El inocente se fue para la tierra del nunca jamás

Por • 24 Abr, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

La huida de Manuel Rosales, ha revelado que detrás de esa fuga se esconde una serie de cosas que desde hace muchos años, diez para ser exactos, hemos denunciado con respecto a una de las debilidades que tiene nuestra Revolución: la eterna ingenuidad política, que ya raya en la impunidad y en la complicidad. Nuestra Revolución sigue arrastrando ciertas debilidades que no ha sido capaz de superar o no han querido extrañamente algunos sectores ligados al gobierno nacional.

La ingenuidad, sigue arrastrando a algunos personajes que cumplen funciones en el gobierno nacional. Muchos funcionarios medios y altos de la administración pública tienen fuertes lazos afectivos con sectores contrarrevolucionarios venidos de la vieja izquierda tradicional y de AD y COPEI.

A esos sectores, se les dan en la mayoría de las veces los mejores contratos de las instituciones del estado. Sería importante por la seguridad del estado, que se investiguen cuantos grandes contratos de PDVSA le son dados a contratistas que son de propiedad de mucha gente que fueron despedidos por estar incursos en delitos de saboteo petroleros o de sus familiares y testaferros.

Muchos personajes que trabajan para el gobierno nacional, operan conscientemente para la contrarrevolución. Además de otros y otras que se identificaban en tiempos pasados con una mal llamada nueva izquierda o socialismo a la venezolana impulsado por el MAS, con características de Socialdemocracia y abiertamente revisionista.

Otros funcionarios públicos, vienen del miquelinismo, que todavía de una u otra forma, se han mantenido vivos y activos en este gobierno revolucionario, con la complicidad de algunos sectores Rojos Rojitos, que también forman parte de este sector contrarrevolucionario. Hay que seguirle la pista a los jugosos contratos de algunos Ministerios y organismos del estado venezolano, ahí está la clave de una conspiración que está siendo financiada indirecta e ingenuamente por el propio estado.

Por otro lado, están quienes vienen abiertamente, desde los mismos partidos de la derecha y quienes por una extraña alquimia política e ideológica, se han transformado en revolucionarios confesos. Solo hay que ponerle la lupa a algunos organismos públicos para que descubramos a los camaleones políticos que se han mimetizado en el gobierno revolucionario y en sus instituciones.

Toda esta gente, son financistas muy importantes de los sectores contrarrevolucionarios y de las políticas terroristas hechas contra el estado y contra sus instituciones públicas venezolanas. Se les tolera y se les mantiene a través de contratos jugosos y recurrentes, que son retribuidos a través de comisiones y otros cobros ilegales, a sectores contrarrevolucionarios que están vivos y activos en el gobierno nacional, mimetizados como funcionarios y contratistas Rojas Rojitas.

Gente que tradicionalmente se identificó en tiempos de AD y COPEI, con ciertos sectores progresistas y de avanzada en nuestro país, ahora no tienen ningún tipo de vergüenza al defender posiciones indefendibles como es el caso que ahora es noticia, como la supuesta corrupción del Gobernador- Alcalde Manuel Rosales. Pareciera que ellos y ellas creyeran, más que el propio señor Rosales, en su inocencia. Quizás esto es una demostración convincente que jamás fueron parte, ni política ni ideológicamente, de la verdadera izquierda Revolucionaria, o del pueblo venezolano.

Manuel Rosales, está en Perú, aunque resulta extraño que no esté en Miami, quizás como producto de la incertidumbre que causa el querer saber por dónde viene el gobierno de Barack Obama. Recurrió a lo que le parece más lógico y seguro, irse, con ayuda de ciertos sectores colombianos, al Perú, buscando el apoyo irrestricto entre sus iguales políticos y sus afines ideológicos de derecha, a través del bufete de abogados de Javier Valles Riestra, abogado defensor de Montesinos y de Fujimori.

Creemos, que es necesario que la Revolución Bolivariana inicie un proceso verdadero de Rectificación, porque históricamente este proceso político que estamos viviendo y que es heredero del ideal libertario de Bolívar, no puede seguir tolerando en su seno a quienes han manchado y seguirán manchando la historia de la Liberación de nuestros pueblos, con recurrentes traiciones de parte de quienes están mimetizados como Rojos Rojitos, como diría Simón Bolívar: ¨A un Nuevo perdón le sigue una nueva traición¨

Hay que ponerle la lupa a las diferentes instituciones del estado venezolano, hay cosas curiosas, sobre todo en los estados y municipios, más allá de Caracas. Organismos como la UNEFA, UBV, MERCAL, INCES, PDVSA, Ministerios e institutos autónomos, están plagadas de sectores antirrevolucionarios que trabajan sin descanso con la oposición venezolana, para minar la labor del gobierno revolucionario.

Muchos sectores populares y revolucionarios están marginados dentro de las mismas instituciones revolucionarias, muchas de ellas creadas por el gobierno nacional. En algunas instituciones educativas Universitarias del Gobierno nacional, la presencia de la Gente del Petróleo es notoria y peligrosa.

En días recientes, asistimos en Maracaibo, a una actividad en una de las instituciones más emblemáticas del estado venezolano. Me sorprendió el discurso abiertamente de oposición que tenían para el público presente, algunos de los altos funcionarios de esta importante institución Pública. Por otro lado, muchos funcionarios Rojos Rojitos de la Alcaldía de Maracaibo y de otros organismos del gobierno nacional, al otro día de haber ganado Manuel Rosales la Gobernación- Alcaldía, tenían en sus carros la frase ¨No es No¨.

El Gobierno Venezolano debe iniciar el proceso de embargo de los bienes e inmuebles de Rosales tanto en Venezuela como en el extranjero para evitar el traslado de cuentas y propiedades hacia otros testaferros. Se debería aprovechar los buenos deseos del gobierno norteamericano para rescatar lo que le pertenece al estado y al pueblo venezolano.

Manuel Rosales, en su huida hacia el Perú vía Colombia, dejó atrás a un sin número de llorones, que lamentan y festejan su huida hacia Lima, en busca de los abogados de Montesinos y Fujimori. Algunos lamentan su huida, porque ante la realidad de la carencia de un verdadero liderazgo en la oposición venezolana, ellos y ellas habían asumido el principio que dice: ¨ En el país de los ciegos el tuerto es rey¨. Se les fue el tuerto que aunque no es rey logro doble coronarse de Gobernador- Alcalde en el Zulia.

Otros y otras, como Ledezma y su combo de alcaldes y gobernadores llorones, lloran de la alegría porque ven en la huida de Manuel Rosales, una oportunidad de poder asumir liderazgos políticos y candidaturas imposibles. Los incapaces se alegran por la partida de incapaz mayor.

¡El Pueblo Nunca Olvida!

Obed Juan Vizcaíno Nájera.
Maracaibo- Venezuela
24/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario