación de Tapas Coronas, lo que generó la interrupción no programada del servicio en la zona Sur del municipio Simón Bolívar. Habitantes de El Moriche, Villas Olímpicas, La Ponderosa, El Viñedo y Puente Ayala fueron algunos de que se vieron afectados
Todos los días
Ayer, el sector capitalino Portugal sufrió los embates.

“La luz se fue desde las 10:00 de la noche hasta las 2:00 de la mañana. Estamos cansados de que Cadafe haga lo que quiera con nosotros. Yo pago mi luz y quiero que ellos cumplan con el servicio”, señaló la habitante del sector plaza San Felipe en Portugal, Nancy Rodríguez.

Para los residentes de Boyacá I hablar de las fallas eléctricas es como dar los buenos días.

“Estamos acostumbrados a que se vaya la luz a toda hora. Durante todo el día estamos en eso, llega y se va; medio llueve y se vuelve a ir”, indicó el vecino Orlando Acosta.

En Lechería y Puerto La Cruz el servicio eléctrico también falló.

Específicamente en la calle Arismendi de Urbaneja, dos apagones mantuvieron a los morreños a oscuras por más de siete horas.

Mientras, en Sotillo, la parte alta de la ciudad y el sector Cerro Amarillo se han visto afectadas durante toda la semana.

A. Belmonte/G. Mistaje
Diario El Norte
26/06/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario