Con La Lucha de Clases Hemos Topado

Por • 28 Abr, 2009 • Sección: Un Grano de Maíz

Las vanguardias de las clases sociales opuestas a la Revolución se mueven con precisión de vernier: cada día dan un paso exacto hacia el derrocamiento de la Revolución.

El ataque es tenaz, abarca todos los frentes de la batalla, ninguno da tregua. El fin de semana aparecieron nuevos llamados y nuevas formaciones organizativas que predicen un golpe de estado. Veamos uno.

La Asamblea Anual de Consecomercio reunida en Cumaná del 23 al 26 de abril produjo un documento teñido de golpismo clasista. Leamos algunos párrafos:

…El Estado Venezolano ya no se propone la libertad, la paz y la justicia de los venezolanos. Ya no vivimos al amparo de un Estado de Derecho y de Justicia. En este momento nadie tiene garantizados sus derechos humanos y vivimos con la inmensa desgracia de que todo el ordenamiento jurídico de nuevo cuño, ese que se está edificando para sentar las bases del socialismo del siglo XXI, se vuelve contra todos los ciudadanos, como los viejos fusiles de las dictaduras, para someter cualquier intento de diversidad o alternativa…

(…)Vivimos al margen de la Constitución, sin derechos, sin garantías y sin justicia. Pero ante esta situación ¿qué es lo que podemos hacer? ¿Cuál puede ser nuestra contribución al país?

(…) Frente al poder esgrimido por un gobierno que controla a su real saber y entender todos los hilos del poder, y que ahora exhibe una gran capacidad para avasallar a cualquier oponente, solo puede oponérsele un amplio movimiento que tenga dos acuerdos fundamentales. El primero de ellos, un acuerdo sobre la gravedad del momento institucional y político que vivimos, y el segundo, un gran acuerdo sobre cuál debe ser la alternativa.

La agudización de la lucha hace que emerjan los verdaderos intereses en pugna, los de clases.

El comunicado de Consecomercio es claro. Ellos atacan el camino de redención que ha tomado esta sociedad, el camino al Socialismo, que significa la pérdida de los inmensos privilegios de la oligarquía.

Estamos en una encrucijada final: vamos al Socialismo o vamos a la Barbarie fascista, no hay medias tintas. Los factores sociales están tomando posición para el combate definitivo que ya se vislumbra en el horizonte.

La clase obrera, liderizada por el Comandante Chávez y encontrada con su ideología, deslastrada de pequeñoburguesismos, de economicismos mezquinos y anarquismos baratos, debe, con su acción, sus ideas y su ejemplo, dirigir la lucha por el Socialismo.

Es necesario que entendamos la importancia del momento histórico: la construcción del Socialismo es la reivindicación mayor de la sociedad, de la humanidad. Y esa construcción no es posible sin la transformación de la clase obrera: de una clase oprimida luchando por su sobrevivencia, por arrancar migajas a los oligarcas, a una clase liberadora, capaz de pensar con grandeza, de liderizar las transformaciones socialistas y de defenderlas.

El país y la humanidad están esperando por el ejemplo y la guía de la clase obrera venezolana, actuemos con la misma altura de los Libertadores.

¡Chávez y la Clase Obrera son Socialismo!

Antonio Aponte
Un Grano de Maíz
28/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario