¡La Guerra del Gran Capital Contra el Mundo!

Por • 30 Abr, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

Si algo ha caracterizado al poder económico mundial, comandado por los sionistas judíos y sus cómplices mafiosos al servicio del vaticano, es la poca importancia que tiene para ellos la vida humana o la naturaleza misma. Desde el mismo momento en que se proponen construir armas químicas, o radiactivas, o proyectiles de precisión de alto poder destructivo. Dan a entender que la vida para su criterio, es solo un requisito para imponer su voluntad, su interés y obtener beneficio económico

La historia nos dice que desde que la acumulación de riquezas en pocas manos se empezó a establecer en el mundo, en ese mismo momento, la injusticia y las muerte en masas de pueblos humildes, es una constante. En la medida que la avaricia toma posesión de los cuerpos, almas y espíritus de los potentados; en esa misma medida, toda acción que genere ganancias económicas es valida. En el feudalismo, la vida solo tenia el valor que representaba la fuerza de trabajo productiva. Los hombres y mujeres eran sostenidos precariamente por interés que rindieran en la jornada de trabajo. Cuando su fortaleza mermaba, en ese momento eran desechados y abandonados como objeto. Previamente en el esclavismo el trato era semejante. Cuando la burguesía asume el poder en los albores de la era industrial, descubre que para Ella es más ventajoso liberar a los sometidos bajo su dominio, desprenderse de la obligación de darles el sustento y dejarlos a la suerte de, que convirtiéndose en trabajadores ¿libres? Los convertían en servidores con la responsabilidad de ocuparse de su propia manutención al costo de un miserable salario indigno.

Todos los imperios que han existido, han nacido por las apetencia desmedidas de una minoría, que mediante el poder político y económico, se imponen al resto del colectivo y los convierten en instrumentos contra si mismos y contra quienes se rebelan. En el afán de apropiarse de todo lo que se considere valioso.

Las cosas en los tiempos actuales no han cambiado mucho.El imperio de estos tiempos, no es el de una nación como tal. Es el imperio de dominación y avasallamiento de una elite económica oligárquica. Tiene sus ramificaciones o tentáculos en la mayoría de los países a través de cómplices tarifados o sub imperialistas, que como es lógico deducir, es una ínfima minoría relativa. En verdad el gran capital, no tiene nacionalidad o patria. Solo posee intereses y socios a conveniencia, su motivación es la ganancia máxima a menor costo de inversión. El gran capital no tiene escrúpulos a la hora de crear situaciones en las cuales se favorezca, no importando las victimas o su proporción. Las grandes empresas o monopolios internacionales, tiene especializaciones hasta en producir muerte como negocio. La guerra para ellos es solo una modalidad de generar recursos y dinamizar su fuentes de ingreso monetario, sus estrategias pueden pasar hasta por auto agredirse, para justificar un fin. no importa si las víctimas son sus propios connacionales. Lo que cuenta es la acción predeterminada y sus derivaciones

Dadas las características de los tiempos presentes, las experiencias acumuladas de los pueblos agredidos por el imperio, y las enseñanzas de luchas pasadas, han hecho que su poderío militar, sea derrotable por fuerzas normales, pero adaptando las tácticas de combate a sus conveniencias (guerra asimétrica, guerra de guerrillas) esa lección le ha costado al imperio varias derrotas en el ámbito militar en diferentes frentes. Lo que lo ha alertado y le induce a cambiar de estrategia.

La consecuencia de la agresión cobarde a Irak y a Afganistán. El fracaso al intervenir en Bolivia, Venezuela, Ecuador etc., está conduciendo a una nueva forma de guerra por parte del imperio. Esa guerra en la Bacteriológica. No se crean que lo de la gripe aviar, o la gripe porcina, es una casualidad : es un nueva forma de ataque que las fuerzas diabólicas Sion – judías que controlan al imperio han desarrollado. Las guerras formales les salen muy caras en este momento, su capacidad de respuesta o logísticas está en el tope casi al máximo de su capacidad, los conflictos internos, le impiden disponer de fuerzas que podría necesitar en un momento cualquiera para contener las manifestaciones del pueblo gringo. En este momento gran cantidad de empresas están tomadas por los trabajadores en la sede principal del imperio. Sus aliados Europeos están acosados por las fuerzas laborales. La crisis artificial provocada, se les ha ido de las manos debido a eso han recurrido a la guerra biológica, como una forma de distracción al problema principal, y como método de ganar una platica con los medicamentos que fabrican los mismos laboratorios que crearon los virus de moda. Matan dos tiros de un solo pájaro.

Faltan más cosas terribles por ver como producto de la reacción del imperio ante su derrumbe. Cosas que dejaran sorprendidos a aquellos ingenuos que creyeron en las bondades del capitalismo explotador y chupa sudor de obreros, generador de miseria y muertes. Solo la unida de los pueblos podrá acelerar su caída más rápidamente y evitar así mayor sufrimiento, esa es la mejor cura para ese cáncer llamado capitalismo.

Javier Monagas Maita
javiermonagasmaita@yahoo.es
30/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario