“La violencia en la UDO se debe atacar desde adentro”

Por • 25 Jun, 2009 • Sección: Educacion

A raíz de los continuos actos vandálicos que se han venido presentando durante todo el año en la Universidad de Oriente (UDO), muchos podrían pensar que la casa de estudios se encuentra en el peor estado y que no brinda a los estudiantes herramientas que los hagan separarse de la violencia.

Para muchos, los constantes ataques a policías, agresiones a las autoridades académicas, al personal de prensa y a los mismos estudiantes, representan la desadaptación de quienes hacen de todo por un cupo en el Alma Mater, para luego desperdiciarlo en saqueos.

Para Merynet Salcedo, psicóloga del recinto universitario, la situación que se ha venido presentando con mayor intensidad en los últimos tiempos, pero que desde siempre ha existido, y que el pasado lunes dejó un saldo de una persona fallecida, no es más que vandalismo, en el que se refleja la crianza, el efecto social y la soledad de muchos jóvenes que dejan sus ciudades para venir a estudiar, pero que al final, ávidos de popularidad, se sumergen en la delincuencia y en la siembra del terror.

Salcedo asevera, que en el año y medio que lleva tratando a los estudiantes de la UDO, se ha encontrado con jóvenes con mucha incomunicación, que necesitan terapia, y que consumen drogas por la misma razón, aunque admitió que son muy pocos quienes lo aceptan.

“La familia es la base fundamental de la sociedad”, dice Salcedo, quien asegura que la mayoría de los saqueadores de la UDO, no son como muchos piensan, los delincuentes de barrios adyacentes, sino estudiantes, que no tienen una base sólida forjada de amor, valores, moral y respeto, sino de gritos, desorientación, golpes y peleas; “estos muchachos son el reflejo de su núcleo familiar, mismos que tienen casas, pero no tienen hogares”.

“En sembrar el terror se han centrado los encapuchados que introducen camiones a las instalaciones del núcleo, y lo han logrado, ya que yo he sido testigo, como los muchachos quienes estudian en las mesas de los alrededores, se quedan observando como sus compañeros cometen los delitos, acción que lo quieran o no, los vuelve cómplices de un hecho en el que ellos se sienten de manos atadas, por el temor a ser atacados directamente”, comentó la especialista en psicología proveniente de Caracas.

Del 100% de las consultas que atiende la psicóloga Salcedo, el 80% representa a alumnos con problemas personales, en su mayoría jóvenes que se han visto en la necesidad de dejar sus casas para poder estudiar, mientras que el 20% lo representan problemas académicos, como es solicitar técnicas de estudios a fin de mejorar el promedio y conseguir un cambio de carrera.

“Es importante que se tomen en cuenta las cifras, porque allí nos damos cuenta de cuál es realmente el problema, para contrarrestar esto, la universidad debe comenzar a acercarse a estos bachilleres, pero más allá de reprenderlos, ellos deben ser escuchados, para saber qué es lo que tienen que decir, partir desde allí, y buscar la manera de ayudarlos, porque asistiéndolos a ellos nos estamos asistiendo a nosotros mismos, porque somos una misma familia universitaria”, enfatizó la especialista.

Pero no solo es necesario atacar el problema individual, según las palabras de la psicóloga de los udistas, sino que asegura, que sería de vital importancia evaluar a la familiar, porque la intención es tratarlos en conjunto.“Por mi experiencia, puedo decir, que el problema radica en la inmadurez, el problema es de base, y la única manera de solucionarlo es afrontándolo, proporcionándole herramientas a los jóvenes para que se alejen de la violencia, hacer un estudio a fondo, con records académicos, porque con lo ocurrido hay que poner mano dura, en sentido literal”, finalizó.

“Debemos escucharlos”
La especialista, proveniente de la ciudad de Caracas, y quien lleva a penas año y medio en la institución, fue contundente con sus palabras, al decir que los vándalos necesitan “mano dura”, pero antes de aplicarles algún régimen, deben ser escuchados, porque ellos también tienen algo que decir, “es importante saber, por sus propias palabras, por qué toman estas acciones radicales en tiempos de clama para la casa de estudios”, concluyó.

Nazareth Montilla
Diario Metropolitano
25/06/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario