Memoria de aquel 27 de febrero de 1989 20 años después.

Por • 23 Feb, 2009 • Sección: Tribuna Abierta

Un fin de semana de celebración era 25 de Febrero de 1989 y a pesar de lo quebrada que estaba la economía, habíamos definido celebrar el  1er. Añito de mi sobrino Alex que los cumplió el 22 de Febrero y el mío propio que cumplía 23 años y fue un buena excusa para reunir a toda la familia el sábado 25 y así fue; entre el Viernes 24 y el Sábado 25 fue llegando la familia desde Puerto La Cruz, Santa Teresa, Petare y  Valencia, todos venían a la fiesta que se realizaría en el Bloque 43 de la Urb. Menca de Leoni en Guarenas donde viven mis padres doña Ana Rodríguez y el profesor Silverio Carmona justamente diagonal al Centro Comercial Miranda.

La Celebración: Llegó la hora de la fiesta y todos los hermanos y sobrinos habían acudido a la cita 9 hermanos y 12 sobrinos, además de los vecinos, recuerdo que en la tarde hubo piñata y en la noche vino la fiesta de los adultos, donde mandolina en mano, guitarra, cuatro y otros instrumentos se unieron para darle vida a aquel encuentro familiar que duro toda la noche deleitándonos con temas como Conticinio, El Totumo de Guarenas, Brisas del Torbe, Santa Lucia, entre otros; así como con otros temas mas modernos para la época como: Hotel California, Escaleras al Cielo o Bajando por el Rio. Fue pasando la noche y ya preparábamos un viaje de Playa para pasar la resaca y sería el día Lunes 27 de febrero cuando nos iríamos cada quien para sus casas.

Llego el 27 de Febrero de 1989, era el día de despedirnos y cada quien se iba a su trabajo  y las mujeres se irían a sus respectivas casas, pero un abusivo aumento de pasaje por parte de los choferes que cubren la ruta Caracas Guarenas, no lo permitió y los usuarios y usuarias que ya venían reclamando el aumento autorizado por el gobierno de CAP; se les colmo la paciencia ya que los muy descarados intentaban cobrar 60 Bs. Mas de lo acordado y esto unido a un comunicado que se venía entregando desde bien temprano por parte de la “Unión de asociaciones de Vecinos de Guarenas “ que invitaba a no pagar dicho aumento y a la vez convocaba a una reunión a las 5 pm para debatir dicho tema.

Los Recuerdos: No se puede borrar de mi mente aquellas imágenes cuando el pueblo arto de tanto abuso decidió tomar lo que le habían arrebatado desde siempre y un rio de personas en diferentes direcciones cargaban desde algunas sardina hasta monitores, neveras  y otros enseres ,el Centro Comercial Miranda era el escenario y desde niños hasta jóvenes, amas de casas , y padres de familia corrían despavoridos llevando algo a su casa para luego regresar por mas, en el terminal todo era confusión y hasta se quemaron algunas unidades y hasta se tranco la vía, en la calle Comercio un local que acaparaba Leche, Harina y Café para luego remarcarle el precio, era expropiado así como otros comercios luego los Canales de Televisión se encargaron de transmitir lo ocurrido y en pocos minutos toda Venezuela insurgia ante el abuso de el Fondo Monetario Internacional y su lacayo Carlos A. Pérez.

La Represión: La hora de la represión no se hiso esperar y tanto el ejercito como la Guardia Nacional y Policías salieron a las calles a reprimir a un  pueblo, atropellando y hasta matando sin darse cuenta que entre esos muertos y heridos estaban sus amigos y hasta familiares, inicialmente la acción policial era un  “Quítate tu para ponerme yo”, ya que se veían las llamadas “Perrera Municipal “ o “Jaulas” repletas de distintos enseres y Línea Blanca que no regresaron jamás a sus dueños, y los policías comenzaron a cargar con todo cuanto encontraron en los comercios y hasta pasaban al lado de algún herido o muerto pero eso para ellos no era importante en ese momento, “lo mas importante era el botín“ ya habría tiempo para cumplir con el mandato de reprimir al pueblo y encontrar culpables; en la tarde ya el Centro Comercial Miranda estaba tomado y era muy poco lo que se había salvado de la “Expropiación del pueblo” y del “Malandraje de los Cuerpos Policiales”, solo el Supermercado CADA había quedado intacto. Mientras la avenida Principal de la Urb. Menca de Leoni era ahora un rio de sangre, vidrios, cauchos quemados y cartuchos de distintos calibres así como bombas Lacrimógenas y todo aquello utilizado por “Los Cuerpos de Seguridad” para reprimir al pueblo.

Solicitud de Comida: El pueblo desde sus apartamentos gritaban que no tenían comida y que les permitieran salir a comprar con la garantía de sus vidas y lo que recibían como respuesta era descargas de balas de distintos calibres, incluso de las usadas para la guerra lo cual dejo nuestros edificios convertidos en coladores y convirtió en común localizar alguna bala en cualquier lugar de nuestros apartamentos.  

Toque de Queda y Suspensión de Garantías: cuando creíamos que todo había terminado, resulta que se puso peor la cosa ya que a los “Cuerpos Represivos” le dieron licencia para matar, fue así cuando comenzaron su peor arremetida y todo lo que se movía le disparaban ya que esa era la orden fue así como padres y madres de familia perdieron la vida por solo salir a buscar algo de comer para sus hijos.

El engaño: El día Miércoles con Megáfono en mano desde las tanquetas hacían un llamado a los vecinos de Menca de Leoni para que bajaran a hacer una cola ya que según ellos abrirían el CADA para la venta de comida y al llegar las personas a la avenida frente al bloque 43 los conminan a que hagan dos colas separadas las Mujeres  del lado izquierdo y los Hombres del  lado derecho, y luego de estar debidamente organizado según la solicitud de los “Cuerpos Represivos” la saña hace presencia en el escenario, nos tienden una emboscada y de ambas direcciones de la  avenida los cuerpos policiales arremeten a perdigonazos a la cola donde estaban los hombres provocando gran cantidad de heridos, algunos muertos y dejando con discapacidad visual y de otras índoles a ciudadanos que solo atendieron al llamado para llevar algo de comer a sus hogares.

El resultado: Varios muertos, infinidades de heridos comercios destrozados, autobuses quemados y la memoria de un pueblo que alzó su voz  para gritarle al mundo que “La patria de Bolívar no soportaba mas humillación y mucho menos hambre”

La Vivencia: Como familia nos tocó vivir quizás por causalidad todos unidos los avatares de un gobierno que disfrazado de democrático y amparado en la representatividad imponía ante el pueblo todo cuanto le solicitaban desde el norte pasando por encima de los derechos humanos consagrados en tratados internacionales e incluso en nuestra propia carta magna, hoy somos en su totalidad militantes de la Canción necesaria y en nuestro repertorio musical cuando estamos reunidos, no faltan temas como “Techos de Cartón”, “Canción Mansa para un Pueblo Bravo”, “No Basta Rezar”, “Coquibacóa” “Don Samuel” entre otras que llevan intrincito el mensaje revolucionario. 

    
 

Edgar Carmona y Manuel Salvarán
edgarcarmona@hotmail.com
23/02/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario