Infeliz Eurosinvergüenza español Luís Herrero, ganó el Premio “Cigüeña Cabezapelá”- por ofender a Venezuela

Por • 21 Feb, 2009 • Sección: Reflexiones, Tribuna Abierta

Todo tiene un fondo y una superficie. Las cosas livianas sobrenadan en la superficie mientras que, las pesadas, se van al fondo.

La piedra siempre está en el fondo del río; mientras que, las hojas, flotan y son vapuleadas por el viento y por la corriente. Si no hubiese desequilibrio en el espacio, el río no correría y las hojitas permanecerían inamovibles sobre las aguas tranquilas, luego, algunos desequilibrios son buenos para que las cosas anden. Mas, hay que saber distinguir la hoja de la piedra, lo bueno de lo malo, lo superficial de lo profundo y, siga por ahí.

Los desequilibrios informativos que la oposición comemierda venezolana urde para meternos en una guerra civil, son otra cosa; se trata, en tales casos, de actos criminales.

Fijaos. Apoyado en esa prensa embusterosa, ese parásito feliz llamado Luís Herrero, para más señas, Eurosinvergüenza, digno arquetipo del Parlamento Europeo- espejo político de la Unión Europea-vino a nuestra sagrada patria, a faltarnos el respeto, con la anuencia de esa oposición enloquecida pero, afortunadamente, el CNE le paró los mochos y lo mandó al carajo.

No obstante, es indispensable ir más lejos y exigirle al tal Parlamento Europeo una disculpa, además de que amarren a su loco.

Estimo que hasta tanto no tengamos una respuesta satisfactoria, debe prohibírsele a todo Eurosinverguenza, venir de observador a nuestra patria, en cualquiera futuro evento electoral.

Las instituciones del Estado Venezolano deben dejar de lado la mojigatería. Ya basta de pusilanimidad, la búsqueda de una nueva sociedad demanda el rompimiento con los viejos patrones, la diplomacia basada en expresiones tan codificadas evita que el común de nuestra gente se interese en descifrar el mensaje y eso es lo que la oposición quiere, enredar el mensaje, entonces, vamos a hablar claro.

Con eso de las comunicaciones, La Humanidad ha entrado en una dimensión inabarcable para muchos, entre los cuales, me encuentro.

Mire usted, por ejemplo: “El Mundo” cierra una etapa y, es obvio que para pasar de un mundo a otro se necesita una clave, ¿cuál es la clave?- la clave debe ser la verdad, mas, es el perfeccionamiento de la mentira lo que parece abalanzarse contra el pueblo. Fíjese usted que hasta los sinvergüenzas de la Conferencia Episcopal andan pidiendo cacao pero, lo que hay que darles es ¡kw4+¨ñ%/%;+! por ese trasifáctico.

Es que el referido Euroembustero es ficha de los eurobuscadores- del alto clero venezolano- que andan necesitados de una pausa para reponerse de la derrota y reasumir su criminal arremetida contra el pueblo trabajador; es por lo que hay que darles julepe.

Si los sinvergüenzas quieren un “Oscar”, pueden irse derechito para Hollywood, es que si vienen a echar vainas para acá, lo que vamos a darle es la “Cigüeña Cabezapelá”

Guillermo Guzmán
oceanoatlanticoguillermo@gmail.com
21/02/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario