Puentes con el diablo?

Por • 23 Feb, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

Diálogo con la derecha reaccionaria cuya ideología fundamentalista es la destrucción del proceso revolucionario socialista y bolivariano me parece una contradicción en plena celebración de la victoria popular. ¿Cómo hablar de diálogo con quienes jamás han podido tender “puentes” ni siquiera entre ellos mismos? La elite oligárquica fundamentalista, racista y excluyente radicada en el país no hace sino servir a los intereses del Plan Colombia para debilitar por todos los medios disponibles nuestra revolución social.

No caigamos en el juego de la reacción furibunda que ahora pretende apabullarnos con una imagen de “victimas” porque les superamos por un 10% en las recientes elecciones refrendarias. Seguir este plan será caer en la red de las maquinaciones perversas de los cogollos contrarrevolucionarios que como decimos arriba, sólo expresan una idea fabricada en la CIA.

La enmienda deberá ser el puente para la profundización del proceso revolucionario y no para tender puentes a la decadente burguesía criolla lacaya de los imperialistas que están encima de nuestros recursos fundamentales. El SI rotundo del pueblo debe leerse no como una oportunidad para “dialogar” solitarios con un racimo de VENDEPATRIAS que sólo aspira a GASIFICAR el liderazgo de Hugo Chávez para acometer con su maquinaria mediática a fin de sistemática y exhaustivamente diluir, disolver, o en su defecto “congelar” al movimiento popular que cosecha éxito de manera pacífica.

Bajar la guardia ahora es darle chance a los que jamás en más de dos siglos han permitido ni siquiera respirar a las grandes mayorías excluídas de nuestra tierra; son los mismos que apoyan el magnicidio en Palestina, y no paran de chillar por la “falta de seguridad en su urbanización”; los mismos que hace 20 años apoyaron al gocho para que imponga un paquete de medidas que provocó esta revolución socialista y bolivariana. Y en honor a aquel 27 de Febrero no debemos caer en esta manipulación muy bien planificada contemplando la intervención de la derecha endógena para trazar líneas, puentes, diálogos. Pero nosotros sabemos que no hay peor sordo que el que no quiere oír.

Basta de improvisación y retrueques ideológicos para negarse a  profundizar en la revolución socialista y bolivariana. Debemos romper el cerco definitivamente y tender puentes con nuestras propias bases socialistas antes que con nuestros verdugos.

¡Patria Socialismo o Muerte!

¡Venceremos!

Mario Forti
Mforti9@cantv.net
23/02/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario