La Gaviota

Por • 16 Abr, 2009 • Sección: General

La Revolución es la verdadera aventura humana, el hombre se hace humano en cuanto participa en una Revolución.

Ahora sabemos que la lucha de muchos revolucionarios puede no ser percibida por las grandes mayorías, sin embargo, dejará huellas, será siempre revolucionaria. Pensemos un poco en el maestro del Libertador, que le dijo un día que había que cambiar el mundo, o le habló de Francia y de Robespierre y de Danton y de los jacobinos.

Recordemos a los llaneros anónimos que hicieron posible El Paso de los Andes, en el mambí que cabalgaba junto a Martí en Dos Ríos.

También la lucha puede ser conocida por los pueblos, será, entonces, la gesta de un líder capaz de convocar a grandes multitudes, su palabra recorrerá el planeta en segundos, su acción influirá en continentes enteros, su rostro será identificado por todos. Está destinado a fundar mundos, a derribar muros espirituales, a guiar procesos, a resumir la historia.

La lucha revolucionaria se nutre de los dos, de los desconocidos y de los conductores de pueblos, los dos son componentes fundamentales de un mismo torrente.

Hoy hablamos de un luchador revolucionario insigne, es de los anónimos, lo llamamos la Gaviota, su nombre no es importante, su conducta es ejemplar. Vino del futuro a decirnos, o mejor, vino a decirle al Che que el hombre nuevo es posible, que no es una pasión inútil.

Nos convocó a la lucha revolucionaria y demostró con su conducta que Patria es Humanidad, que Patria es Revolución, se entregó a la causa venezolana con el mismo fervor que le prodigó a la causa de su tierra natal, demostrando que la lucha es una sola.

Hoy lo estamos agasajando porque, siguiendo las enseñanzas del Che, él que es su discípulo, se marcha con su adarga al brazo y sintiendo bajo sus talones el costillar de Rocinante, otras tierras reclaman sus modestos esfuerzos.

Le ofrecemos lo más valioso que tenemos, nuestro instrumento de lucha, Un Grano de Maíz. Sentimos que ésta de hoy es una de las columnas más valiosas que escribimos, más revolucionarias, porque está llena de humanismo, de sentimiento fraterno, de la hermandad verdadera, la que se fragua en la lucha.

Vaya Gaviota a construir Revolución en otras tierras, nosotros desde aquí apoyaremos su empeño, lleve el compromiso de todos nosotros, que desde el fondo de esta cueva seguiremos irreverentes en la discusión, leales en la acción, continuaremos al lado del Comandante Chávez, que es seguir al lado del Socialismo, de la Esperanza.
Cuidaremos la obra que Ud. ayudó a construir, defenderemos los sueños y los líderes comunes.

Lleve una lágrima, una sonrisa y un abrazo nuestro…siempre lo recordaremos.

Nos despedimos, por ahora, con la convicción de que ¡Venceremos!

¡Con Chávez y Fidel, hasta la victoria siempre!

Antonio Aponte
Un Grano de Maíz
16/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario