Ley Antiextorsión y Secuestro protege la integridad física y los bienes del secuestrado

Por • 11 jun, 2009 • Sección: Política Nacional

La Ley protege los derechos humanos del secuestrado, pero también le da el beneficio de la colaboración al secuestrador.

La Ley Antiextorsión y Secuestro llena muchos vacíos y protege la integridad física y los bienes del secuestrado, además de tipificar modalidades de secuestros.

Así lo expresó, Haiden Pirela, presidente de la Sub-Comisión de Integración y Asuntos Fronterizos de la Asamblea Nacional, durante el programa Despertó Venezuela, que transmite VTV.

Calificó como novedoso y conciso el reglamento, que consta de 30 artículos.

Indicó también que especifica y clasifica este tipo de delito en: secuestro express y simulación de secuestro, secuestro por asuntos políticos y secuestro en un medio de transporte.

Subrayó que con la Ley, se hará una verificación patrimonial del secuestrado y el Ministerio Público a través de la ley estará facultado para eso.

Además, "mediante el artículo 30, se obliga a los familiares del secuestrado a denunciar el secuestro. Agregó ¿Cuántas familias están arruinadas producto de un secuestro?".

Explicó que no se trata de congelar los bienes, sino que inmediatamente que se hace la denuncia, el Ministerio Público practica una inspección, y es difícil que esa persona pueda pagar el rescate.

Precisó que el artículo 14, le da un beneficio al secuestrador, porque si en menos de 24 horas, se entrega y colabora con la justicia, se le reduce la pena en una cuarta parte.

Subrayó que la Ley protege los derechos humanos del secuestrado, pero también le da el beneficio de la colaboración al secuestrador.

Se refirió también al Artículo 13, que establece una modalidad sobre los cómplices, quienes pueden colaborar para contrarrestar la pena y poder actuar sobre el delito.

Igualmente se contempla en la Ley una asistencia psicológica para los secuestrados, mientras que anteriormente se le dejaba al libre albedrío de la víctima.

Prensa web YVKE,VTV
11/06/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario