Ku Klux Klan (Kico, MolusKo y Karla) y BerloKo: Kuatro loKos kon celuloKos, cinKo, Kon el Kardenal KonKupiscente. ¡OoñK!

Por • 10 Abr, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

La iglesia está llena de fanáticos. ¿Que el Berloko hable con Nixon Moreno mediante el celuloko? -¡esas son “cosas internas del partido”!

“Te compré, Nixoncito, un osito de peluche”-bien puede manifestarle aquél a éste-mas, que lo haga un periodista, es triste.

El Nuncio Berloko opera desde la infraestructura del Comando Sur del Pentágono, que existe solapadamente en Panamá. En apariencia, la sede de tal Comando militar gringo ya no reside en Panamá pero, sólo es apariencia; con pulsar su celuloko, el Berloko gira instrucciones y mueve la trama de la conspiración, desde ahí. Ya la conspiración es abierta, la fase de moderados movimientos ha terminado y, si bien Berloko actúa con sigilo, todavía, el concupiscente Kardenal Urosa ha salido por la calle del medio-fase previa a la desbocada del Nuncio-y anda alokado, diciendo necedades porque tiene un tornillo flojo.

Igual sucede con “Capricho”, “Preludio” y “Sinfonía”, las tres “K” de Ravel, quienes dan pena, tres tristes chismosas.

Berloko va a soltarse el moño muy pronto y, puede dejar pálidos a todos, hasta el mismo Urosa va a parecer un niño de pecho, pero ello será como escupir para arriba, y hasta pueda que salpique- con su escupitajo-al mismísimo suegro de Nixon Moreno.

¿Qué donde está el tal suegro de Nixon?- Está en las nubes porque él es omnipresente, puede estar en Roma o puede estar en Atenas-.

El alto klero cumple al revés los Mandamientos 2-5-7-8 y 10; el 1 lo cumple a media máquina; el 3 lo cumple bebiendo vino; al 4 no le para bolas y, con respecto a los Mandamientos 6 y 9, es indescifrable conocer lo que hacen. Toda esa gentuza trata de imponer su fe, de modo autoritario.

La paciencia da frutos pero cuando el fruto está maduro, hay que entrarle o, ya habrá pasado el tiempo. La escalada del alto klero kriminal contra Venezuela, ha entrado a una etapa de lucha cuerpo a cuerpo, y un indicador muy claro es el señuelo que tendieron con el asunto Nixon Moreno.

Benedicto, Berloko y el Kardenal Urosa Cretino, son presos encadenados a sus viejos dogmas, a la vieja cultura política, Benedicto es un elefante enano, pero peligroso, en su ofensiva por tumbar a Chávez nada lo va a detener, excepto el pueblo venezolano resuelto a defender sus derechos.

Hay que voltear los ojos hacia Panamá donde el BerloKo es un pez en el agua. La comandita eclesiástica, entre tanto, como el comején, por la vía de periodistas lengualargas como el KKK (Ku  Klux Klan) conspira, conspira y conspira contra el pueblo.

Por otra parte, postergar el desenlace de este pleito, va a ser más caro que pulsearlo ahora, donde debe ser. Fuera del agua, el pez es un pescado.

Guillermo Guzmán
oceanoatlanticoguillermo@gmail.com
09/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario