¡Acuérdate de Abril! (I)

Por • 12 Abr, 2009 • Sección: Opinión

La gran conjura: el 11 de abril de 2002 factores reaccionarios se antepusieron a la democracia participativa y protagónica

Varios motivos activaron la agenda oculta del empresariado, la recién removida cúpula gerencial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), el sector sindical reaccionario y la alta jerarquía de la iglesia.

Entre estos, la promulgación de 49 Leyes Habilitantes con facultad del Ejecutivo Nacional (especialmente las leyes de Hidrocarburos y de Tierras) y la destitución de la plana mayor de PDVSA, que apelaba a su tradición "meritocrática".

El 9 de abril de 2002, se convoca a un huelga general indefinida, con la ayuda de los medios de comunicación privados, que desencadenaría disturbios y una marcha hacia miraflores el 11 de abril.

Ese día, en la ciudad de Caracas, ya el plan de derrocamiento del presidente Hugo Chávez y la ruptura del hilo constitucional estaba fraguado desde factores externos, medios de comunicación y conciliábulos que comprometían a militares de derecha y sectores reaccionarios de la burguesía, el clero y el poder económico.

Una concentración en Chuao movilizada por sectores de la oposición fue irresponsablemente arengada para iniciar una marcha con destino al Palacio de Miraflores, en el centro de la ciudad, atizados violentamente por las televisoras que ya habían ensayado su "pantalla partida" y tenían el guión que debería cumplirse para activar el plan de golpe de Estado.

Al rebasar la ya grosera campaña informativa y cobertura en vivo de los sucesos, insertaron en sus pantallas mensajes de promoción que llamaban a la movilización, para de esta manera manipular a la opinión pública nacional e internacional en repudio del presidente. Posteriormente, vendría el uso de las armas.

Ya en avance la marcha hacia Miraflores, comenzaron a aparecer algunos heridos que iban en tránsito, mientras que el resto era encaminado hacia zonas céntricas aledañas con el propósito de generar una masacre y culpar al presidente de arremeter contra manifestantes pacíficos.

Cerca de Miraflores ya estaba el pueblo, en su carácter de Poder Popular, para defender la democracia y la Constitución de 1999, lo que le costaría a algunos la vida, mientras que a otros su libertad, al ser acusados de disparar contra la marcha opositora que supuestamente estaba frente a ellos, con base en un video manipulado que transmitió una televisora privada, y que activaría una posterior persecución.

Fueron 13 los fallecidos y un centenar los heridos por los francotiradores que apuntaban hacia Puente Llaguno y parte de la avenida Baralt, al tiempo que las televisoras sabotearon la transmisión en cadena nacional del discurso presidencial para dar comienzo al silencio informativo que duró hasta el comienzo de la noche, cuando un grupo de militares golpistas transmitieron un mensaje, previamente ensayado y grabado, en el que ya aseguraban las cifras de los caídos.

No faltó el brote de comprometidos con el golpe, desde políticos, hasta funcionarios de otras latitudes. Clara es la injerencia extranjera que se deja ver en las declaraciones del entonces Embajador de los Estados Unidos, Charles Shapiro, el gobierno colombiano y el español.

En la madrugada del 12 de abril se habló de una renuncia presidencial que nunca se produjo, debido a que no se firmó ningún documento; de haberse efectuado era completamente ilegal y debía asumir el mando el vicepresidente, o en su defecto, el presidente de la Asamblea Nacional, con base en lo establecido en la Constitución.

Posteriormente, un grupo de militares cristalizaron el golpe de Estado al colocar a Pedro Carmona Estanga, representante del sector empresarial, como sustituto, a través de una transmisión nacional de radio y televisión

No sabía Carmona ni el conciliábulo militar que el pueblo venezolano no estaba dispuesto a aceptar la salida violenta y antidemocrática que marcaba con sangre su agenda oculta. Horas le quedaban a "Pedro el Breve" y los golpistas para su caída, y el inicio del clamor de un pueblo que restituyó el hilo constitucional.

VTV/MinCultura
11/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario