Revisión, Rectificación y Reimpulso

Por • 28 Feb, 2009 • Sección: Reflexiones

Esta consigna tiene una especial importancia en momentos que vemos con preocupación cómo se posiciona la derecha política y clerical en el panorama actual, digo clerical por la activa participación de la iglesia católica, a través de su organismo la conferencia episcopal, en los asuntos políticos del país.

Todo el mundo sabe, opositores y revolucionarios, que dentro del proceso se han podido infiltrar numerosos personajes que obran como quinta columna con la finalidad evidente de desvirtuar toda la acción revolucionaria que en beneficio del pueblo se ha venido desarrollando en estos últimos años.

Para sustentar tal afirmación enumeraré algunos hechos que considero indiscutibles y a la vista de todos, usted puede sumar más casos y ver la gravedad de lo que afirmo:

-Dentro de PDVSA se han observado conductas no cónsonas con la política del gobierno; maltrato, pagos retrasados a conductores, despidos a trabajadores abiertamente identificados con el proceso y el retorno de elementos contrarrevolucionarios que participaron en el golpe petrolero dirigido y avalado por el gobierno de los Estados Unidos con el beneplácito de los políticos cuartorepublicanos.

-PDVAL ha sido infiltrada hasta convertirla en una maraña de intrigas y burocratismo que impresiona por lo contradictorio de sus actuaciones que deberían ir en concordancia con los intereses del pueblo; maltrato a los trabajadores, atraso en los pagos, poca efectividad en llevar los productos a sectores de la clase media baja o a regiones controladas por el oposicionismo.

-En la Misión Sucre (por citar alguna, ya que se ha observado en otras misiones también) se viene observando a docentes que hacen su trabajo político abiertamente opositor y a todas luces amparados desde adentro, ¿cómo se explica? Algunos estudiantes entraban  la participación política de la universidad y sabotean las acciones que tienden a darle apoyo al gobierno.

-Dentro del PSUV se encuentran personajes que verdaderamente uno no se explica cómo están adentro, ya sea porque han tenido una actuación política que deja mucho que decir o tienen un pasado, no muy remoto, de abierto desafío y claro tinte antichavista. Son los que dicen: “acato pero no cumplo” tal como se hacía los españoles en la colonia al rey.

-En la CANTV sus cuadros medios, abiertos oposicionistas, se encuentran trabajando muy bien contra de todo lo que huela a socialismo, revolución, chavismo, y últimamente ha declinado bastante el servicio, que antes de la nacionalización funcionaba aceptablemente, ahora se hace imposible tener tono, la conexión a internet es deficiente, y cobran lo mismo aunque el servicio sea malo. ¿En qué condiciones se encuentra el trabajo político para enrumbar la empresa por los cauces del socialismo? ¿qué posiciones ocupan los trabajadores honestamente revolucionarios?

-El Ministerio de Educación, ese elefante blanco de la cuarta república, no ha dejado de ser elefante y menos blanco (o verde, escoja ud el color que más le apetezca), la burocracia se ha enseñoreado como nunca y se entraba todo proceso de cambio que redundaría en beneficio de los docentes y estudiantes del país. Ni que hablar de las Zonas Educativas donde el maltrato hacia todos se ha convertido en la rutina diaria que se vive dentro de esas oficinas, allí es donde se aprecia cómo funciona la palanca (para envidia de Arquímedes quien no imagino el uso alternativo que se le daría a su creación) para enroscar en los distintos puestos a personajes mediocres, mal encarados, y sospechosamente militantes revolucionarios que sólo están pendientes de cobros, puestos, favores y cuanta cosa oscura y contrarrevolucionaria pueda pensarse. Directores de Zona que no dirigen y que no resuelven los problemas que se le presentan a diario.

Todo esto se multiplica por organismos oficiales, misiones, grupos, partido, etc. parece como si la policía o la cia hubiese infiltrado todo lo que pueda, tal y como ocurrió en aquellos viejos tiempos de revolución perseguida, para volverlas inoperativas y que la revolución se acabe desde adentro.

El burocratismo, el partidismo malsano, el revolucionario comecandela (que habla mucho y no hace nada), los copeyanos y adecos disfrazados, los escuálidos que se benefician del gobierno y obran contra él, los indecisos, los blandengues, esa es la fauna que nos está poblando y que entorpece todo avance del proceso.

Revisión, Rectificación y Reimpulso no es una consigna electoral, es todo un plan de acción interna que debe abarcar todos los aspectos del accionar social, cultural, económico y político, para profundizar los cambios y que el pueblo deje de ser gobierno para comenzar a ser poder.

El trabajo político revolucionario en aquellos estados del país donde el oposicionismo se ha hecho fuerte, debe comenzar desde ahora, con la reestructuración de todos los organismos del gobierno nacional y los políticos, asignándose en ellos a los hombres y mujeres más combativos y probadamente identificados con el proceso de cambios que se viene desarrollando desde hace 10 años, basta ya de blandenguerías y compromisos políticos que no beneficia en nada al gobierno, al proceso ni al pueblo.

Revisión, rectificación y reimpulso para la profundización de los cambios necesarios hacia el socialismo, comenzando por las misiones, la retoma política de los Concejos Comunales, la escuela de cuadros políticos, en fin, de toda organización que favorezca la profundización del proceso de cambios, así como la formación de la necesaria generación de relevo, sin vicios burgueses, tal y como lo señaló el Che cuando hablaba del Hombre Nuevo.

Wilmer Ortuño
wjof@yahoo.com
Aporrea.org
27/02/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario