Sarkozy rechaza el uso de la burka

Por • 23 Jun, 2009 • Sección: Noticias Internacionales, Política Internacional

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó este lunes que la burka islámica (el velo integral de la mujeres musulmanas) “no es bienvenida” en su país, durante un discurso histórico ante el Parlamento en el que prometió seguir adelante con su agenda de reformas.

Sarkozy sostuvo este lunes que la burka “es un signo de sometimiento” y apoyó la creación una comisión legislativa para definir cómo limitarla.

La alocución de Sarkozy en el palacio de Versalles fue la primera que un jefe de Estado francés realiza ante las dos cámaras legislativas desde 1873, y ha sido posible gracias a una reforma constitucional aprobada el año pasado.

“Mujeres prisioneras”
El uso de la burka islámica en Francia es motivo de un creciente debate, sobre todo tras el reclamo de un grupo de diputados de crear una comisión que investigue el fenómeno y proponga medidas al respecto.

Sarkozy se involucró de lleno en la polémica y dijo que “es necesario que haya un debate y que todos los puntos de vista se expresen” sobre este tema.

“Quiero afirmarlo solemnemente, la burka no es bienvenida en el territorio de la república francesa”, dijo en medio de aplausos.

“No podemos aceptar en nuestro país a mujeres prisioneras detrás de una reja, separadas de toda vida social, privadas de toda identidad. No es la idea que la república francesa tiene de la dignidad de la mujer”, continuó.

“Respetada”
Sin embargo, Sarkozy también advirtió sobre el riesgo de “equivocarse de combate” y dijo que en Francia “la religión musulmana debe ser respetada igual que las otras religiones”.

Francia aprobó en el año 2004 una ley que prohibió el uso del velo islámico en las escuelas públicas, en medio de protestas de grupos musulmanes.

La idea de crear una comisión parlamentaria sobre la burka surgió de un diputado comunista francés y ha relanzado el debate sobre el laicismo y el uso de símbolos religiosos en Francia.

La iniciativa es apoyada por legisladores de diferentes tendencias y miembros del gobierno, que quieren prohibir la burka por considerarla contraria a los valores republicanos.

“Resbaladiza”
Sin embargo, otros ministros y opositores franceses han advertido sobre los riesgos de la prohibición de la burka y la posibilidad de que genere tensiones con parte de la comunidad musulmana en el país, la mayor de Europa.

Guy Hermet, profesor del Instituto de Estudios Políticos de París (IEP), dijo a BBC Mundo que la decisión de Sarkozy de meterse en la polémica puede ser “un poco resbaladiza porque va a relanzar querellas”.

“No va a aumentar mucho la tensión, pero no mejora las relaciones” de Francia con el mundo árabe, explicó.

No obstante, el analista dijo que el debate francés se explica porque “en una sociedad humana no puede haber relación con una persona que le percibe a usted, pero usted no puede percibirla a ella”.

Reformas
La alocución de Sarkozy ante el Parlamento fue criticada por grupos de izquierda y boicoteada por legisladores comunistas y ecológicos que sostienen que el presidente tiene actitudes monárquicas.

Sarkozy también repasó en su discurso sus planes políticos y económicos al aproximarse a la mitad de su mandato y dijo que Francia debe cambiar el modo de encarar los problemas para competir en el mundo actual.

Uno de sus principales anuncios fue la creación de un préstamo nacional para financiar prioridades estratégicas que serán definidas por legisladores, empresarios y actores sociales.

Además, dijo que a mitad de 2010 será “el momento de la decisión” sobre la reforma del sistema de pensiones y aseguró que se examinarán todas las opciones, incluso la edad de retiro.

El mandatario francés indicó, también, que el próximo miércoles se realizarán cambios en su gobierno, ante la necesidad de reemplazar a los ministros de Justicia, Rachida Dati, y de Agricultura, Michel Barnier, electos diputados europeos.

“Nicolas II”
Sarkozy ratificó otras reformas polémicas, como la que aumenta la autonomía de las universidades, pero evitó anunciar nuevos cambios radicales en tiempos de recesión económica y con el desempleo en alza.

La alocución de Sarkozy ante el Parlamento fue criticada por grupos de izquierda y boicoteada por legisladores comunistas y ecologistas, que sostienen que el presidente tiene actitudes monárquicas.

La tapa del diario Libération este lunes estaba cubierta por una caricatura de Sarkozy con una corona y sentado sobre un trono, bajo el título “Nicolas II”.

Gerardo Lissardy
BBC Paris
22/06/2009



Etiquetado con: , , , , , , ,

Tu opinión es importante. Escribe un comentario