El sentido de la Oportunidad

Por • 5 Abr, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

(Sr presidente: es el momento propicio)

La comprensión de la esencia de las cosas, el entendimiento de cuando es procedente una jugada estratégica para lograr un objetivo especifico, o asunto clave para avanzar en las metas que nos proponemos, es de suma importancia. No es necesario ser un dichado de virtudes y de sabiduría para ser preciso, al momento de ejecutar una jugada o estrategia en un momento determinado

Lo anterior viene por el hecho de la cantidad de respuestas sobre mi humilde propuesta, de aprovechar las circunstancias presentes para declarar la intención de no pagar la deuda externa Venezolana, adquirida durante la estafa de la cuarta república. Como es sabido, esa deuda se preparó en complicidad de los politiqueros de entonces (lideres de AD y COPEY) y los promotores del consenso de Washington. La trampa consistía en llenarle las cuentas bancarias de unos bandidos politiqueros y empresarios de pacotilla, que Vivian y viven de importar basura de los países llamados desarrollados.

Es en el periodo presidencial del agente pro imperio (Carlos Andrés Pérez), cuando por vez primera y por circunstancias ajenas, el petróleo pasa a tener buen precio muy superior al pagado hasta entonces. Y ¡oh casualidad! Por un lado se dilapidaba ese dinero en derroche suntuoso e improductivo y en los bolsillos de los tracaleros oligarcas y politiqueros del momento, retornaba en forma de cuentas bancarias a los bancos del imperio. Por el otro lado se le pedía dinero prestado a los organismos cómplices del endeudamiento (BM, FMI, BID etc.) con lo cual se comprometía la estabilidad económica de la nación y se ponía como garantía las industrias básicas y la petrolera. De esa manera, se le puso un bozal de deuda a Venezuela, luego de pasada la primera etapa de la borrachera del derroche y despilfarro del dinero obtenido por los altos precios petroleros, y el obtenido por la deuda externa adquirida con premeditación. Llegó el momento de honrar la fulana deuda. El primer carajazo se da cuando Luis herrera Campins, la nación se ve obligada a entregar al FMI, las reservas de oro que reposaban en el BCV y son llevadas a Inglaterra. Caravanas de camiones con el oro como cargamento, desfilaron hacia el aeropuerto de Maiquetía. Se obliga a devaluar la moneda nacional (el Bolívar). Lógicamente el presidente del BCV de ese momento Leopoldo Díaz Bruzual (el búfalo) tres meses antes de la devaluación, datea a sus compañeros de partido, empresarios amigos de Fedecamaras para que compren todos los dólares que puedan y hagan así su negocio, estos empresarios de pacotilla, adquieren más deudas con empresas extranjeras. La nación quedó prácticamente desvalijada de reservas monetarias. Terminado este tenebroso gobierno, llega uno peor: Jaime Lusinchi. Un borracho empedernido, que siendo controlado por una secretaria de origen colombiano (Banca Ibáñez). Personaje que era el gobierno verdadero detrás del beodo presidente Adeco. En esta ¿administración? Se toma la decisión de asumir por parte del estado Venezolano la deuda privada de los empresarios ladrones, estafadores de la nación. De esa manera se termina de cuadrar el negocio. Los acreedores, le solicitan al país que cumpla con el pago de los intereses de la deuda contraída de manera intencional. Piden que las empresas estadales de producción de materias primas básicas, sean privatizadas. Por supuesto compradas por sus propios clanes, a precios de gallina flaca. Para eso con la complicidad de testaferros cómplices en las administraciones de esas empresas, las debilitaron internamente de forma premeditada para justificar el regalo. En la empresa petrolera, Por ejemplo, habían unos gerentes, que comprometieron todos los elementos básicos de funcionamiento de la misma: encarecieron de manera artificial los costos de producción, se auto asignaron unos sueldos súper estrafalarios, le cobraban a la empresa todos los gastos y costos desde alimentación de éllos y sus familias, hasta los de vacaciones en zonas exclusivas extranjeras. Los bastimentos de sus hogares, los proveían de mercados allende los mares. Todo pagado por la empresa, sus hijos estudiaban en escuelas, liceos y universidades pagas, en USA, Inglaterra o Francia. Elaboraron contratos de venta a las grandes potencias consumidoras de petróleo, con descuentos de alto porcentajes en detrimento de la empresa misma y de la nación.

Las otras empresas básicas ( hierro, aluminio, electricidad, surtidoras de agua etc.), las desvalijaron de manera tal, que las pusieron a producir a perdida deliberadamente. La estrategia se cumplió con asombrosa exactitud. Regalaron lo que fue del estado a las transnacionales de capital Sion – judío. Con la empresa petrolera, la cosa fue más lenta, la pusieron a correr con los gastos de producción en su totalidad y le compraban la producción a precio de regalo, hasta de 7 dólares el barril, cuando el costo de producción, llegó a costar hasta 11 dólares. El cerebro que controlaba las operaciones de la empresa se lo entregaron a un monopolio extranjero gringo (intesa) que operaba desde EE.UU.

Esta breve reseña, es solo una parte de lo acontecido con la deuda externa venezolana, mal adquirida y manipulada, de manera intencional para secuestrar a la patria y ponerla al servicio del imperio, para que dispusiera de todas las riquezas naturales a su antojo, sin más limitación que las que su propia ambición les dispusiera.

Quiero que con este pequeño resumen de lo acontecido en el país, se aclare el panorama y la visión de aquellos que sienten que la PROPUESTA DE NO PAGAR MAS LA DEUDA LADRONA, ES UN PELIGRO PARA LA NACION, que pudiésemos perder las inversiones en el extranjero, las refinerías y las reservas internacionales en suiza. Yo le preguntaría a esos ´´miedosos encerrados en realidades impuestas y reducidas`´ ¿ que es lo que ha estado pasando hasta ahora con ese desangramiento indolente del pago de los intereses de una deuda maldita, que nunca merma por mas que paguemos? ¿seguiremos por todos los tiempos por venir, pagando algo ilegal y criminal? ¿no merece la dignidad de la nación y del pueblo Venezolano un sacrificio, para lavar la honra entregada por unos malditos politiqueros que vendieron hasta su propia madre por mísero dinero y privilegios viles?. En verdad compatriotas que me ofendieron con sus argumentos de miedo, y los que me apoyaron y animaron. Creo que es este el momento preciso de darle la puñalada al ´´imperio capitalista´´. Es ahora, en el momento de su mayor debilidad conocida, que debemos arremeter contra él y hacer lo que hemos predicado como revolucionarios, socialistas, comunistas o progresistas, “ACABAR CON EL CAPITALISMO EXPLOTADOR MUNDIAL”. Lo demás es chiste y risa, así produzca dolor y llanto. Algo es seguro en la vida¨: ningún cambio se da sin trauma. Lo que pasa es que hay personas que viven traumatizadas en el sistema capitalista y no lo saben.

Vuelvo a insistir: CAMARADA PRESIDENTE. ECHELE BOLAS Y DECLARE ´`EL NO PAGO DE LA DEUDA EXTERNA CRIMINAL´`; el petróleo, así sea en tiempos de crisis, vale plata, por que sin el no se mueve nada en el mundo, ni siquiera la maquinaria de muerte y guerra del imperio. Así tengamos que comer verduras y productos del conuco pueblerino, presionemos ahora que el imperio capitalista es más vulnerable, no creo que los pueblos hermanos de la América sur caribeña y del mundo se queden de brazos cruzados.

Carajo Hugo el tiempo es llegado y exige decisión y coraje para las acciones, si dejamos pasar la oportunidad nos arrepentiremos por la eternidad. El corazón del capitalismo se mueve con capital, ataquémosle en ese órgano vital, no pagando la deuda maldita, contactemos a otras naciones que nos quieran acompañar en la cruzada, y si no, pues vayamos como un país soberano.

Javier Monagas Maita
javiermonagasmaita@yahoo.es
05/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario