Un vino de Toro mata las células cancerígenas de animales de laboratorio

Por • 3 Abr, 2009 • Sección: Salud

La administración a animales de laboratorio de un vino de la Denominación de Origen Toro que se produce en Sanzoles (Zamora) ha permitido concluir a un equipo de investigación de la Universidad de Barcelona que este vino produce la muerte de células cancerígenas de tumores inducidos químicamente.

La investigación forma parte de un proyecto pionero sobre el cáncer que desarrolla un equipo del departamento de Bioquímica y Biología Molecular del Cáncer de la Universidad de Barcelona, dirigido por el catedrático Josep María Argilés, han informado hoy a Efe fuentes de la bodega Volvoreta de la Denominación de Origen Toro.

El primer informe de la investigación señala que la administración de vino tinto Volvoreta a animales de laboratorio actúa sobre las células enfermas y produce su muerte a través del proceso denominado apoptosis.

Cuando una célula muere por apoptosis, "empaqueta su contenido", lo que evita que se produzca la respuesta inflamatoria característica de la muerte accidental o necrosis.

De esta forma, las células cancerígenas, en lugar de hincharse, reventar y derramar su contenido posiblemente dañino en el espacio intercelular, se encogen y con frecuencia se fragmentan.

Así, las células muertas pueden ser fagocitadas y sus componentes reutilizados por células de tejido adyacente, según especifica el informe.

La investigación concluye que la administración en la bebida del vino tinto Volvoreta a animales de laboratorio previene la aparición de tumores inducidos químicamente.

El vino repercute en un menor crecimiento del tumor, por lo que tiene carácter paliativo, según concluye el informe de la primera fase del estudio que realiza la Universidad de Barcelona.

La investigación se enmarca dentro de un proyecto que pretende determinar la importancia del consumo moderado de vino en la prevención del desgaste muscular asociado al cáncer.

El estudio se ha centrado en determinados componentes presentes en el vino y su posible papel en los mecanismos bioquímicos asociados a la pérdida de masa muscular que afecta a los pacientes con cáncer.

También se investiga si los mismos compuestos son capaces de frenar la pérdida de peso asociada al envejecimiento, aunque sobre este aspecto aún no hay conclusiones.

El catedrático Josep María Argilés se dirigió hace un año a los responsables de la bodega Volvoreta, a los que pidió su colaboración para determinar los niveles de diversos componentes beneficiosos en el vino y su potencial profiláctico.

Argilés trabaja con la hipótesis de que una nutrición adecuada puede colaborar en la terapia curativa del cáncer, interactuando con los mecanismos de la quimioterapia.

Para la responsable de la bodega Volvoreta, María Alfonso, los primeros resultados del estudio son "muy positivos y esperanzadores".

La bodega, que produce vino ecológico que ha obtenido varios premios y reconocimientos, cuenta también con resultados de otros laboratorios que avalan el alto contenido de sus vinos en compuestos fenólicos.

EFE
02/04/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario