Sociólogo francés dice que enmiendas en Europa y EE.UU. no se consultan con el pueblo

Por • 7 Feb, 2009 • Sección: Noticias Nacionales

“El hecho de que acá en Venezuela por una simple enmienda convoquen a referendo popular constituye una oportunidad muy grande para todos los venezolanos de poder expresar su voluntad mediante el voto. En la gran mayoría de los países de Europa y en Estados Unidos, las enmiendas no se consultan con el pueblo al momento de ser aprobadas”, manifestó el sociólogo Migus.

Así lo comunicó el periodista y sociólogo francés Roman Migus, radicado en Venezuela desde hace cuatro años, durante una entrevistas exclusiva a ABN, durante la cual recordó que los debates sobre la enmienda actualmente no se dan sólo en Venezuela, sino también en la ciudad de Nueva York y en el seno de la Unión Europea.

“En Nueva York, el alcalde Michael Bloomberg planteó cambiar una ley local que limita a dos los períodos para el jefe de la alcaldía, puesto que tiene la intención de postularse nuevamente, pero la pretensión es hacerlo en el seno del Cabildo Metropolitano de la ciudad”, manifestó.

En ese sentido, Migus acotó que el New York Time escribió un editorial donde se pronunció a favor de la no limitación de mandatos y de la posibilidad de cualquier ciudadano de postularse las veces que quiera a una elección.

“Sin embargo, el mismo diario también sostuvo que esa decisión no debía pasar por referendo popular, sino lograrse en una discusión interna del Cabildo, porque lo consideran un asunto que no le interesa al pueblo, y en caso de convocarlo asegura que reinará la abstención”, denunció el periodista francés.

Por otra parte, recordó también cómo en 2005 hubo un proyecto de Constitución Europea, y que de los 27 países que integran la Unión Europea, sólo 3 llamaron a referendo -Francia, Holanda y España- y en el resto de los países se aprobó vía parlamentaria o administrativa.

“En Francia y Holanda fue rechazada la propuesta, en España se aprobó e Irlanda se abstuvo. Como se necesita la aprobación de todos los miembros para su promulgación, la UE modificó la propuesta, la redefinió Tratado de Lisboa, pero ahora fue en Irlanda donde se rechazó”, puntualizó.

Lo curioso es -prosiguió Migus- que en Francia, el presidente Nicolás Sarkozy la hizo aprobar vía parlamentaria, a espaldas del pueblo, sin llevarla a referendo por miedo a perder nuevamente.

“Y se trataba de una reforma profunda de la Constitución Francesa, no de una simple enmienda, incluso alteraba la geometría del poder francés que tiene más de 200 años vigente. Y los ciudadanos franceses no pudieron pronunciarse”, señaló.

Ante estos casos simbólicos, el sociólogo francés consideró que los venezolanos y venezolanas tienen una suerte enorme, al poder decidir los destinos de su país a través del voto directo y secreto.

Gabriela Gurvich
ABN, YVKE Mundial
07/02/2009



Tu opinión es importante. Escribe un comentario