La discusión en el Psuv

Por • 12 Abr, 2009 • Sección: Opinión

Nada bueno que la discusión previa al congreso ideológico del Psuv se desarrolle en silencio, que sus documentos y propuestas no hayan sido divulgados, a menos que todavía no se discuta nada.

¿Por qué tanto silencio si son cuestiones de interés que trascienden las filas organizativas de ese partido? Importa demasiado conocer cuál será la ideología del instrumento político fundamental de este proceso.

Les voy a ofrecer dos circunstancias que hacen tan necesario ese debate: la primera es que existe una gran diversidad de corrientes de izquierda en el seno de quienes apoyan este proceso y que algunas de ellas tienen expresiones a través de diversos medios, como El Militante, página web que se denomina "vocero marxista del Psuv"; Debate Socialista, encartado en Últimas Noticias y otros diarios; la emisora 98.1, Topo Obrero, vocero de la corriente marxista revolucionaria; Grupo Patriótico Cagigal, el periódico Marea Socialista, y Aporrea, que es un muestrario de la discusión en torno a problemas políticos e ideológicos; y en el movimiento sindical agrupado en Unete hay diversas tendencias con divergencias ideológicas. De manera que el Psuv y el chavismo en general están en permanente ebullición, y esta es la oportunidad para encauzar esas discusiones hasta el congreso ideológico.

La otra es una reciente encuesta de Ivad que formuló preguntas relacionadas con la ideología, de donde se desprenden distintas posiciones frente a problemas importantes como el de la propiedad privada. A la pregunta "¿Qué tan conveniente cree ud. que son las expropiaciones de las empresas privadas de alimentos, es decir, siempre es conveniente, conviene a veces o nunca es conveniente?"; las respuestas fueron 16% siempre es conveniente, 39% conviene a veces y 39% nunca son convenientes, pero lo importante es que los militantes del Psuv contestaron así: 31% siempre son convenientes, 48% conviene a veces y 16% nunca son convenientes.

Seguidamente preguntaron si la propiedad privada se encuentra amenazada con ciertas medidas que viene tomando el Gobierno: 58% cree en la amenaza y 35% no; entre los del Psuv, 33% (la tercera parte) dijo que sí sobre la amenaza y 62% no. Me dirán ustedes si estas respuestas no reflejan una falta de coherencia ideológica de los psuvistas y la necesidad de discutir.

He observado que este tema de la propiedad privada de los medios de producción divide a los chavistas. Los marxistas puros consideran que en el socialismo sólo puede existir propiedad social, ni siquiera cooperativas porque son una forma de propiedad privada aunque colectiva.

Otros piensan que precisamente una de las diferencias entre el fracasado socialismo del siglo XX y el del siglo XXI es la coexistencia de diversas formas de propiedad privada de los medios de producción, tal como lo contemplaba el proyecto de reforma constitucional, que en su artículo 115 garantizaba cinco formas de propiedad, incluida la privada, "que pertenece a personas naturales o jurídicas y que se reconoce sobre bienes de uso y consumo, y medios de producción legítimamente adquiridos".

Este tipo de propiedad no lo había en los "países socialistas" del siglo XX, aunque existe en la China y Vietnam del siglo XXI.

En el caso de Venezuela, donde un altísimo porcentaje de su economía depende de la industria petrolera, en manos del Estado, esa coexistencia no amenaza que el sector privado domine la economía. Bueno, pero esos son temas para una discusión que debe comenzar lo más pronto a fin de que en agosto el congreso puede llegar a conclusiones bien maduradas para aprobar las definiciones correspondientes.

Los libros de abril
Todos los libros son de abril, cuando se conmemora otro aniversario de la muerte de Cervantes, pero estos están referidos a abril de 2002, cuando se produjo el golpe de Estado que aún hoy muchos siguen ignorando y consideran un "vacío de poder".

Vean esta muestra: El golpe de Estado del 11 de abril, de Guillermo García Ponce (Caracas, 2002), con el relato de lo que sucedió en Miraflores; cuenta que el día antes, 10 de abril, en una reunión del gabinete ampliado, sólo veían la posibilidad de que "alguna unidad militar hiciera un pronunciamiento aislado contra el presidente Chávez". Varios autores: Caballos de abril, con narraciones de la resistencia en la refinería El Palito; varios autores: Pdvsa y el golpe; Mylene Cegarra, El 11 de abril: palabra por palabra, con prólogo de Vanessa Davies; Venezuela: la crisis de abril, Antonio Francis, Carlos Machado Allison y otros autores; Chávez con uniforme, de Alberto Garrido; El acertijo de abril, de Sandra La Fuente y Alfredo Meza; Venezuela: investigación de unos medios por encima de toda sospecha, Luis Britto García; Rebelión en proceso, Dilemas del movimiento popular luego de la rebelión del 13 de abril, Roland Denis; El golpe fascista contra Venezuela, Hugo Chávez, discursos e intervenciones, editado en La Habana.

Para cerrar, debo mencionar el libro mío, Todo Chávez, de Sabaneta al golpe de Estado (la tercera edición con título De Sabaneta al socialismo del siglo XXI), donde el propio Chávez cuenta los hechos hasta su liberación el 13-14 de abril; Los documentos del golpe, con reproducciones de prensa, de la Fundación Defensoría del Pueblo, y el conocido DVD Puente Llaguno, claves de una masacre, de Aníbal Palacios, convertido en contundente prueba en el juicio que terminó con las sentencias condenatorias a varios jefes policiales.

Eleazar Díaz Rangel
edrangel@cadena-capriles.com
12/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario