Una gira para la historia llamada “El Látigo de Chávez”

Por • 12 Abr, 2009 • Sección: Opinión

"Mientras Chávez viajaba por Medio, Lejano Oriente, Asia Central y el Caribe, visitando Qatar, Irán, Japón, China y Cuba, para firmar acuerdos orientados a estimular el desarrollo y bienestar de los pueblos de esos países, Obama se reunía en Londres, Estrasburgo y Estambul con los representantes de las potencias económicas del G-20, con el fin de rescatar al capitalismo salvaje y su modelo neoliberal, y con los de la OTAN para asesinar más pueblos."

La gira que hoy finalizó el presidente Hugo Chávez Frías constituyó un hito histórico, no solo por los logros alcanzados en materia económica, financiera y política, sino por el llamado de solidaridad y paz que transmitió al mundo, hecho que contrasta con las decisiones de su homólogo yanqui durante su periplo, como lo fue su nefasto plan de solución a la crisis global y su orden de atizar la guerra en Afganistán.

Mientras Chávez viajaba por Medio, Lejano Oriente, Asia Central y el Caribe, visitando Qatar, Irán, Japón, China y Cuba, para firmar acuerdos orientados a estimular el desarrollo y bienestar de los pueblos de esos países, Obama se reunía en Londres, Estrasburgo y Estambul con los representantes de las potencias económicas del G-20, con el fin de rescatar al capitalismo salvaje y su modelo neoliberal, y con los de la OTAN para asesinar más pueblos.

Paralelamente y aún antes de que Chávez emprendiera su viaje, en Venezuela la oposición golpista, a la que hoy sólo le queda el arma cobarde y vil del insulto, la ofensa y la calumnia, se dedicaba a criticar la gira presidencial diciendo que era un viaje de lujo innecesario y muy costoso, y que además acarrearía peligros para el país, porque Chávez -aseguraban- visitaría ese “peligroso país nuclear que es Irán.”

Critican los opositores, como lacayos de EEUU, la visita del jefe del Estado a la nación persa, que es libre y soberana, con pleno derecho a desarrollar, como lo está haciendo y a punto de culminar con éxito, su proyecto pacífico de desarrollo nuclear, en medio de amenazas de ataques por parte de Washington y su esbirro el Estado sionista de Israel, amenazas que Venezuela, como el resto de las naciones progresistas, rechazan enérgicamente.

Como el Quijote, que prosiguió su viaje mientras los perros ladraban a su paso, el jefe del Estado hizo lo mismo ante los desaforados gritos de los opositores que, como siempre, se equivocaron, porque Chávez, una vez concluida su exitosa gira, puede decir “Veni, Vidi Vincit” como lo hizo Julio César al proclamar ante el senado romano su victoria sobre el traidor Farnaces II en la batalla de Zela.

Y cuando una periodista le preguntó ya cuando concluía su periplo si podía darle un nombre a la gira, el mandatario, evocando tal vez esta semana santa la escena bíblica cuando Jesús expulsó a los mercaderes del templo, en clara referencia a los opositores que antes y durante su viaje “vendían” el viaje a la opinión pública nacional e internacional como una mercancía barata, luego de pensarlo un rato, respondió: “El Látigo de Chávez.”

Por su parte, una nota de la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) sintetiza la importancia y logros alcanzados por Chávez en esa gira que ratifica el protagonismo de Venezuela en el proceso global caracterizado por “la aparición de nuevos polos de poder en el mapa mundial hacia una nueva geopolítica.”

“En opinión del mandatario -destaca la información-nace un mundo nuevo, un nuevo equilibrio y orden mundial en sustitución del mundo unipolar que pretendió imponer EEUU y el centro de gravedad del planeta se mueve hacia el Este y hacia el Sur.

Correspondió igualmente a Fidel Castro, su amigo y compañero de lucha por la liberación y definitiva independencia de América Latina y el Caribe, hacer un balance de las metas alcanzadas por el presidente venezolano, a sólo a pocas horas de la llegada de a La Habana, última etapa de su gira, resumen que hizo en la más reciente de sus famosas Reflexiones publicadas el pasado jueves y cuyo texto es el siguiente:

“Ayer jueves 9 la tensa situación de Bolivia ocupó nuestra atención. Hoy viernes se añade un hecho de gran interés: la llegada a Cuba de Hugo Chávez, tras su exitoso viaje a China. Si en Bolivia la oligarquía choca con un líder serio y sólido como Evo Morales, en Venezuela los adversarios de la Revolución Bolivariana, que ponían todas sus esperanzas en el golpe que la crisis económica internacional asestaría a ese país, comprenderán que la lucha por el socialismo de Chávez es capaz de sobrepasar cualquier obstáculo.”

“Él prometió que las conquistas y los grandes avances sociales serán mantenidos, la industrialización del país seguirá su ritmo y Venezuela se convertirá en ejemplo de país industrializado, con justicia social, que serviría de inspiración y ejemplo para el Tercer Mundo.”

“Su viaje a China y Japón, en medio de la crisis que azota a todas las naciones del mundo, es un verdadero ejemplo de estrategia política. Antes había participado en la Cumbre de suramericanos y árabes, que juntos disponen de enormes recursos naturales. Vio en Japón uno de los países más industrializados del mundo y de mayor potencial económico, un importante mercado para los productos venezolanos.”

“Sobre todo, dedujo con claridad que China será, con su acelerado desarrollo, la mayor potencia económica de la tierra, un bastión ineludible del comercio mundial y punto de apoyo para los países del Tercer Mundo, que han sido discriminados y explotados por las potencias capitalistas más ricas.”

Los cables del día 8 informaban los acuerdos suscritos, tras las conversaciones sostenidas entre los presidentes de Venezuela y la República Popular China, Hugo Chávez y Hu Jintao, respectivamente.

Los de ayer (viernes) informaban las actividades que, a solicitud del presidente de China, desarrolló Chávez ese día, antes de iniciar el regreso.

Las agencias cablegráficas hablaron ampliamente de sus actividades en China:

“El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy haber acordado con su homólogo chino Hu Jintao, el incremento de la cooperación para lograr que China reciba en el 2010 un millón de barriles diarios de petróleo".

"Le propuse que, ante la situación mundial (crisis), analicemos la posibilidad y acordemos adelantar la meta fijada en el convenio estratégico para el 2013", dijo hoy Chávez al centenar de dirigentes nacionales, provinciales y locales de la Escuela del Partido Comunista de China (PCCh), que le aplaudieron.

“Alcanzar ese suministro, la construcción de una refinería venezolana en territorio chino y la creación de una naviera binacional para el transporte de crudo, fueron los objetivos prioritarios de la visita de Chávez".

“El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, consideró hoy imprescindible la construcción de una plataforma de alianzas entre China y América Latina y el Caribe".

“El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, concluyó hoy su visita a China con una reunión con el vicepresidente chino, Xi Jinping, a quien se considera eventual sucesor de Hu Jintao a la cabeza del Partido Comunista de China (PCCh), en el próximo Congreso de 2012”.

“Xi es Rector de la escuela donde se forman todos los dirigentes del PCCh desde la creación de la República Popular China en 1949 y que Chávez visitó hoy”.

“"China sabe ver lejos. A los pocos meses de nuestro gobierno, yo estaba aquí, y con Jiang Zemin comenzamos una relación a la que ahora con Hu hemos decidido dar un nuevo dinamismo estratégico”.

“Ayer Chávez dijo a Hu, en su reunión en el Gran Palacio del Pueblo, que "China es el motor más grande que existe para conducir al mundo más allá de la crisis"”.

“Hoy, en la Escuela, afirmó que "si Washington fue la capital del mundo imperial, Pekín es hoy una de las grandes capitales del mundo pluripolar"”.

“"Estamos en un proceso de fundar nuestra Escuela del Partido, que apenas tiene un año de vida, y su núcleo fundacional debe pasar por esta, porque comenzamos a dar forma a un gran partido con una ideología clara: el socialismo", afirmó".

“Alrededor de las 2 de la tarde el Presidente Chávez me hará el honor de una visita. Será de sumo interés para mí conocer los detalles de su viaje al exterior donde en total había permanecido más de 12 días, mostrando su ilimitada confianza en el pueblo, su creciente conciencia socialista y en los cuadros que quedaron en el país”.

En efecto, el jefe del Estado venezolano, horas antes de su regreso este sábado a Venezuela, llegó a Cuba en horas de la madrugada del viernes, donde se reunió con Fidel y su hermano, el presidente Raúl Castro, con miras a afinar detalles de la posición conjunta que llevarán las naciones miembros del ALBA a la Cumbre presidencial de las Américas a realizarse en Trinidad-Tobago esta misma semana. La reunión del ALBA tendrá lugar este jueves en Caracas.

Las cumbres presidenciales de las Américas, la primeras de las cuales se realizó en Miami, por iniciativa del presidente yanqui, Bill Clinton, fueron creadas por el Imperio para asegurarse el total dominio político del continente en ausencia de Cuba, que había sido marginada de todo contacto diplomático hemisférico a raíz de su expulsión de la OEA por órdenes de Washington, cuando el Imperio era dueño y señor de lo que despectivamente llamaba su “Patio Trasero.”

Hoy, cuando el mapa político, económico y social de la región ha cambiado, Latinoamérica y el Caribe, como un solo bloque, exigirán en Trinidad-Tobago a Barack Obama la incorporación de Cuba, el gran ausente de esas citas, porque, de lo contrario, hasta allí podrían seguir efectuándose esas falsas cumbres americanas.

Y es que ya se está hablando de un cambio de nombre, como sería el de Cumbre Presidencial de América Latina y el Caribe, sin descartarse que también suceda lo mismo con la OEA llamada a convertirse en Organización de Estados Latinoamericanos y Caribeños, porque los intereses y metas políticas, económicas y sociales de la región son diametralmente opuestas a las de EEUU.

La evidencia más notable de esas diferencias se observó en las giras de Obama y Chávez, pues mientras el mandatario yanqui decidió revivir con más de un millón de millones de dólares a los cadáveres del FMI y el Banco Mundial para seguir saqueando a los pueblos del Tercer Mundo y atizar las guerras imperiales, el Presidente venezolano se dedicó a estrechar lazos de unidad, solidaridad y paz para la construcción de un mundo posible.

Hernán Mena Cifuentes (ABN)
YVKE Mundial
11/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario