¡Urgentísimo!

Por • 22 Abr, 2009 • Sección: Un Grano de Maíz

Son escasos los que aún creen en el carácter democrático de la oposición oligarca, ya es casi unánime la opinión de que construyen un golpe. Los indicios son claros.

Lo más importante, y que sustenta todas sus acciones, es el desconocimiento del gobierno, ésta es la condición previa para un golpe: ellos dicen que esto es una “dictadura al margen de la Constitución y las leyes”, que “los poderes no son legítimos”, pasan a la “clandestinidad”, no aceptan la legitimidad del Poder Judicial y el Ministerio Público, hacen actos donde declaran su rebeldía públicamente.

Siguen instrucciones de los tanques pensantes gringos: desconocer la legitimidad del gobierno. Ese es el objetivo en esta etapa, que podríamos calificar de la fase pacífica de un golpe, después vendrá la cruenta.

Las señales son abundantes, altos funcionarios denuncian atentados contra Ministros, movimientos de paramilitares, todos sabemos del público susurro a los oficiales, los ataques a los militares honestos y las manipulaciones con el tema del Golfo. El objetivo es Chávez y la Revolución Bolivariana, el actor intelectual es la CIA, que opera desde la Embajada Gringa. El golpe es de factura imperialista, y los golpistas son agentes, oficiales del ejército de ocupación gringo.

La pregunta que surge de este cuadro evidente es:
¿Qué deben hacer los revolucionarios?

Sabemos que nos enfrentamos al imperialismo fascista, esa es la amenaza, y sabemos, la historia nos lo enseña, que el fascismo sólo retrocede frente a gobiernos firmes y pueblo organizado, capaz de una respuesta rápida y profunda, preparado para transformar una agresión en un avance.

He allí la respuesta: organizar, emocionar, movilizar al pueblo, esa es la tarea urgentísima de estos días, sólo con un pueblo así podemos hacer frente a la amenaza que se construye ante nuestros ojos.

En esta idea, los Comités por el Sí deberían transformarse en Comités Antiimperialistas, con el mismo entusiasmo, la misma conciencia, la eficacia que tuvieron en las elecciones. Deben organizarse local, regional y nacionalmente. Esto daría al pueblo, tal como en las elecciones, vías organizativas para la participación.

El partido debería declararse en emergencia, afinar la estructura, el funcionamiento, la formación. Los Destacamentos de Vanguardia son indispensables para vigorizar la acción política.

Es necesario profundizar la batalla ideológica, sólo desde una ideología firme se podrá construir las directrices para la batalla que se está desarrollando, alimentar nuestra campaña mediática, dar respuesta a la manipulación oligarca.

La convocatoria del pueblo a la calle es urgentísima, debemos dar muestra de pueblo organizado, muy disciplinado, unido alrededor de Chávez, que entiende lo que está en juego y es capaz de llegar a todo por defender su futuro. El pueblo debe tener orientaciones claras, nada debe quedar a la improvisación, nada debe ser espontáneo.

La dirección revolucionaria debe dar señales claras a los oligarcas de que si se atreven, que si se colocan al margen de las leyes, se arrepentirán.

¡Movilizados en defensa de la Revolución y del Comandante Chávez!

¡Chávez es Socialismo!

Antonio Aponte
Un Grano de Maíz
22/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario