Ahora si tengo las pruebas y diré los nombre

Por • 22 Abr, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

Tuve que hacer enorme esfuerzos y largas travesías para poder llegar a donde he llegado, estos enormes sacrificios en lo que me he visto involucrado, se debe a que; una vez más nuestro pueblo ha tenido la oportunidad, de detectar, palpar y comprobar varias cosas:

A).- Que al parecer somos un proceso político de cambios profundos, en donde los cambios solo lo perciben un grupo de personas de la oposición y buena parte de los lacayos HIDEPU escuálidos del imperio en Venezuela, amén de que, por esa mala leche que hemos tenidos los excluidos, a lo largo de toda nuestra historia, tenemos unos malparíos revolucionarios que juegan con el bando contrario, es decir, la contrarrevolución.

B).- Que definitivamente nuestro proceso político de cambios profundos, necesita con urgencia, la Revisión, la Rectificación y el Reimpulso para nuestros adentros organizativo, debido a que, muchos de nuestros organismos e instituciones gubernamentales, solo son eficientes cuando se trata de los excluidos, que hay que poner detrás de las rejas, mientras que los grandes señores que manejan los recursos robados al estado tienen una facilidad enorme para conseguir evadir y burlar los cercos de seguridad de los cuerpos detectivesco policiales del estado, sea cual fuere su naturaleza.

C).- Que definitivamente somos un proceso político de cambios profundos, con limitaciones ideológicas, disciplina, constancia y compromisos éticos y morales, debido a que, aun no hemos podido, ni logrado hilvanar una cohesión visionaria del trabajo político organizativo que se requiere o que requiere una revolución, porque, aun no hemos podido deslastrarnos de tantos bagazos teóricos juntos, que se nos han infiltrado en nuestras filas, haciéndose pasar como chavistas y revolucionarios y solo han resultados arribistas y oportunistas.

D).- Y quizás no sea esta la ultima pero de las divisiones de nuestro atropellados fracasos pero lo voy a poner porque me presumo conocedor de algunas cosas, pero como lo he venido diciendo durante varios años. Somos demasiado come flor, estamos siendo demasiado condescendientes y benevolentes con estos HIDEPU escuálidos malparíos y les estamos permitiendo demasiadas libertades en su accionar y creo que se hace necesario, la confrontación de la acciones desestabilizadora con que se nos vienen los grandísimos LACAYOS pitiyanquis escuálidos HIDEPU. Aunque suene redundante y puesto que estas palabras son prácticamente sinónimas.

Pero cuidado con una vaina LINA RON; La piedrita, Alexis VIVE y pandillitas de los colectivos del 23 de enero…y ojo, no vayan a ponerse payaso a interpretar esta vaina a su libre albedrio y luego entienden otra…la vaina no es que vayamos a empezar a matar y escoñetar a todo aquello que nos parezca enemigo, la vaina es actuar con consciencia y con conocimiento de causa, sin locura y sin extremismo.

Por cierto mi comandanta LINA RON, con lo que hiciste en el Barrio la Ceiba de San Agustín del sur , la has cagado de lo lindo, mi comandanta, antes de ponerte a cometer una cagada como la que hiciste, por la muerte de unos de tus muchachos, primero camarada, infórmese, documéntese, entérese, indague, pregunte y luego después vaya y cante su “Oh bella chiao” o su “los que mueren por la vida no pueden llamarse muerto”; ojo comandanta, y no es que me alegre la muerte ajena y que no debamos sentir, por la desaparición física de un compañero o compatriota, porque toda muerte es dolorosa y tenemos que sentirla si de verdad somos los que decimos ser, pero de ahí a las cosas que usted hiso en MI BARRIO, son cosa muy distintas, y por favor dígale a sus muchachones que no se vayan a poner payasos con mi familia después que lean este escrito, porque tenga la plena y absoluta seguridad camarada LINA, que la voy a hacer responsable a usted mi comandanta de cualquier cosa que le pase a mi familia y aunque todos tenemos rabos de paja, en este concierto de la vida, creo que usted tiene un granero lleno de ese material en su andar y accionar, no siga haciendo las cosas a ciega.

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! ni Revolución

Jesús Chua Espinoza
22/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario