Cada Obrero, Cada Campesino, Cada Niño, Hombre o Mujer Vejado: Trofeo del Explotador

Por • 7 Abr, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

( Lo que dijo Marx, pero dicho ahora en lenguaje del pueblo)

Lo del dinero, riqueza o acumulación de cosas materiales, es solo el mecanismo por el cual unas mentes maquiavélicas les imponen reglas, conductas y limitaciones a otros. Por ejemplo, quien me convence que en verdad, un pedazo de metal -que solo sirve para hacer corotos de adorno y de alimento al ego enfermizo de esas personas que gustan de presumir ante los demás- pueda tener más valor que una cesta de alimento natural cultivado con amor y destreza por un hombre o mujer con manos diligentes, o que una buena obra de literatura parida por una mente prodigiosa, que se desvive por crear para sus semejantes

El egoísmo de tasar las cosas mediante el raso del dinero, es el invento de quien siempre ha querido apropiarse de lo que los otros producimos y creamos. Generalmente estos individuos son flojos, envidiosos, presuntuosos, vanidosos y de ego inflado al máxima exponencial; son irrespetuosos de los demás y no les reconocen derecho, solo les ven utilidad. El tiempo lo consumen en maquinar como apropiarse de lo ajeno, para eso inventan profesiones inútiles, a las cuales le asignan una importancia irreal: sacerdotes, monjes, banqueros, administradores, analistas etc. Por medio del dinero adquieren las mercancías verdaderamente útiles, las valorizan luego en sus manos y las venden a los necesitados a cambio de un valor dinero más elevado. Con el aporte del llamado capital inversión, compran el tiempo productivo a quienes no saben que hacer con el, los adoctrinan en una o varias funciones laborales, les dividen en rangos, para sembrarles intrigas; mismas que son usadas por el capitalista a fin de tenerlos dispersos y no se unan por sus intereses colectivos.

A través del sueldo, cancela una ínfima parte del valor real del trabajo , el grueso de la ganancia se queda en sus manos.He ahí que ésta es la real meta del invento del dinero papel o moneda. Con la acumulación de este falso valor,el enfermizo poseedor, le pone precio a todo lo demás en la vida. La dignidad, la vida misma, el amor sano y puro, la amistad, la fuerza productiva, la autoestima, la creatividad, etc. Le pone precio. Llega a los extremos, de quien no acepte la tasación impuesta a lo que el opulento pretenda para si; de utilizar la fuerza organizada de otros serviles tarifados llamados “fuerzas del orden publico” para someter al irreverente

La ostentación de lujos sin sentido, el presumir cosas ”exclusivas y exquisitas” en sitios de limitado acceso, condicionado, a los que han engordado sus arcas generando miserias. Es la meta real del dinero y quienes lo defienden. Para sustentarlo han utilizado la fuerza física represiva y la disminución de la capacidad de razonamiento lógico. La aceptación de esa falsa realidad es imprescindible para que se mantenga como factor de intercambio social ¡cuanto tienes, cuanto vales! El estigma, de la valoración del ser humano por lo que ha acumulado, sin importar la miseria que ha generado para ello.

En estos días cumbres del desarrollo capitalista, en los cuales el sistema se está estrangulando a si mismo y que como consecuencia va dejando estelas de hambre, miseria y enfermedad en el planeta, hasta la muerte masiva se ha convertido en negocio económico para esos elitescos opulentos avaros. De esas manera las guerras: biológicas, químicas, con armas de ultima generación, que destruyen y hasta desaparecen los cuerpos inertes, representa ingentes cantidades de dinero para los que la promueven. Esos promotores, se han metido en la cabeza la idea de controlar y apoderarse del mundo. ¿la meta final? Seguir jactándose ante los serviles y oprimido. Los banales lujos y cosas muertas e insensibles que adquieren con el “dinero inorgánico, es lo que les llena su espiritualidad diabólica.

Por eso es que cada obrero, cada campesino, cada mujer desvalida, cada niño sin escuela ni futuro, cada hombre humillado, explotado y mancillado, cada epidemia creada, cada muerto de hambre etc. Son trofeos que exhiben los ambiciosos enfermos capitalistas, en la vitrina de la vida del sistema capitalista mundial ¿HASTA CUANDO PERMITIREMOS LOS SERES HUMANOS ESA IGNOMINIA? ¿CUANDO ENTENDEREMOS QUE EL INDIVIDUALISMO Y LA VANIDAD JACTANCIOSA SOLO ES TERRORISMO COBARDE? ¿HASTA CUANDO TANTOS GOLPES DE PECHO EN NOMBRE DE UN DIOS Y UNA FE QUE RELAMENTE NO RESPETAMOS?

Javier Monagas Maita
javiermonagasmaita@yahoo.es
07/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario