¡¡Carajo!! ¿Hasta cuando esta Vaina?

Por • 25 Jun, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

Las tropas de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití junto a la policía nacional golpearon a estudiantes que estaban manifestándose en favor a la aprobación de una ley para el aumento del salario mínimo. Camille Chalmers, director de la organización haitiana PAPDA explica la gravedad de la situación. Oigan las informaciones en el link de abajo

http://www.jubileosuramericas.org/item-info.shtml?x=97803

Mientras los presidentes del ALBA  proponen mecanismos y métodos de integración regional para lograr la  total independencia y el mayor bienestar de sus respectivos pueblos. Como por ejemplo la propuesta de Presidente Correa  del Ecuador; de crear una comisión para que se ocupe de desarrollar programas que garanticen la posesión de viviendas dignas a cada uno de los habitantes de los países reunidos en este pacto.    Vemos como en contraste, en la querida y sufrida República de Haití, los estudiantes, que manifestaron ejerciendo su legitimo derecho para exigir mejores salarios a los trabajadores de esa nación, fueron reprimidos salvajemente por las fuerzas interventoras y garantes de la opresión impuesta por el imperio maldito Gringo y su acolito servil Francés, pero lo más vergonzoso y triste es que dentro de esas tropas  “internacionales”, se encuentran las brasileñas y Argentinas.  Esto reniega mucho de la condición de solidaridad y democráticas verdaderas de los gobiernos de esos países. Y da a entender por que las favelas y los barrios pobres de argentina y Brasil, sienten el peso de la opresión oligárquica de sus gobiernos, que se escudan detrás de una mascara de progresistas. No importa el discurso de la procedencia u origen de los gobernantes títeres.

La muerte de estudiantes, cuyo delito es pedir libertad y mejores salarios para sus hermanos trabajadores, en su propio terruño, a manos de tropas extranjeras de naciones , que se jactan de humanitarias, refleja  el real talante de los gobernantes.  Pueden decir los discursos que quieran y hacer las miles de apariencias.  Su única verdad es que son rehenes de las clases oligárquicas asesinas, que no escatiman en las vidas que necesiten arrebatar a los pueblos inocentes, para mantener su status diabólico explotador.

Los países del ALBA, tal como lo hicieron en el circo  llamado OEA, deben asumir a una sola voz, la inmediata desocupación de Haití por parte de las fuerzas invasoras que le están haciendo el mandado al maldito imperio Sion Gringo. Debemos recordar que el presidente legitimo de Haití, Jean Bertrand Aristide, fue secuestrado por tropas yanquis, y sacado a la fuerza bajo amenaza de muerte.  Luego vinieron los alcahuetas de la ONU Y bajo complicidad cobarde de la OEA, buscaron aduladores aspirantes a imperios de segunda, como Brasil y Argentina,  para que se encargaran de aterrorizar y asesinar al pueblo, cuando se revelara contra semejante brutalidad.  Hoy tenemos a un país sometido a los designios de unos sátrapas criminales, que disfrazados de demócratas y pacificadores, son garantes del mas perverso saqueo a una nación, chupándole incluso las pocas gotas de fuerza y sudor que tienen los habitantes de ese país, para enriquecer a los buitres dueños de las maquilas que  son a la vez quienes realmente gobiernan en el imperio maldito gringo

Señor presidente, camarada, amigo y luchador por los pueblos, Hugo Chávez Frías: le solicito como uno de quienes le acompañan en esta honrosa cruzada por la vida y los derechos de lo pueblos, que apreté el verbo y el botón y proteste a los cuatro vientos la criminal opresión internacional en contra de nuestro querido y amado pueblo haitiano, le recuerdo el compromiso que tenemos con esa noble nación, que nos abrió sus puestas cuando más lo necesito nuestro Simón Bolívar y que no puso condición, ni escatimó en gastos a tiempo y efectivo.

A los hermanos de los pueblos del mundo por favor quien o quienes tengan la capacidad, emprendamos una campaña internacional por la libertad e independencia de la primera nación negra del continente.  Aprovechemos las intervenciones que se harán en la casa de la indignidad del mundo (ONU) para tumbar mascaras y descubrir sus indignas hipocresías.

      ESCRITO CON RABIA:

Javier Monagas Maita
javierdelvallemonagas@gmail.com
24/06/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario