Las Piezas

Por • 14 Abr, 2009 • Sección: Un Grano de Maíz

La Inteligencia Gringa está actuando en nuestro país, adelantan un plan contra el Gobierno Revolucionario, las piezas comienzan a encajar con asombrosa perfección. El plan tiene dos fases. Veamos.

La primera fase es la fase del caos, preparan el escenario para el desenlace final, el objetivo es la ingobernabilidad y el desencanto de la base social bolivariana. Contempla:
Declaraciones de los personeros oligarcas, tienen un guión trazado desde la inteligencia gringa, sus opiniones son unánimes. Construir excusa legal para un golpe, es así que pretenden colocar al gobierno al margen de la Constitución. A la par desprestigian la acción de gobierno y a los dirigentes revolucionarios, creando con sus poderosos cañones mediáticos, imagen de mal gobierno y de malos funcionarios.

Legitiman el golpe de abril, lo suben a niveles de hazaña patriótica, difunden la idea de que ir contra el Gobierno Revolucionario es heroico.

Coquetean con los militares, para eso levantan el conflicto del Golfo de Venezuela, buscan reclutar a incautos.

Desconocen al gobierno, intentan un poder paralelo, una “media luna política”. Se agrupan las posiciones que tomaron en las elecciones regionales, desconocen leyes, pretenden un Estado enfrentado al Estado Revolucionario.

Todos los factores sociales que los acompañan participan en el guión, las Universidades forman parte del coro, también la dirección de la iglesia, procuran fomentar desordenes donde puedan, crear imagen de ingobernabilidad, el caos.

Después de la primera fase, el desenlace tiene múltiples variantes, puede ser tipo “revolución de colores”, acuerdo con disidentes, hasta un pinochetazo.

Los gringos no pueden esperar, tienen que salir de Chávez con premura, el petróleo debe ser controlado, la política exterior revolucionaria debe ser detenida, el ejemplo que solivianta a la América debe ser yugulado.
Son urgencias geopolíticas las que los llevan a precipitar el desenlace, no pueden esperar, el 2012 les resulta lejano, la posible salida electoral es remota.

¿Qué debemos hacer los revolucionarios?
Lo primero es reconocer el peligro: la inteligencia a la que nos enfrentamos es poderosa. Es necesario un núcleo ideológico político nacional, que, desde el avance al Socialismo, construya las respuestas a la ofensiva oligarca. La respuesta no puede ser espontánea ni improvisada, al contrario, amerita de una gran dosis de rigor, de estudio de la situación nacional y la geopolítica donde está inmersa. El pueblo necesita que la Revolución tenga voceros identificables, directrices claras, precisión en las acciones, en resumen, necesita un partido que conduzca, que apuntale el liderazgo del Comandante.

Es indispensable fortalecer la dirección y la organización del partido, el PSUV debe constituirse en pilar de la respuesta política. Los vacios en la Revolución estimulan los extravíos.

Las masas deben ser movilizadas, participar en todas las acciones revolucionarias, debemos considerar que acción donde no participe el pueblo no es una acción revolucionaria. El fin último de la Revolución es concientizar al pueblo, y esto sólo se logra con el pueblo movilizado apoyando las acciones revolucionarias. Esa es una insuperable escuela de cuadros.

Sólo un pueblo concientizado podrá hacer frente a la ofensiva oligarca internacional.

¡Socialismo es la Esperanza !
¡Chávez es Socialismo!

Antonio Aponte
Un Grano de Maíz
14/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario