¡Carta a un Amigo!

Por • 26 Feb, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

Saludos  y gracias por tu opinión sobre  la columna, refleja tu angustia que es la mía y me motiva a escribir y dejar constancia pública de lo que pienso, como podrás ver  planteo la necesidad de aplicar las tres R lanzada por el Presidente hace ya bastante tiempo y que hoy en el nuevo ciclo que se inicia a partir del 15 de febrero fue relanzada como objetivo inmediato en la lucha contra las lacras heredadas de la cuarta república.

Primero, debemos  tener presente que estamos en un proceso revolucionario inédito, nunca antes visto en el mundo, la única vez que se intentó fue en Chile y todos sabemos cómo terminó, es decir, estamos haciendo una Revolución bajo leyes capitalistas, como dijo el Libertador “Nuestras leyes son funestas reliquias de todos los despotismos antiguos y modernos, que este edificio monstruoso se derribe, caiga y apartando hasta sus ruinas elevemos un templo a la justicia”. Por eso  tenemos la necesidad de ir creando  las  bases  ( las leyes) del nuevo Estado Socialista y paralelamente el nuevo sistema educativo, de salud, un nuevo sindicalismo que en la defensa de los trabajadores le de prioridad a la concientización de clase a los trabajadores para que asuma su rol de Vanguardia en la Revolución Permanente. Estamos cambiando las bases del viejo Estado capitalista, te quiero decir con esto, simplemente, que estamos haciendo una Revolución, tratando de crear un Estado Socialista con hombres y mujeres formados en el capitalismo con una cultura capitalista basado en el egoísmo, la envidia, el consumismo, la corrupción, del “cuanto hay pa’ eso”.

Una gran cantidad de los que estamos hoy con el proceso Revolucionario vienen de AD,  COPEI, unos con sinceridad de buena fe han despertado, han entendido que fueron engañados por falsos líderes y se han incorporado al proceso, otros sólo se han cambiado el color de la franela para seguir medrando a la sombra de la revolución que son precisamente los que retrasan, sabotean el proceso para tratar de volver al pasado. Todo es verdad,  lo sabemos y nos crea angustia y desesperación y es lo que ellos quieren para tratar de utilizarnos contra la revolución, tenemos que entender y actuar como revolucionarios, como dijo el camarada Argimiro Gabaldón “El camino es largo, duro y difícil pero es el camino”,.

Los comunistas tenemos 77 años luchando por lo que hoy se está desarrollando en nuestro país, nosotros no pudimos o no supimos ganarnos el favor del pueblo, no logramos tomar el poder y en el camino muchos de mis camaradas fueron asesinados y desaparecidos, pero no desmayamos y haciendo honor a nuestros mártires hoy vemos cómo se hacen realidad nuestras utopías, nuestros sueños y aunque posiblemente no podamos ver su culminación estamos seguros que con el Comandante Chávez al frente y  la mayoría de nuestro pueblo que está apoyando este proceso de gobierno revolucionario  que encarna lo que ha sido el fundamento y  sentido de nuestra lucha.  En la alborada donde reine la igualdad, la inclusión, la justicia social el nuevo Estado Socialista con todos los errores y fallas que iremos corrigiendo poco a poco, producto de la transición que vivimos.

Hoy nos enfrentamos a la honrosa tarea de conquistar una nueva y superior meta para  poner de manifiesto su superioridad en nuestro país haciendo avanzar con pujanza  la construcción del socialismo y en el tercer  ciclo que el Comandante denominó el ciclo del conocimiento, de la concientización, de la conciencia ideológica que debe llevarnos a la creación del hombre nuevo libre de vicios, de egoísmo, de envidia, de corrupción. Como dijo el Che “La Revolución y su fase socialista como forma superior del proceso histórico, no puede ser solo un fenómeno social, económico, y político tiene que ser junto a ello, un fenómeno de orden ético y moral, tiene que ser capaz en su teoría y su praxis de colocar al hombre en el centro de todas las transformaciones sociales y convertirlas así en sujeto activo y conciente de las mismas, de modificar su conciencia, sus valores, sus hábitos, su actitud hacia los demás hombres, hacia el trabajo y hacia la sociedad. No puede existir socialismo si en las conciencias no se opera un cambio que provoque una actitud fraternal frente a la humanidad tanto de índole individual, en la sociedad en que se construye o está construido el socialismo, como de índole mundial en relación a todos los pueblos que sufren la explotación imperialista”.

Como puedes ver creo tener la misma angustia que expresas, pero tal vez la edad y mi lucha de tantos años por lo que hoy estamos viviendo y que tal vez no pueda ver su total realización, pero tengo el convencimiento que mis hijos y mis nietos disfrutaran, es lo que me lleva a tener paciencia y fe en el futuro,  a  estar  identificado con la Revolución Permanente y a seguir creyendo  en el Socialismo como la única alternativa al capitalismo salvaje.

     ¡PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE!

     ¡VENCEREMOS!

José Candelario Sánchez
Candeche7@hotmail.com
Candeche7@cantv.net
26/02/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario